Hoy empieza todo

11 May

“Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres.”

Pitágoras

.

.

Hoy empieza todo

.

Hoy empieza todo.

Año: 1999.

Director: Bertrand Tavernier.

Reparto: Philippe Torreton, Maria Pitarresi, Nadia Kaci, Véronique Ataly, Nathalie Bécue.

Filme

.

            Ver Hoy empieza todo es, de por sí, una experiencia tremendamente conmovedora. Es una película que, desde la absoluta credibilidad, primero incomoda, luego indigna y, por último, inesperadamente, emociona, si bien con la suficiente honestidad y sentido común como para que no se entierren, ni mucho menos, las sensaciones antes descritas.

Pero esa frágil aunque reconfortante brisa veraniega de esperanza que propone la conclusión de Hoy empieza todo se desvanece cuando, una vez terminado el trance de su visionado, uno abre el periódico y observa el panorama actual. Y se caga en la puta madre de más de uno. Y cree necesario –mejor dicho, obligatorio-, repartir este extraordinario filme, rodado hace ya 15 años, entre portales de viviendas, aulas de enseñanza, comités de educación, instituciones públicas en general y torres de marfil en particular.

            A través del año escolar de un director de un escuela primaria y desde el foco de la Francia minera y depauperada, Hoy empieza todo dibuja un complejo y maduro fresco sobre el estado de la educación y la sociedad gala –que podría extrapolarse sin problemas al resto de Europa-. Como es natural, en aras de reflejar de manera más completa la problemática existente, el guion acumula una quizás –y solo quizás- inusual cantidad de casos dramáticos. Sin embargo, la veracidad que desprende su exposición queda fuera de toda duda.

La puesta en escena de Tavernier –de reminiscencias documentales en su estilo, insobornablemente comedida, ajena a sensacionalismos y a la pornografía emocional-, así como la ejemplar actuación de Philippe Torreton –del reparto al completo, siendo justos, en especial los chavales-, consiguen trasmitir con devastadora pureza la verdad de las situaciones reflejadas y su desoladora repercusión sentimental. Salvo contadísimas y perfectamente disculpables excepciones, el libreto logra burlar la dificultosa amenaza de caer en lo discursivo.

            La cinta suscita la polémica desde una postura comprometida e idealista –la de su personaje principal-, pero no por ello menos matizada y contextualizada. En este sentido -y por su puesto con cada una situada en su propio ecosistema y con las posibilidades y restricciones de su formato-, bien valdría equiparar a Hoy empieza todo con la cuarta temporada de la monumental The Wire. Siempre con la verosimilitud emocional, política y social por delante, el afilado objetivo de Bertrand Tavernier escruta entre los entresijos de un país en descomposición, cuya podredumbre ataca sin piedad a sus mismas raíces: los niños, el futuro. La parte más vital y, a la vez, más vulnerable.

            Obviamente, en el desarrollo del relato uno tiende (y debe) sentirse identificado con el combativo e inconformista director, pero eso no significa que la obra se mueva entre blancos y negros.

Ningún individuo, ninguna capa de la sociedad está libre de pecado ni, por otro lado, tampoco es condenable en su totalidad. Un soñador maestro puede combinar su lucha con prosaicas y molestas ambiciones pequeño burguesas; de un padre sumido en el alcoholismo también puede surgir un feliz gesto de ternura; los políticos que solo hablan en conceptos vacíos y difusos porcentajes pueden asimismo tener las manos atadas a causa de la deshumanización y el absurdo que, sabe Dios cómo, se ha apoderado de la mal llamada civilización occidental –de ahí el pavor que despierta contrastar los hechos del argumento con la enfermiza realidad presente-.

            Una obra maestra desgarradora que no se debe olvidar.

 

Nota IMDB: 7,5.

Nota FilmAffinity: 7,6.

Nota del blog: 10.

Anuncios

12 comentarios to “Hoy empieza todo”

  1. Sergio 11 mayo, 2014 a 19:35 #

    Me dijo alguien en su momento que la película tendría que haberse desarrollado en un instituto de secundaria, pero años más tarde ya hemos tenido “La clase”, lo que nos enseña a que las películas hay que valorarlas por lo que son y no por lo que tendrían que haber sido, porque ya habrá otra película que lo sea. Yo de la de Tavernier me quedo con la necesidad de organizar pequeños gestos para levantar el ánimo de un oficio mecanizado (una especie de festival creo que era, hace 15 años que no la veo), y me quedo con la autenticidad de un padre/maestro que patina con la propia educación de su hijo.

    • elcriticoabulico 12 mayo, 2014 a 13:38 #

      A mí me parece buena decisión ambientarla en la primaria: refuerza el mensaje del desamparo de los más inocentes y los más débiles. Ese pequeño festival es uno de los puntos clave para crear los precioso claroscuros de esta soberbia película. Es un gran detalle, estás en lo cierto.

  2. altaica 11 mayo, 2014 a 20:08 #

    Espléndida crónica sobre una película que tuve ocasión de revisar recientemente, pues en su día me emocionó y quería ver qué tal había aguantado estos últimos quince años.

    No me llegó a gustar tantísimo como la primera vez que la vi, fundamentalmente en la superficie, esto es, en aspectos que en absoluto lastran una espléndida película. Tan solo matices de cierta ejecución formal con algunos movimientos de cámara que no me gustaron demasiado, si bien le dan ese tono, como bien indicas, casi documental o de reportaje. Y un metraje algo excesivo que en sí mismo no dice nada en contra, pero que analizado tengo la sensación que hay bloques excesivamente dilatados. Nada que perjudique en demasía una sobresaliente película que está más vigente que nunca y que viene a demostrar que a penas nos despistemos un solo instante, hay muchos que están esperando para retroceder a costa de lo que sea, incluso afectando a lo básico y esencial de una sociedad sana.

    • elcriticoabulico 12 mayo, 2014 a 13:40 #

      Yo no la había visto y me revolvió de arriba a abajo. Cuando haga la revisión determinaré si continúa esa sensación, pero creo que en una película de este tipo, con un mensaje tan lúcido y potente, la forma pasa claramente a un segundo plano de importancia. De ahí que, como dices, esos pequeños fallos a los que aludes con tino no consigan afear la grandeza del filme.

  3. Dessjuest 12 mayo, 2014 a 09:57 #

    La comparación con la cuarta temporada de “The Wire” me ha convencido por completo, me la encargo.

    • elcriticoabulico 12 mayo, 2014 a 13:42 #

      La comparación se establece salvando las distancias, obviamente, pero creo que también merecida. Yo creo que te va a gustar (aunque no sea una película que “se disfrute” en sentido estricto).

  4. JVilloria 13 mayo, 2014 a 17:24 #

    Le das el 10, motivo más que suficiente para apuntarla en la lista de “películas que ver en cuanto pueda”. Y más si la comparas con la que quizás sea la temporada más interesante de esa pedazo de serie que es ‘The Wire’. A ver si cae pronto, gracias por la recomendación!

  5. pastiva 23 mayo, 2014 a 10:02 #

    La vi en su momento y me pareció una gran película, gracias por recordarlo.

  6. Dessjuest 5 junio, 2014 a 19:17 #

    Sí que aguanta la comparación con la cuarta temporada de “The Wire”, por lo de evitar mostrar una solución fácil a un problema tan complicado, la interactuación con la política también me recordó mucho a la serie, aunque ya lo dejas ver en la entrada.

    Una peli dura, incómoda de ver, pero me quedo con una frase tuya: ajena a sensacionalismos y a la pornografía emocional, es algo que cada vez aprecio más en una peli, es quizá la gran pega que le veo a alguna, a ello me dedicaré muy pronto hablando de “La Lista de Schindler”.

    El público no es tan gilipollas como para que necesite un director trucos musicales o visuales, excesos interpretativos y demás para que comprenda el dramatismo de las situaciones, esta peli en ese sentido lo borda, te muestra lo que hay, tú decides.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: