El foco de la tempestad

5 May

Tormentas familiares para la sección DVD de Cinearchivo.

.

.

“Ama a tus padres si son justos; si no lo son, sopórtalos.”

Publio Siro

.

.

El foco de la tempestad

.

El foco de la tempestad.

Año: 2011.

Director: Fred Schepisi.

Reparto: Charlotte Rampling, Geoffrey Rush, Judy Davis, Alexandra Schepisi, Helen Morse, Maria Theodorakis.

Tráiler

.

            Como les sucedió a los Amberson de El cuarto mandamiento, la gloria de los Hunter se apaga. En el foco de la tempestad es la crónica de la extinción emocional, moral y probablemente física de una familia y de una manera de entender la vida, así como una especie de recorrido tortuoso orientado a la consecución de una catarsis atípica aunque definitiva.

            Ambiciosa producción australiana, liderada en el elenco por dos de los más internacionales actores de la escena local, Geoffrey y Judy Davis, y una imperecedera dama inglesa, Charlotte Rampling, En el foco de la tempestad es la adaptación de la novela homónima de Patrick White, autor que recibiría el Premio Nobel de Literatura en ese mismo 1973 en el que se había publicado la obra a la que aludimos. Uno de los libros de referencia en la cultura del país austral en definitiva, compuesto por un escritor inmerso en la búsqueda minuciosa e insaciable del sentido de la soledad del hombre.

            El filme, que captura los días finales de una matriarca moribunda y sus dos hijos, náufragos todos ellos del fracaso existencial, conserva en su guion y su realización visual una similar profusión de pequeños detalles, los cuales se constituyen en las pinceladas que retratan al mismo tiempo a los turbulentos personajes del relato y a la hiriente atmósfera sentimental que los circunda: hostil, enfermiza, estéril y opresiva a pesar del boato de los interiores y de la exuberancia de los escenarios naturales; pesimista y decepcionada incluso en los tenues claros que ofrece la memoria de una infancia cercenada. Las intromisiones de estas reminiscencias repentinas presentan no obstante el único reducto libre de imposturas y disimulos, refugio y remanso de paz frente a la tormenta del presente y los irreparables traumas de un pasado más cercano en el tiempo.

            Jugueteando con el riesgo de resultar redundante en su estudio de caracteres, la narración dibuja así a una anciana egoísta y depredadora (Rampling), ajena a la necesidades afectivas de su descendencia, en concreto las de una hija (Davis) a la que avasalla sin piedad después de usurpar su juventud. A partir de esta descripción, el argumento de En el foco de la tempestad carga contra la institución familiar como fuente de alienación. Una farsa cruel en la que sus absurdos protagonistas se esconden detrás de maquillajes, pelucas, máscaras, lenguas extranjeras y mentiras mal disimuladas. La comparación con el teatro, de hecho, se realiza en muchas ocasiones mediante metáforas –su uso es frecuente y un pelín obvio a lo largo del metraje-, pero también de manera literal.

            Fred Schepisi, parte de ese grupo de cineastas de la pujante industria australiana de los setenta que lograría hacer las américas -si bien sin elevarse por lo general sobre la mediocridad en sus productos-, desarrolla una puesta en escena poco lucida, que trata de esquivar cierto deje de teatro filmado a través de movimientos no demasiado estridentes aunque sí bastantes inexpresivos y en buena medida incapaces de agregar mayor relieve al argumento.

La predominancia del texto en el peso de la función sirve de excusa para restar parte de la importancia de este defecto, si bien en puntuales ocasiones también contribuye a subrayarlo a causa de algunas líneas de diálogo un tanto literarias, rígidas o afectadas que el libreto, trabajo de la actriz y guionista Judy Morris, más habituada a las producciones de corte infantil y juvenil como Babe, el cerdito en la ciudad y Happy Feet, rompiendo el hielo, no logra domesticar del todo, cinematográficamente hablando.

            Por el contrario, las excelentes prestaciones de un reparto de garantías, implicado y cómplice, además del exhaustivo retrato familiar, generacional y de unas intimidades humanas universales, subsanan sin problema estas citadas objeciones.

.

Nota IMDB: 6,1.

Nota FilmAffinity: 5,1.

Nota del blog: 6,5.

Anuncios

2 comentarios to “El foco de la tempestad”

  1. plared 6 mayo, 2014 a 08:05 #

    La típica película con todo para gustar. En cuanto se ponga a tiro la veré sin duda ya que si te digo la verdad, ni sabia que existía. Cuidate

    • elcriticoabulico 7 mayo, 2014 a 01:36 #

      Tiene más potencial del que se le exprime. Se queda en una película correcta. Si la ves, ya me contarás. Un saludo, Plared.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: