Regeneration

4 May

Originalmente, para la sección DVD de Cinearchivo.

.

.

“Desde 1914 a toda persona consciente de las tendencias mundiales ha preocupado mucho lo que parece ser una marcha predestinada y predeterminada hacia desastres cada vez mayores. Eso ha llevado a muchas personas serias a opinar que no se puede hacer nada para evitar que nos precipitemos en la ruina.”

Bertrand Russell

.

.

Regeneration

.

Regeneración.

Año: 1997.

Director: Gillies MacKinnon.

Reparto: Jonathan Pryce, James Wilby, Jonny Lee Miller, Stuart Bunce, Tanya Allen.

Tráiler

.

            La Primera Guerra Mundial, de cuyo comienzo se cumple este año 2014 su centenario, fue el primer lanzazo en el costado de la orgullosa Europa del siglo XX, maravillada por su conquista imperial del mundo, el desarrollo industrial de sus países, la pujanza de sus reinos -aún absolutistas unos, con gran pujanza de las élites nobiliarias y militares otros-, y por el ya longevo periodo de paz que gobernaba el continente, al menos en lo que a sus principales potencias respecta.

La Primera Guerra Mundial es la guerra simbolizada por las trincheras; la del lodo, la gangrena y el gas mostaza. La guerra que había de ser resplandeciente y fulgurante y que terminó enquistándose lo largo de cuatro infernales años y alrededor de ocho millones de cadáveres. La guerra de las masacres brindadas al absurdo, la del sacrificio orgiástico e insensato de millones de peones, siempre alentado por mandos obnubilados y ebrios en su megalomanía de maquetas y figurines de plomo. El horror moderno.

            Regeneration abre sus fotogramas con un travelling en picado sobre esa imagen impresa a fuego en la memoria colectiva: cadáveres insepultos entremezclados en el frío barro con cuerpos agonizantes que se retuercen presos de espantosas heridas. El hombre en su punto más bajo. Una fiera despojada de sesos, que se arrastra desesperada en las heces de su miseria.

En su desarrollo, el filme bucea sin embargo en las trincheras interiores de un grupo de soldados británicos confinados en un idílico manicomio escocés. Un bucólico remanso de paz, dominado por la tranquilidad y los tibios colores del ocaso, que queda roto de inmediato por la alienación de los internos, víctimas de un tipo de lesiones imposibles de percibir a simple vista.

            La regeneración a la que alude el título, entonces, no se refiere tanto a la sanación mental de los internos como a la recuperación del sentido común por parte del director del centro, el capitán William Rivers (acertado Jonathan Pryce), un psicólogo tan cargado de humanidad como convencido de los nobles propósitos de su patria para continuar la lucha al precio que sea, y que no duda en cumplir resignado las órdenes de sus superiores aunque ello implique perpetrar una vergonzosa farsa.

Y con él, es la regeneración de toda una sociedad británica devastada o enajenada.

De igual manera, el dibujo de su antagonista, un militar que combate mediante manifiestos por detener la barbarie –no cuesta identificar en él una pequeña sombra del coronel Dax de la inmortal Senderos de gloria-, se compone desde el claroscuro: se declara no pacifista y lo mismo defiende la inutilidad del conflicto como apuesta con eficiencia castrense por soluciones rápidas y tajantes como el asesinato del Primer Ministro británico, cabeza que aúna a los responsables directos de la barbarie, ese generalato embebido de sangre ajena. Aquel que, contradictoriamente, glorifica otro tipo de locura, el arrojo psicótico del soldado, como la más alta distinción del militar.

            Piedra angular del guion, fundamental para su éxito, el texto logra cargar de razones verosímiles a su protagonista –más allá de lo acertadas o erróneas que a uno le puedan parecer- sin restarle un ápice de su filantropía. Por ello, su evolución durante el metraje, determinada por la empatía, precisamente uno de los rasgos definitorios del ser humano, resulta creíble y estimable.

La realización, ligeramente académica, logra destacar por la composición de atmósfera, más intensa y crispada en los duelos dialécticos; sosegada y pacífica en los eventuales intercambios poéticos; oscura, nerviosa y gélida durante los traumáticos flashbacks bélicos -deslucidos por cierto a causa de su introducción, un tanto pedestre-. Así las cosas, Regeneración confía su potencial al firme y matizado retrato humano y de personajes, construido sobre las estrechas relaciones sentimentales que se dan entre los mismos –a su vez supeditadas al buen hacer del elenco-, y sobre el convencido y ponderado carácter antibélico de su discurso.

            Una notable aproximación al inconcebible y sobrecogedor horror de la guerra desde un punto de vista más sugerido que epatante; íntimo e introspectivo.

 

Nota IMDB: 7,2.

Nota FilmAffinity: 6,3.

Nota del blog: 7.

9 comentarios to “Regeneration”

  1. E. J. Castroviejo 5 mayo, 2014 a 01:44 #

    Cuántas joyas por descubrir nos desentierras en tu blog, esta tiene muy buena pinta.

    • elcriticoabulico 5 mayo, 2014 a 15:39 #

      Tampoco cosechó críticas excelentes, pero me parece una cinta hecha con esmero.

  2. Dessjuest 5 mayo, 2014 a 15:25 #

    A esta acuerdome que le dediqué hasta una entrada en el blog, me gustó, la vi por la imagen de la carátula, principalmente claro, que el tema que toca me interesa bastante, tampoco es de las que dejan excesiva huella, me gustó y punto que se suele decir🙂

  3. Steven marqués 5 mayo, 2014 a 19:11 #

    Una película que me gustó. Muy cerca de la estructura literaria. Una historia creible por el sentido real del drama humano. recuerdo que me impactó la escena del soldado desnudo, enloquecido en medio de esa síntesis guerra/horror. La he vuelto a ver varias veces. Un saludo.

    • elcriticoabulico 6 mayo, 2014 a 00:42 #

      Una imagen poderosa para comenzar con fuerssa la película, sin duda. Además expresa muy bien un horror indecible que perdura aún fuera del contexto de la trinchera. ¡Un saludo y gracias por pasarte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: