Archivo | 12:18

Twin Peaks: fuego camina conmigo

11 Abr

“Echo de menos al agente Cooper.”

Kyle MacLachlan

.

.

Twin Peaks:

fuego camina conmigo

.

Twin Peaks, fuego camina conmigo.

Año: 1992.

Director: David Lynch.

Reparto: Sheryl Lee, Robert Wise, Moira Kelly, Chris Isaak, Kiefer Sutherland, Pamela Gidley, Kyle MacLachlan, Frank Silva.

Tráiler

.

            A comienzos de los noventa, antes de la reverenciada Edad de Oro de la televisión representada por Los Soprano, The Wire, Breaking Bad o Juego de Tronos, David Lynch y Twin Peaks anticipaban la ficción televisiva de autor entendida también como fenómeno sociológico a nivel planetario.

            Creada junto a Mark Frost, aunque en perfecta coherencia con su particularísima sensibilidad, en Twin Peaks Lynch se servía del misterioso asesinato de Laura Palmer para ensayar una indagación acerca de la naturaleza dual del ser humano, una confrontación entre la realidad cotidiana y la fantasía del sueño y la muerte, un ataque frontal contra la idealizada idiosincrasia del entorno rural norteamericano, una subversión esotérica e irónica del thriller, una apropiación entusiasta de la mitología y el folklore americano y una sátira sobre el melodrama y del culebrón televisivo (entre muchas otras cosas).

Debido en parte al desinterés de Lynch, embarcado en el rodaje de Corazón salvaje, y del lógico agotamiento de la trama tras la resolución del caso, Twin Peaks cerraba su segunda y dilatada temporada -22 capítulos- con un ‘cliffhanger’ en toda regla, cálculo de sus artífices para alentar la muy improbable renovación de la serie.

            Un año después de su cancelación, Frost y Lynch -que también se arrogaría funciones de director-, producirían un filme basado en la extinta serie, Twin Peaks: fuego camina conmigo. Preludio, revisión y en cierta manera conclusión de la anterior, Twin Peaks: fuego camina conmigo recrea la investigación del homicidio de Teresa Banks –profusamente citado en la serie como precedente de similares circunstancias- y los últimos días de vida de la icónica Laura Palmer (Sheryl Lee).

            Habida cuenta de que el universo de Lynch posee sus propias normas, no resulta descabellado pensar que a la película se le puede conceder un visionado autónomo, desligado de su matriz. La turbulenta relación de Laura Palmer con su entorno queda expresada además con una notable capacidad de síntesis, si bien algunos personajes en particular –la mujer del tronco, el hombre manco, Annie Blackburn- quedarían entonces reducidos a mero ejemplo del extravagante y a veces arbitrario surrealismo del autor.

Concentrado sobre todo en ese cruce de dimensiones antitéticas de realidad y moralidad, Twin Peaks: fuego camina conmigo mantiene las constantes vitales de su original en capítulos: el reverso oscuro de una postal idílica, la manifestación mística del doppelgänger, la perturbación provocada desde la vista por medio del color y desde el oído por medio del ruido y la música –la extensa escena en el bar-, etcétera.

            No obstante, para ser más exactos, el filme apenas aporta elementos de interés a lo ya visto y conocido. Como si se tratase de un extra primero descartado y luego añadido a una serie que, por otro lado, finalizaba un poco pasada de rosca. En cambio, se echa mucho de menos la intriga, el humor y en especial la descomunal capacidad de fascinación que se había exhibido en la pequeña pantalla; así como, en lo que respecta al visitante repetidor, a alguno de sus pintorescos lugareños (oh, Audrey Horne…).

            El relato de la consabida destrucción de Laura Palmer, desnuda por tanto de su enigma esencial, no consigue justificar un metraje superior a las dos horas, por lo que la propuesta acaba por estancarse y aburrir. A menos que uno sea un nostálgico irredento de la serie.

 

Nota IMDB: 7,2.

Nota FilmAffinity: 6,7.

Nota del blog: 4,5.

A %d blogueros les gusta esto: