Archivo | 15:45

Este contraveneno del Oeste (Ashes of Time)

9 Mar

“En las películas, las diferencias las marca el director, no el argumento.”

Akira Kurosawa

.

.

Este contraveneno del Oeste (Ashes of Time)

.

Este contraveneno del Oeste (Ashes of Time).

Año: 1994.

Director: Wong Kar-Wai.

Reparto: Leslie Cheung, Tony Leung Ka Fai, Brigitte Lin, Maggie Cheung, Tony Chiu Wai Leung, Jacky Cheung.

Tráiler

.

            No solo Francis Ford Coppola se atrevió a revisar y reeditar una de sus obras maestras, Apocalypse Now, para configurarla de acuerdo con la evolución de su sensibilidad cinematográfica, cultivada por la experiencia. Catorce años después de su estreno original, el cineasta chino Wong Kar-Wai decidía elaborar su versión ‘Redux’ de Este contraveneno del Oeste (Ashes of Time), su primera incursión en el wuxia, el género histórico caballeresco y de artes marciales chino; un auténtico fracaso de taquilla en su día.

            Al contrario de lo habitual en la estajanovista industria hongkonesa, Wong Kar-Wai, cineasta minucioso y perfeccionista, se había tomado un par de años en elaborar esta obra con la que trasladaba el wuxia a su territorio particular, siempre preocupado por la relación entre las quebradizas y explosivas pasiones humanas y el inmisericorde tiempo que todo lo devora.

Es por tanto una cinta que, más allá del vestuario y la imaginería correspondiente, no presta demasiada atención a su contexto histórico, el siglo XII, para en cambio potenciar el aspecto universal de un relato fragmentado y laberíntico, ambientado en un escenario de grandilocuente presencia mitológica, cósmica y telúrica, observado y regido por los astros, desarrollado en un espacio colosal y sobrecogedor, determinado por el curso de las estaciones y el choque entre esencias antitéticas o complementarias.

No obstante, esta pretendida estructura capitular no se ciñe a las servidumbres de la narración aristotélica. Este contraveneno del Oeste plantea un discurso basado en las sensaciones, en la colisión casual o predestinada de las emociones de los distintos personajes. Su cronología interna transcurre libre e inaprensible, a imitación de una historia repetida ad eternum.

            Anticipación de la vertiente más estilizada y esteticista del género, aquella que pocos años después exportará al bárbaro Occidente el triunfo de Tigre y dragón y otras películas como Hero o La casa de las dagas voladoras, Este contraveneno del Oeste, una obra en ocasiones desmesurada y en exceso recargada en sus arrebatos operísticos, exacerba el potencial estético del impresionante desierto de Gobi mediante un tratamiento cromático de tonos incendiados, fantásticos, y explota las virtudes de una espectacular iluminación en el rodaje de los trabajados escenarios interiores, productos ambos del entendimiento entre Wong y su fiel director de fotografía, el australiano Christopher Doyle.

            Los personajes del filme viven, aman y desaparecen bajo la aplastante inmensidad del cosmos y de su Destino preestablecido, entrelazado por el azar. Wong propone una exploración del amor y el desamor como perpetuo juego entre contrarios, establecido por la oposición antagónica aunque amistosa entre Ouyang Feng, futuro señor del Poniente, un cínico intermediario de mercenarios martirizado por el recuerdo de una deuda romántica, y Huang Yaoshi, futuro señor del Levante, entregado al olvido como manera de sanar sus profundas cicatrices sentimentales.

Alrededor de esta dicotomía primigenia y de la sede de su encuentro –la gruta establecida como base de operaciones por el primero de ellos-, surge un puñado de individuos y de relaciones incardinadas que ofrecen con su testimonio nuevas variaciones acerca de esta naturaleza dual, inapelable y en continua lucha, guía a su vez para la íntima indagación afectiva del taciturno Ouyang Feng, nacido bajo el influjo del eclipse y, por tanto, condenado a la penuria amorosa.

 

Nota IMDB: 7,2.

Nota FilmAffinity: 6.

Nota del blog: 7.

A %d blogueros les gusta esto: