Scanners

24 Ene

“El cine es una fusión entre la tecnología y la mente humana.”

David Cronenberg

.

.

Scanners

.

Scanners.

Año: 1981.

Director: David Cronenberg.

Reparto: Stephen Lack, Michael Ironside, Jennifer O’Neill, Patrick McGoohan, Lawrence Dane.

Tráiler

.

          Para David Cronenberg, cuerpo y mente son un campo de batalla. Una constante recurrente en su filmografía y que en Scanners alcanzaría una de sus manifestaciones más populares, aquella que le abriría la puerta a Hollywood y le facilitaría la posibilidad de acometer unos cuantos proyectos previamente descartados por exigencias presupuestarias.

          A comienzos de la década de los ochenta, la telepatía y la telequinesia eran temas de gran ascendencia entre el público debido al éxito que Brian de Palma había alcanzado con Carrie, adaptación del debut literario de Stephen King. Cronenberg, que ya había acariciado las posibilidades de estos fenómenos parapsicológicos en su mediometraje Stereo y en un borrador de guion, Telepathy 2000, que había enviado a Roger Corman sin obtener mayor respuesta por parte del rey de la serie B estadounidense –a pesar de lo cual, dicho texto germinaría después de unas cuantas mutaciones en La carrera de la muerte del año 2000-, veía ante sí un campo abonado para dar salida a estas inquietudes gracias al apoyo financiero del equipo de productores compuesto por Victor Solnicki, Pierre David y Claude Heroux, satisfechos por el buen entendimiento y los resultados económicos favorables obtenidos por su anterior colaboración, Cromosoma 3 -filme en el que, precisamente, los delirios de una mente perturbada se materializaban en forma de criaturas aberrantes-.

          Scanners es una de las cintas de David Cronenberg que con mayor facilidad pueden encuadrarse dentro de los márgenes de la ciencia ficción pura. En ella hacen acto de presencia unas cuantas claves habituales en la obra del cineasta canadiense –el citado duelo mortal entre psique y carne, los efectos perniciosos de la experimentación, la tragedia del científico devenido en ‘mad doctor’, las siniestras y megalómanas corporaciones, la conexión fraterna- y tiene el privilegio de poseer una de las escenas más sanguinolentas y conocidas de la misma, que ya es decir –la celebérrima explosión de una cabeza-.

De tal modo, es curioso que, a pesar de ello, Scanners no sea una cinta especialmente intensa, malsana y pesimista, los rasgos que con mayor fortuna logra imprimir Cronenberg a sus criaturas, angustiosas e inmisericordes para con el espectador. En cierta manera, las pulsiones enfermizas que trata de despertar Scanners permanecen siempre en la superficie del relato, sin calar hasta los huesos y el ánimo, caso podría darse en ejemplos más o menos agraciados como Cromosoma 3, Videodrome, La mosca o Crash, donde la sensación de repulsa no provenía tanto de los impactantes efectos visuales –que también, por supuesto- sino por el trasfondo social, moral y emocional del argumento, capaz de lograr una cierta trascendencia en su mensaje y activar una cáustica mirada crítica dirigida contra la decrépita civilización occidental contemporánea.

          Scanners apunta su arsenal a la epidermis del espectador. La trama que sustenta la película es sencilla y directa: un hombre con poderes telepáticos es reclutado por el científico de una turbia institución armamentística para aprender a dominar sus descomunales cualidades innatas, adquirir la responsabilidad que exige su naturaleza extraordinaria y, con ello, derrotar a su némesis malvada, quien aspira a controlar el mundo o a arrasar con él.

Es decir, una plantilla base de la que, en realidad, podría surgir cualquier relato superheroico hollywoodiense: el enfrentamiento entre el Bien y el Mal ejecutado por las dos caras de una realidad dual, por ello mismo maniqueo y con escaso margen, poco aprovechado a su vez por el libreto, para la profundización en la psicología de los personajes –este ya sí un aspecto decididamente infrecuente en el cine de Cronenberg, de fuertes tendencias introspectivas por lo general-, cuyo desarrollo, en especial en lo que se refiere al protagonista, se podría calificar con gentileza de urgente o atropellado. Además, la inexpresividad de Stephen Lack en el papel, escogido tan solo por la singularidad de sus ojos verdes y desmesurados, supone otro impedimento añadido. No obstante, la concisión y liviandad del argumento le convierte por otro lado en un producto asequible, que goza de un solvente pulso garantizado por la pericia de Cronenberg y su fiel colaborador Ronald Sanders en la confección del montaje.

          Abundando en estas similitudes semánticas con el cine superheroico, Scanners incluye también veladas reminiscencias místicas y religiosas, evidenciadas en imágenes como el enfrentamiento final entre los dos polos opuestos, así como en poderosos giros argumentales que comprenden a la relación entre ambos y, ligada a ella, al carácter demiúrgico del doctor Paul Ruth, interpretado por Patrick McGoohan, veterano actor de carácter que, dadas sus continuas depresiones y su inclinación alcohólica y autodestructiva, supondría uno de los más sonados escollos de una producción de por sí complicada por la ausencia de un guion definitivo al comienzo del rodaje, la apremiante brevedad del mismo impuesta por los estatutos de desgravación fiscal canadiense y algunos sucesos desgraciados como el fallecimiento en un accidente de automóvil de dos mujeres del equipo de rodaje.

El científico erigido en Dios, bienintencionado en sus principios pero artífice por igual del Bien y del Mal a causa de su soberbia –en vista de su obsesión por este sugerente arquetipo, no es casual que por aquellas fechas Cronenberg se plantease filmar una adaptación del mito de Frankenstein-. Tal y como señalan certeros Jorge Gorostiza y Ana Pérez en su estudio a propósito del canadiense para la editorial Cátedra, su naturaleza dual se expresa a través hasta de su propio nombre, conformado por una parte masculina y una femenina. Es posible que, ante el esquematismo del protagonista y su decorativa partenaire (la bellísima Jennifer O’Neill), una mayor potenciación de este personaje, el más complejo de la película en su posición de creador y guía espiritual de dudosos métodos –el adiestramiento del protagonista no está exento de crueldad y cinismo por su parte-, hubiese conferido una mayor intensidad y enjundia al filme, encomendado en demasía a la espectacularidad de factores a priori triviales como las secuencias de acción y, sobre todo, los logrados efectos especiales.

          Los excelentes réditos cosechados por Scanners en taquilla propiciarían la aparición de dos secuelas y otro par de spin-offs –Scanner Cop y Scanner Cop 2-, todas ellas bajo la producción e incluso redacción y dirección de Pierre David. En España irían a parar directamente al mercado del vídeo.

.

Nota IMDB: 6,8.

Nota FilmAffinity: 6,4.

Nota del blog: 6.

Anuncios

2 comentarios to “Scanners”

  1. Iacobus81 8 febrero, 2014 a 02:12 #

    El universo de David Cronenberg me parece sumamente interesante y fascinante. Recuerdo una entrevista que le hizo Eduard Punset en su programa Redes de La 2 de TVE, creo que a raiz del estreno de Spider, que me impresionó muchísimo. Es un director único, sin nadie que se le parezca. Scanners la ví hace muchos años, no es de mis preferidas del director pero igualmente me gustó. Excelente reseña, un saludo!

    • elcriticoabulico 8 febrero, 2014 a 04:49 #

      Fascinante, desde luego, pero siempre necesito hacer acopio de fuerzas para introducirme en él: sus imágenes y sus temáticas suelen dejarme tocado (o revuelto, según). Por ello mismo menciono la convencionalidad de Scanners en ese aspecto: es ligerita y no perturba especialmente ni la vista, ni el estómago ni la conciencia. ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: