La gran ilusión

20 Ene

Nueva contribución a los amigos de Bandeja de Plata. Allí, completita y con fotos; aquí, el extracto básico.

.

.

.

“Tengo devoción por las películas de Jean Renoir, aunque las mías no le gustaban nada. Somos amigos, lo que lamento es que no le gustaban mis películas por la misma razón que yo amo las suyas. Sus películas me parecen maravillosas porque lo que más admiro en un autor es su sensibilidad genuina. La presencia de una sensibilidad poética real. Renoir es, en su estilo, uno de los pocos poetas del cine.”

Orson Welles

.

.

La gran ilusión

.

La gran ilusión.

Año: 1937.

Director: Jean Renoir.

Reparto: Jean Gabin, Pierre Fresnay, Marcel Dalio, Dita Parlo, Erich von Stroheim.

Tráiler

.

            En la primera década del siglo pasado, el economista británico Norman Angell trataba de demostrar con su obra Europe’s Optical Illusion que, en el contexto europeo coetáneo, una guerra continental carecía de cualquier sentido ya que, en definitiva, sus consecuencias socioeconómicas serían perjudiciales para todas y cada una de las partes implicadas. (más)

Una vez concluida la Primera Guerra Mundial que había asolado Europa, Norman Angell recibiría el Nobel de la Paz en 1933. Cuatro años más tarde, la pestilencia de un nuevo conflicto se había convertido ya en un hedor insoportable. (más) En 1937, Jean Renoir, que había sido herido luchando en la Gran Guerra, estrenaba La gran ilusión, película en parte basada en los fundamentos sostenidos por Angell.

            La gran ilusión es una cinta bélica que desmonta los códigos tradicionales, pasados y futuros, característicos del género. (Más) La gran ilusión abundaba en esta premisa de comprensión y tolerancia para, finalmente, poner patas arriba todas las convenciones preestablecidas acerca de la guerra y, con ello, eviscerar el terrible absurdo que se esconde bajo su negra sombra.

En el filme, franceses y alemanes, rusos e ingleses, son piezas intercambiables entre las que no parece haber diferencia de personalidad alguna, (más). De hecho, como irá remarcando el guion -con algún subrayado ocasional-, dichas fronteras divisorias entre países enfrentados, neutrales o aliados no son más que una línea arbitraria y ridícula trazada sobre la faz de una naturaleza grandiosa e indiferente hacia las miserias autoinfligidas del hombre.

El resto de discrepancias, incluida la asimismo frágil barrera idiomática, son igualmente deformaciones burdas de un todo idéntico: la condición humana. (más)

            Y es que La gran ilusión refleja un enorme cúmulo de espejismos y apariencias vanas que, en realidad, ocultan tras de sí una agria verdad. (más) Es decir, un oasis ficticio en el que, no obstante, se aprecian grietas por entre las que se cuela la fría realidad: (más).

En el marco global del aborrecible conflicto, casi se diría que lejano, extraño y olvidado, la victoria épica de los ejércitos es un triste consuelo con el que los estados tapan la mugre de las tragedias personales, el descomunal precio en sangre exigido por una gloria fatua. (más)

            Renoir no compone un panfleto cimentado sobre discursos inspiradores, tragedias desgarradoras, crueldad epatante y maniqueísmo adoctrinador. (más) En La gran ilusión, la guerra comporta un sufrimiento psíquico, emocional y moral; más atroz cuanto más absurdo e incomprensible. (más) la guerra despedaza la existencia de los que la padecen. Ni siquiera se molesta en pergeñar justificaciones. Sus partícipes son conscientes de su esencia irracional, inservible e impuesta, y se limitan a afrontarla como un detestable trámite obligado del que intentan evadirse a través de fantaseos y utopías.

            “Esta guerra tiene que terminar; espero que sea la última”, se atreve a soñar el sargento Marechal (Jean Gabin), lo más parecido a un protagonista dentro de este amplio y minucioso fresco sociocultural. “No te hagas ilusiones”, responde su compañero de huida. Renoir cierra su testimonio con una mezcla de titubeante optimismo y denso pesimismo. En 1937, el redoble de tambores y los pasos marciales resonaban de nuevo por las calles de Europa. (más) un último llamamiento a la cordura: Esta tierra es mía.

 .

Nota IMDB: 8,2.

Nota FilmAffinity: 8,1.

Nota del blog: 8.

Anuncios

10 comentarios to “La gran ilusión”

  1. Dessjuest 20 enero, 2014 a 22:57 #

    Una gran peli, inolvidable, encima de buena es entretenida, y encima está hecha por un tipo que se ve que que entendía, esos guiños al ciclismo de principios de siglo XX la verdad es que me hicieron hasta ilusión.

    Que por cierto, hasta a tres campeones del Tour se llevó la gran guerra.

    • elcriticoabulico 21 enero, 2014 a 00:25 #

      Cierto, rememoran a unos cuantos campeones del Tour dentro de ese confortable campo de prisioneros. Albergar el calor de conversaciones deportivas dentro de la frialdad de la guerra, otra ilusión más.

  2. bellezacorazon 21 enero, 2014 a 14:23 #

    vine a dejarte una cosa para ti tambien, espero que te guste, aqui en wordpress, somos una gran familia. en tu blog me encanta igual que el cine.
    http://bellezadecorazon.wordpress.com/2014/01/21/yo-soy-parte-del-premio-familia-wordpress/

  3. Iacobus81 22 enero, 2014 a 00:16 #

    Mi película favorita de Jean Renoir y una auténtica obra maestra!

    • elcriticoabulico 22 enero, 2014 a 03:38 #

      Jean Renoir tiene donde elegir, la verdad. Yo me quedo con Esta tierra es mía, que debería ser visión obligada en los colegios.

      • Iacobus81 22 enero, 2014 a 20:21 #

        Si no me equivoco, Esta tierra es mía, la rodó en EE.UU verdad? He visto unas 7 u 8 películas de Renoir pero esa en concreto todavía no, intentaré hacerme con ella. Saludos!

      • elcriticoabulico 23 enero, 2014 a 15:59 #

        Exacto, ya se encontraba en Estados Unidos y pas a analizar la Segunda Guerra Mundial.

  4. altaica 23 enero, 2014 a 02:28 #

    Una auténtica maravilla de un director prodigioso, que como dice Abúlico nos dejó algunas obras para los anales del séptimo arte y, entre ellas, esa joya llamada “Esta tierra es mía”, claro ejemplo del humanismo de Renoir. ¿La crónica?, como siempre un regalo.

    • elcriticoabulico 23 enero, 2014 a 16:00 #

      ¡Muchas gracias, Altaica! Ya que me encargan un trabajo, qué menos que hacerlo en condiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: