Criadas y señoras

10 Nov

“Hollywood es un lugar difícil para las mujeres negras.”

Halle Berry

.

.

Criadas y señoras

.

Criadas y señoras.

Año: 2011.

Director: Tate Taylor.

Reparto: Viola Davis, Emma Stone, Bryce Dallas Howard, Octavia Spencer, Jessica Chastain, Ahna O’Reilly, Allison Janney, Sissy Spacek, Mary Steenburgen.

Tráiler

.

            La reciente muerte del niño Trayvon Martin, fruto de un error motivado por prejuicios étnicos, revela que el racismo es una herida aún sin cicatrizar en los Estados Unidos, autoproclamado país de la libertad. De ahí la vigencia que todavía pueda tener una película como Criadas y señoras, retrato de la sociedad sureña de los sesenta a través de la rebelión literaria de un grupo de oprimidas criadas afroamericanas.

            Criadas y señoras parte en buena medida de los mismos supuestos que la serie Mad Men: la exposición del lado siniestro y trágico de ese luminoso anuncio publicitario viviente, el American Way of Life, con el que se presentaban ante el mundo los Estados Unidos. No obstante, aunque igual de oscura en su trasfondo argumental, Criadas y señoras apuesta por rebajar el áspero causticismo que define a la obra de la HBO en favor de un tratamiento más amable y edulcorado que la haga admisible a un público amplio.

Es así una película narrada con solvencia, con unas loables intenciones reivindicativas y cierta empatía emocional -sobre todo a causa de la excelente labor de Viola Davis desde el protagonismo y del conjuntado reparto en general-, pero que acusa como principal punto flaco, claro impedimento para una crítica consistente, el excesivo maniqueísmo de su retrato humano, producto de una concepción demasiado caricaturesca –y por tanto exculpatoria en cierto modo- de las antagonistas del relato, unas mujeres que podrían haber salido perfectamente de Las esposas de Stepford.

Es el poco recomendable resultado de la tendencia al buenismo de la película, la cual en ocasiones se abalanza directamente al subrayado o a la ñoñería –mención especial merece el burdo empleo del flashback-.

            Como consecuencia, lo que podría haber sido una contundente denuncia del racismo y el elitismo como males endémicos de una Norteamérica inmadura, de la vejación que ejercen los estrictos códigos de la sociedad o del flagrante infantilismo de la sociedad del consumo, se queda por fin en una cinta más complaciente con la audiencia de lo que conviene en el caso de un tema tan espinoso como el que se aborda.

Llevándolo a un símil del propio filme, Criadas y señoras podría haber sido un delicioso pastel que, en realidad, disfrazara un ofensivo montón de inmundicia. En cambio, Criadas y señoras, pese a alguna traza de amargura que se intuye más que se paladea, prefiere conservar un sabor acorde a tan bonito postre.

            Agrada y no agrede, da que pensar en el momento y no se recuerda con el tiempo.

.

Nota IMDB: 8.

Nota FilmAffinity: 7,5.

Nota del blog: 6,5.

13 comentarios to “Criadas y señoras”

  1. E. J. Castroviejo 10 noviembre, 2013 a 17:50 #

    A mí me gustó un poco más que a tí, creo que simplemente mantiene su vocación de “para todos los públicos”. La denuncia clara e interesante sin dejar de ser una comedia para ver en familia un sábado por la tarde.

    • elcriticoabulico 11 noviembre, 2013 a 00:58 #

      Un poco de mala uva no le hubiera venido mal. Solo iban a quedar un par de espectadores por el camino…

  2. El Tusos 10 noviembre, 2013 a 19:48 #

    Y las actrices, sobre todo las tres principales, están muy bien, manteniendo el interés cuando la película flaquea un poco en ese buenismo que mencionas. Me gustó Emma Stone fuera de sus típicos papeles de comedia.

    • elcriticoabulico 11 noviembre, 2013 a 01:00 #

      Tiene su encanto la Stone. O por lo menos una cara muy particular que le da un punto adorable. Luce más en la comedia, creo yo. De todas maneras, la mezcla de desencanto, resignación y rebeldía de Viola Davis se lleva la palma dentro de un reparto repleto de buenos trabajos.

  3. Shira Shaman 11 noviembre, 2013 a 01:12 #

    Pues en efecto al fin el filtro de Hollywood la dejo muy ligera, a mi me gusto en general, me hizo pensar en un aspecto de la discriminación que nunca me había planteado.
    Un abrazo

    • elcriticoabulico 11 noviembre, 2013 a 12:44 #

      Es cierto, es una película estimable, pero hay ratos en los que está demasiado pendiente de gustar a todo el mundo. Un abrazo.

  4. Walder Messin 11 noviembre, 2013 a 07:00 #

    “acusa como principal punto flaco, claro impedimento para una crítica consistente, el excesivo maniqueísmo de su retrato humano” No estoy de acuerdo pues o se es racista o no lo es o en ultima instancia se es profundamente ignorante, es bastante simple de lo que parece, la película notable y como bien dices una gran interpretación de Viola Davis y Dallas Howard.

    • elcriticoabulico 11 noviembre, 2013 a 12:52 #

      El maniqueísmo de Criadas y señoras no consiste solo en que los personajes sean racistas o no lo sean, si no que las “malas” de la película son unas mujeres ultrahipócritas, clasistas, racistas, egoístas, cursis, pésimas madres, esposas caprichosas, hijas deplorables,… En definitiva, son monigotes sin ningún tipo de matización y de una estupidez tan exagerada que, en mi opinión, no poseen verdadera credibilidad y fuerza como villanos, lo cual reduce mucho la efectividad de la denuncia.

  5. Triste Sina 11 noviembre, 2013 a 13:47 #

    Rompo mi regla de comentar sólo las películas que haya efectivamente visto, por una vez y sin que sirva de precedente. El único motivo que me habría hecho verla es la presencia (si mal no recuerdo) de Sissy Spacek, que suele garantizar dignidad en los proyecto en que participa. Sin embargo ya me imaginaba lago de este estilo: “vorrei ma non posso”. El maniqueísmo nunca paga, a la hora de querer comprender realmente un fenómeno; sirve sólo para confirmar la propia visión del mundo y poner a dormir la consciencia.

    • elcriticoabulico 11 noviembre, 2013 a 16:00 #

      Suscribo. La profundidad se alcanza desplegando la gama de grises, no con el blanco y negro.

  6. ALTAICA 28 diciembre, 2014 a 20:25 #

    La palabra que mejor la define es “maniquea”, pues los subrayados a ambos lados la lastran irremediablemente. En tal sentido tu crítica lo pone ampliamente de manifiesto y acierta una vez más.

    Es el clásico producto hollywoodense, dilatado en su metraje para ser oscarizable, donde los extremos quedan cincelados con burdos instrumentos y siempre fácil, sin que por ello deje de ser un producto bien ejecutado formalmente y entretenido. Por cierto, pero que “buenorra” está la esposa tontita y rubita arrinconada por las arpías clasistas de la localidad. Lástima que las dos supuestas grandes películas sobre la esclavitud en EEUU, ésta y 12 años de…, sean tan pobres. Un fuerte abrazo.

  7. ALTAICA 28 diciembre, 2014 a 20:27 #

    Me refiero, recientemente.

    • elcriticoabulico 29 diciembre, 2014 a 16:54 #

      Imagino que definir tan insistentemente al malo le hace más asequible. Todo muy estudiado, todo muy correcto, todo sin la fuerza que podría tener y que merecía el tema. Es decir, salirse del teatrillo amable de sobremesa. La “buenorra”, por cierto, es una estupenda actriz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: