Archivo | 16:41

After Earth

9 Nov

“Siempre soñé con tener el estilo de vida que se refleja en la serie Dallas, donde todos se mantenían unidos trabajando alrededor del negocio familiar.”

Will Smith

.

.

After Earth

.

After Earth.

Año: 2013.

Director: M. Night Shyalaman.

Reparto: Jaden Smith, Will Smith, Zoë Kravitz, Sophie Okonedo.

Tráiler

.

            De vez en cuando, si me porto bien, mis sufridos progenitores tienen el detalle de regalarme películas por mi cumpleaños. A Jaden Smith le sucede lo mismo: su padre Will le regala películas. No para que las vea una y otra vez recluido en su cuarto, sino que las protagonice él mismo y de esta manera construya su propia vida de estrella de Hollywood. Primero fue el ‘remake’ de Karate Kid, luego su primera aventura de ciencia ficción postapocalíptica, After Earth.

No obstante, poco debe confiar el bueno de Will en el potencial de su hijo si en este caso ha decidido arropar a su primogénito acompañándolo con su presencia en la pantalla, sólido baluarte para la taquilla y posible tutoría artística sobre el escenario –cometido paralelo al de su personaje, una especie de conciencia en holograma como el Jor-el de Supermán-. A ello se le suma la adjudicación del encargo a M. Night Shyamalan, otrora gran esperanza del cine fantástico y de misterio y ahora cineasta a la deriva en medio de una reciente trayectoria errática a causa de la cual no le conviene hacer ascos en modo alguno a una cinta alimenticia y con, en principio, buenos augurios de cara a la recaudación.

            La premisa que vertebra el argumento es un clásico del cine adolescente: el rito de paso de un niño que se reivindica ante la ausente figura paterna y ante sí mismo por medio de la superación de sus traumas e inquietudes infantiles. Es significativo que, para acabar con el terrible monstruo que lo acosa, Jaden Smith deba aprender a superar el miedo, debilidad de la que precisamente se alimenta la bestia.

Es decir, que se trata de la versión épica de atreverse a dormir con la luz apagada, ni más ni menos.

            After Earth cuenta con un elaborado diseño de producción, pero el entusiasmo que despierta en el espectador es casi nulo. Ni siquiera un decorado de fondo apasionante para un servidor, el de los sorprendentes caminos de la evolución en una Tierra después del hombre –recomiendo aquí la estimulante serie documental Futuro salvaje-, o la igualmente atractiva aparición de Zoë Kravitz, consiguen poner un punto de estímulo o distinción que eleve a la película por encima de la categoría de espectáculo intrascendente o mero vehículo de lucimiento de su estrella en ciernes.

Will Smith, contenido y sutil en sus gestos, realiza un encomiable esfuerzo en su actuación, meta interpretativa deseable para un chaval al que, por el contrario, todavía le faltan unas cuantas tablas.

             Ni emocionante, ni particularmente aburrida, After Earth simplemente pasa sin molestar ni dejar huella ninguna.

 

Nota IMDB: 5.

Nota FilmAffinity: 4,5.

Nota del blog: 5.

A %d blogueros les gusta esto: