Río Lobo

22 Oct

“Si encuentras algo que funciona, más te vale repetirlo.”

Howard Hawks

.

.

Río Lobo

.

Río Lobo.

Año: 1970.

Director: Howard Hawks.

Reparto: John Wayne, Jorge Rivero, Jennifer O’Neill, Jack Elam, Christopher Mitchum, Victor French, Susana Dosamantes, Sherry Lansing, David Huddlestone, Mike Henry.

Filme

.

            El Salvaje Oeste, Howard Hawks, John Wayne y el heroísmo testarudo y suicida en nombre de la justicia más elemental e innegociable. Un mismo conflicto dramático y constantes ambientales sobre los que el director estadounidense, siempre acompañado por la guionista Leigh Brackett, experimentará tenues modulaciones y variantes orgánicas a lo largo de tres películas correlativas y homogéneas: Río Bravo, El Dorado y Río Lobo.

            Nocturna, crispada y densa la primera, más relajada e innovadora la segunda, Río Lobo sustituye en cambio ese concepto de la resistencia física y moral frente al asedio del villano –representado en las tres por un cacique de codicia insaciable y métodos maquiavélicos- por la iniciativa de los indefensos y agraviados a la hora de tomar la ofensiva justiciera.

Aquí, la muralla numantina de la cárcel, símbolo de la vigencia de la ley donde se atrincheran el héroe, ya otoñal, borrachuzo y “confortable” (John Wayne), el joven e impetuoso aprendiz (Jorge Rivero) y el anciano bufón (un cuatrero irredento como Jack Elam), es tan solo un escenario anecdótico en el metraje, un tierno guiño acaso a sus películas hermanas.

Además, este particular sentido abnegado y épico de la justicia que se repite en la trilogía, el cual había servido para definir el espíritu del país –diametralmente opuesto por tanto al cinismo y la mugrienta ambigüedad característicos de la agonía del género entonces en curso-, procede en este tercer capítulo a cerrar las heridas abiertas y las divisiones fratricidas derivadas de la Guerra de Secesión, dado que la empresa reparadora será llevada a cabo por hombres originarios de ambos lados del conflicto, ex unionistas y ex confederados.

            Río Lobo es la última obra que filmará el maestro Hawks, pero por momentos está rodada con el mismo vigor que hubiera tenido de ser la primera. La precisión y la energía del asalto al tren que da comienzo al filme –hay sin embargo quien lo atribuye a Yakima Cannutt, responsable de la segunda unidad-, deja de nuevo a las claras el férreo dominio que el veterano cineasta poseía sobre el ritmo y la tensión narrativa gracias al audaz empleo del montaje, la expresividad del encuadre y la vitalidad y empatía de sus situaciones.

El clasicismo y la solidez de Hawks como gran contador de historias se imponen no obstante a la aparición puntual de recursos más modernos como el zoom, elemento de fuerte regusto spaghetti, empleados con menos convencimiento, así como a la percepción de ciertas imperfecciones, sobre relacionadas con en el insuficiente empaque de algunos personajes secundarios.

            En cualquier caso, por encima de cualquier consideración, Río Lobo, un conmovido canto entonado ya con la nostalgia propia del final del camino, transmite una calidez tan melancólica como reconfortante al mismo tiempo que se postula como un excelente western de entretenimiento en el que se manejan con estimable equilibrio la intensidad dramática, los aderezos de humor y la firmeza de la acción.

La despedida de uno de los nombres con mayúsculas de la historia del cine.

 

Nota IMDB: 6,6.

Nota FilmAffinity: 7,1.

Nota del blog: 7,5.

8 comentarios to “Río Lobo”

  1. Dessjuest 22 octubre, 2013 a 15:39 #

    Debe ser la única de los ríos que escucho el título y sé a qué peli se refiere, esta es en la que John espera a la salida de prisión a dos confederados que asaltan un tren durante la guerra donde muere un colega y tal y tal ¿no?

    Qué decir, es que a mí estas pelis me pierden, el western es lo que tiene, que cuando lo mamas de pequeño con tu padre hasta la saciedad se te mete en la vena y ya te acompaña toda la vida.

    • elcriticoabulico 22 octubre, 2013 a 22:58 #

      ¡Bingo! Premio para el caballero. Pues las del Oeste a mí también me las ponían después del Tour y no las recuerdo con tanto cariño, no creas. A no ser que saliera Clint… Las he cogido el gusto más adelante.

  2. Sergio 24 octubre, 2013 a 08:55 #

    No despierta demasiadas simpatías, pero me lo pasé en grande la última vez que la vi, y el final me parece muy hermoso y con un puntito anticipatorio de Clint Eastwood, jaja

    • elcriticoabulico 24 octubre, 2013 a 13:42 #

      Cabe decir que no le gustó ni al propio Hawks, pero la verdad es que yo le encontré un western de lo más entretenido, además de poseer un cierto aliento melancólico más que entrañable. Diría Hawks exageraba un poco en su juicio.

  3. cinematexas 24 octubre, 2013 a 22:28 #

    Estimable testamento del maestro Hawks que cierra de forma muy digna su trilogía de ‘Ríos’ después de las insuperables Rio Bravo y El Dorado. Un anacrónico film rodado en esa etapa del western yankee donde Eastwood, Peckinpah o Penn intentaban rescatar un género que agonizaba. Penúltimo western clásico de un género centenario que Don Siegel se encargó de finiquitar con la crepuscular y magnífica ‘El último pistolero’.

    • elcriticoabulico 25 octubre, 2013 a 02:03 #

      Cierto, parece estar fuera de lugar. En medio de tanta furia y tanta mugre, Río Lobo aún encuentra valores inmarcesibles y espacio para la justicia administrada con épica. Coincido en que no es mal testamento, aunque Hawks se empeñe en decir lo contrario. No se sitúa a la altura de sus mejores obras (que son enormes), pero si hace que uno se despida del maestro con una sonrisa de agradecimiento en la boca.

  4. ramón moreno palau 11 agosto, 2014 a 16:22 #

    RIO LOBO es la ultima pelicula filmada por el gran Howard Hawks,afortunadamente es una pelicula que se repite bastante por televisión-sobre todo en 13 tv,emisora televisiva de la conferencia episcopal española,que emite diariamente un wenstern,sea usa o spaghetti y repite con frecuencia los titulos-efectivamente la fórmula remite a RIO BRAVO Y ELDORADO,dos autenticas obras maestras,RIO LOBO no alcanza quiza la grandeza inconmensurable de los titulos citados,quiza porque een este caso WAYNE no tiene un antagonista de cierto nivel-EN rio BRAVO era DEAN MARTIN,en ELDORADO,robert mitchum-aqui tenemos al mexicano JORGE RIVERO-transformado en el capitan Pierre Cardona,medio fránces,medio mexicano-pero la galeria de secundarios es esplendida,tenemos a Jack Elam-en un papel similar al de Brennan y hunnicutt en las peliculas anteriormente citadas-VICTOR FRENCH-en su sempiterno papel de malvado,antes de toparse con Michael Landon en LA CASA DE LA PRADERA y posteriormente AUTOPISTA HACIA EL CIELO-tenemos tambien a DAVID HUDDLESTON-magnifica la secuencia que transcurre en la consulta del dentista ,interpretado por este ultimo-LA Novedad de la pelicula con respecto a las anteriores es su prologo ,transcurrido en plena guerra civil USA,donde los que luego se harán aliados contra los que dominan corruptamente la ciudad,son oficialmente enemigos,esta parte es francamente estimulante y lo que sigue a continuación no tiene desperdicio,es de agradecer que el gran John wayne fuese consciente del paso de los años y en RIO LOBO no hay jovencita por la que se le vayan esos ojitos que se han de comer los gusanos,pese a la presencia de la bellisima Jennifer O´neil-previo su exitazo en VERANO DEL 42 de robert mulligan,pelicula nostalgica a la que el tiempo quiza haya castigado-aqui WAYNE es el pistolero veterano,burlón e ironico,cargado de años,pero efectivo siempre que se le necesita,pese a que a sus años ya noeste para conquistar bellas y aguerridas damas del salvaje oeste o señoritas distinguidas del este,el gran Hawks nos depara un sencillo pero eficaz y estimulante entretenimiento,despues de RIO LOBO,ya nada mas se supo del cine del gran HW

    • elcriticoabulico 12 agosto, 2014 a 00:05 #

      Buen análisis, sí señor. Los paralelismos entre Río Bravo, El Dorado y Río Lobo son innegables -sobre todo, claro, entre las dos primeras-, con ligeros matices tonales, pero con una coherencia importante. Para mí, Río Lobo no es un colofón que desmerezca a las dos anteriores, ni mucho menos. Me parece una película muy apreciable, hecha con un sentido y un amor por el cine que ya quisieran muchos. ¡Un saludo y gracias por pasarte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: