Al volver a la vida

4 Oct

“Kirk y yo proveníamos de unos orígenes, digamos, más bien modestos. Éramos jóvenes, atrevidos, fanfarrones y arrogantes. Sabíamos de todo y opinábamos de todo. No gustábamos a nadie.”

Burt Lancaster

.

.

Al volver a la vida

.

Al volver a la vida.

Año: 1948.

Director: Byron Hoskin.

Reparto: Burt Lancaster, Kirk Douglas, Lizabeth Scott, Wendell Corey.

Tráiler

.

            Después de pudrirse durante catorce largos años en el penal, un agresivo gángster de tiempos de la Ley Seca decide hacer pagar la afrenta de su reclusión a su antiguo amigo y socio de negocios. Irrumpe en su despacho en compañía de cuatro matones italianos con el fin de exigirle la entrega de la mitad de los bienes generados por su próspero local nocturno. Lo justo, lo pactado en aquellos años de vorágine. De nada sirven su actitud violenta y amenazadora. El jefe de contabilidad hace acto de presencia y dictamina la imposibilidad de tal acción, describiendo de manera pormenorizada el trust de compañías, juntas de accionistas, ramificaciones empresariales, abogados corporativos y testaferros que, enredados en una maraña de cánones impositivos, estatutos internos y normativas estatales, en realidad detentan la titularidad del establecimiento a ojos de la ley.

Existe algo con todavía menos piedad que el crimen organizado: el sistema de impuestos del Estado, atraco a mano armada estipulado en los inquebrantables códigos de justicia; la ingeniería contable, signo diáfano de una sociedad pacífica y civilizada.

             Esta jugosa y anómala secuencia, lo más sorprendente dentro de Al volver a la vida, un filme noir que en su conjunto acaba por resultar más bien rutinario, ejemplifica el conflicto de Frankie Madison (Burt Lancaster), recién salido de la cárcel pero no recuperado para la vida civil. “¡Todo tiene que ser como antes!”, gruñe iluso y obsesivo en su retorno a la ciudad.

El duelo de dos amigos separados por los años y la fortuna –en todas sus acepciones-, sirve de escenario para el combate singular contra el mundo de este fósil anacrónico, atropellado por el signo de los tiempos. Buenos mimbres que el guion inscribe en un universo dominado por la hipocresía y el cálculo frío, crueles y melifluos sustitutivos de la ley de la revólver imperante en ese turbulento pasado común que Madison insiste en rememorar.

            Sin embargo, la trama permanece bastante estática en sus evoluciones, mientras que sus protagonistas se mantienen dentro de las líneas de un dibujo más bien plano. Kirk Douglas realiza un impecable trabajo para encarnar al gélido, viscoso y mesurado villano de la función, una serpiente que sabe cómo mudar de piel para adaptarse a esa modernidad que ha dejado en la cuneta a su antagonista. Más histérico y un tanto menos convincente se muestra en cambio Lancaster. Si acaso, y a pesar de que encarna la preceptiva vía de escape amorosa/redentora, podría habérsele extraído más sustancia a esa atípica heroína de voz rasposa y rasgos duros de Lizabeth Scott, trágicamente atrapada entre dos fuegos.

La explosiva tensión que se plantea y augura entre ambos contendientes no se traduce en la correspondiente tensión narrativa. En conjunto con la convencional realización de Hoskin –experto en efectos especiales metido a director, más conocido por sus comerciales películas fantásticas y de aventuras-, el libreto, romo y con ciertos puntos flacos en su lógica, no consigue inflamar la intensidad necesaria que el relato demanda para su adecuado desarrollo, por lo que la cinta se ve obligada a agarrarse a la presencia de sus protagonistas y a su ritmo al menos bien templado para mantenerse a flote hasta el final del metraje.

            Sin ser del todo despreciable, se trata de una película que, en definitiva, ofrece menos de lo que promete.

 

Nota IMDB: 7.

Nota FilmAffinity: 6,8.

Nota del blog: 6,5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: