Archivo | 16:16

Blue Valentine

14 Sep

“Hay novios  que es mejor no tener, aunque se parezcan a Ryan Gosling.”

Isabel Coixet

.

.

Blue Valentine

.

Blue Valentine

.

Año: 2010.

Director: Derek Cianfrance.

Reparto: Ryan Gosling, Michelle Williams, Faith Wladyka, John Doman, Mike Vogel.

Tráiler

.

            La ciencia arruina el romanticismo. Existen estudios biológicos que cifran la duración del amor –alteración química que produce un estado de enajenación mental transitoria- en un máximo de cuatro años. Es decir, que ninguna pareja come perdices para siempre. 

Derek Cianfrance bien lo sabe. Blue Valentine, proyecto estrictamente personal que rescata al director del terreno documental que había transitado tras su debut con Brother Tied, es, en cierto modo, su terapia para exorcizar el trauma íntimo provocado por el divorcio de sus padres.

            Apoyada en su preciso, vigoroso y expresivo empleo del montaje, Blue Valentine expone ante el espejo el nacimiento y la muerte de una relación romántica, principio y fin entre los que mediaría un lapso temporal aproximado de unos (casualidad o no) cuatro años.

El amor y el desamor como las dos caras de una misma moneda. Procesos en correspondencia, equivalentes, incluso en comunicación por medio del recuerdo, de las tenues cenizas que se resisten a consumirse en la oscuridad definitiva, de las imágenes que parecen dialogar a través del tiempo gracias a la meritoria realización de Cianfrance, también hábil a la hora de componer la atmósfera dramática y emocional del relato.

Parejo a la propia apariencia física de la pareja, el aspecto luminoso y optimista del inicio del idilio se contrapone así a ese aire enviciado y hastiado de su declive, donde ese hortera y repulsivo cuartucho de hotel serviría como ejemplo diáfano de tal afirmación.

            Drama maduro y arriesgado, delicado y poderoso a la vez, Blue Valentine es una película que se niega en rotundo a hacer concesiones gratuitas al romanticismo de postal. Sus protagonistas son seres complejos y verosímiles que viven situaciones reconocibles, con motivaciones ora justificables y razonadas, ora egoístas o inconsecuentes, dueños ambos de una singular e intransferible manera –elemento potencial para la creación de desequilibrios, por tanto- de acercarse al amor y a su existencia sentimental compartida.

El esmerado dibujo de caracteres se redondea con el impecable trabajo interpretativo de Ryan Gosling y Michelle Williams, entre quienes se establece una excelente química.

            Para la anécdota queda que su estreno en España, dos años posterior a su lanzamiento para el mercado estadounidense, responde al notable éxito y reconocimiento de la misma propiciado por las descargas vía internet.

 

Nota IMDB: 7,1.

Nota FilmAffinity: 7,4.

Nota del blog: 8.

A %d blogueros les gusta esto: