Persiguiendo Mavericks

26 Ago

“El surf me relaja, siempre ha sido una especie de experiencia zen para mí. El océano es majestuoso, pacífico, espectacular. El resto del mundo desaparece cuando cabalgo una ola.”

Paul Walker

.

.

Persiguiendo Mavericks

.

Persiguiendo Mavericks

Año: 2012.

Director: Curtis Hanson, Michael Apted.

Reparto: Jonny Weston, Gerard Butler, Elisabeth Shue, Abigail Spencer, Leven Rambin, Levin Crittenden, Taylor Handley.

Tráiler

.

.

            Que el otrora ambicioso Curtis Hanson, realizador de cintas como L.A. Confidential o Jóvenes prodigiosos, decida acogerse a la fórmula rutinaria y alimenticia para dar forma a su último proyecto, deja a las claras el cansancio de un cineasta o la evidente decadencia de su trayectoria.

Después de los cinco años de silencio en el cine que siguen al fracaso crítico y comercial de Lucky You, tan solo interrumpidos por Malas noticias, crónica para la televisión sobre la traumática crisis económica, Hanson se acogía al tópico de la superación personal –otra variación popular del indestructible sueño americano, espíritu de la nación- para recuperar la vida del surfista Jay Moriarity, uno de los primeros conquistadores de los legendarios Mavericks del norte de California e ídolo de muerte prematura y trágica.

            Recortada con plantilla –la persecución obstinada del destino manifiesto, el descubrimiento de aptitudes innatas, la renuncia presente del héroe futuro, las amenazas, tentaciones y traiciones del camino épico, el valor del esfuerzo y el aprendizaje-, es de agradecer que, al menos, Persiguiendo Mavericks sea en todo momento consciente de su naturaleza y no trate de disfrazar sus carencias con ropajes pretenciosos o se abalance sin medida a los cantos ‘new age’ de un deporte caracterizado y caricaturizado por sus superficiales y trasnochadas tendencias a la espiritualidad y el misticismo.

Su estructura almibarada, digna heredera del sello Disney, construye un inocente aunque indoloro elogio al valor de los lazos familiares, sanguíneos o putativos, como medio de supervivencia frente a esas desdichas cotidianas que la huida con la tabla de surf a través las olas -una vocación devota mal convertida en salvación improvisada-, no consigue paliar del todo.

            El residual oficio de Hanson en la realización -sustituido en el tramo final del rodaje por Michael Apted a causa de sus problemas de salud-, la notable interpretación de Gerard Butler –un buen actor con un pésimo agente artístico-, el encanto de Abigail Spencer -compensación del un tanto repelente aspecto de ‘beach boy’ de Jonny Weston- y unas preciosas escenas marítimas consiguen que la función resulte fluida, amena y fácil de ver.

Ayuda, por supuesto, que el archiconocido devenir de la trama posibilite su visionado con el piloto automático encendido.

 

Nota IMDB: 6,8.

Nota FilmAffinity: 5,9.

Nota del blog: 5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: