To the Wonder

20 Ago

“No hay lugar para los visionarios dentro de la industria de Hollywood. Si se le encarga una película como Transformers a alguien como Terrence Malick, ya le puedes dar por jodido.”

Shia LaBoeuf

.

.

To the Wonder

.

To the Wonder

Año: 2012.

Director: Terrence Malick.

Reparto: Ben Affleck, Olga Kurylenko, Rachel McAdams, Javier Bardem.

Tráiler

.

.

            Encumbrado como el principal representante del cine trascendente contemporáneo, Terrence Malick parece haber abandonado su tradicional enclaustramiento ermitaño –con esta son solo seis las películas filmadas por el realizador tras su debut con Malas tierras en 1973, las tres últimas en menos de diez años- en aras de una mayor actividad cinematográfica. Un escueto pero sólido conjunto a través de la cual el cineasta tejano explora los sentimientos y desvelos más profundos del ser humano desde un prisma espiritual, intimista y de lirismo desbordado.

Es cine de autor, narrado con una voz inconfundible, innegociable coherencia y sin concesiones al amplio espectro. El fruto son obras elogiadas y denostadas casi a partes iguales, reconocidas por su enjundia y belleza formal o descuartizadas bajo acusaciones de vacuidad con ínfulas y odas al tedio, más allá del alineamiento, o no, con sus principios ideológicos y de fe –que no es el caso, precisamente-.

Malick, sin embargo, fiel a su identidad, continúa a lo suyo.

            Segunda película en lo que va de década –y aguardan aún en fase de producción dos nuevos proyectos de ficción y uno documental-, To the Wonder supone un paso más allá en la radicalidad de su propuesta. Desprovista de un hilo conductor al uso -forjado mediante diálogos e interacción directa entre personajes-, el filme presenta la crónica de una relación amorosa al modo de aquellas sinfonías urbanas que en los años veinte y principios de los treinta, época de esplendor de este tipo de documental de vanguardia, registraban la actividad cotidiana de un día en la ciudad moderna –referente que también podría emplearse para aquella abrumadora secuencia de la creación de universo de El árbol de la vida-.

Es por tanto una película en la que la estructura tradicional en tres actos (que la hay) queda difuminada dentro de un discurso erigido sobre preciosas composiciones de pronunciado carácter poético, aquí completadas sentimental y filosóficamente por la voz en off de sus protagonistas -recurso habitual del cineasta, elevado a la categoría de arte en cintas como La delgada línea roja, ahora algo menos fresco-.

            Prosigue la búsqueda de la conexión con lo trascendente y la exploración incesante del sentido de la vida, frecuentemente orientada hacia ese plano espiritual –manifiesto en ese sacerdote en desolada crisis de fe que encarna con poca convicción Javier Bardem- aunque esta vez más bien centrada en una dimensión romántica. Es en definitiva el intento de alcanzar la realización existencial mediante el amor, anhelo equivalente a la paz y la felicidad absoluta y sanadora, al conocimiento y contacto con, por así decirlo, algo parecido a la divinidad.

En la banda sonora -siempre cuidadosamente escogida por su acoplamiento artístico a la escena, pero también por su significado-, suenan piezas de la ópera de Richard Wagner Parsifal, inspirada por la figura del caballero artúrico que rastreaba el orbe con desesperación en pos del Santo Grial.

            Aparecen en To the Wonder caminos ya transitados en obras precedentes del director y guionista y que revelan la imperfección del mundo terreno. La contaminación y las casas desnudas, a medio amueblar, funcionan entonces como metáforas de este valle de lágrimas poblado por seres incompletos o corrompidos. Un contexto en el que, como sucedía con el despechado recluta Bell de La delgada línea roja o el matrimonio de El árbol de la vida, la inocente pureza inicial del amor puede llegar a envenenarse y pudrirse en odio y desencanto.

            El asunto es que el filme no termina de funcionar en unos cuantos aspectos. Situada en un contexto presente por primera vez en la filmografía de Malick, la ensoñación emocional y mística pierde entonces parte de su fuerza lírica respecto al poder de abstracción que favorecía en cambio su ambientación en escenarios más lejanos en tiempo y espacio, retratados desde un punto de vista, en cierto modo, “romántico”.

Por otro lado, el escaso peso del protagonista masculino provoca que, a pesar de su determinante incidencia en el relato como fuente de amor y de desafección, éste quede reducido a un simple monigote con la cara eternamente compungida que Ben Affleck le otorga en una interpretación poco atinada. Tampoco sale bien parado el segmento sobre los dilemas religiosos de Bardem, deslavazado, un tanto obvio y con aire de no tener claro del todo hacia dónde encaminarse.

            En consecuencia, buena parte de las abisales emociones que pretende aflorar o descubrir la película restan finalmente en un estrato más epidérmico de lo que cabría esperar del talento, la sensibilidad y la precisión del realizador.

            En cualquier caso, la extraordinaria plasticidad de las imágenes ya constituye en sí misma un encomiable atractivo para un filme que, con todo y ello, es capaz de legar algunos pasajes de inigualable calado estético y expresividad visual y dramática.

 

Nota IMDB: 6,2.

Nota FilmAffinity: 5,5.

Nota del blog: 7.

2 comentarios to “To the Wonder”

  1. plared 22 agosto, 2013 a 02:19 #

    A ver si al veo, esta se me escapo…..Cuidate

    • elcriticoabulico 22 agosto, 2013 a 14:24 #

      Es una de Malick, con todo lo que ello implica. El tipo es coherente y fiel a su sensibilidad artística hasta las últimas consecuencias. No le gustará a muchos, pero a mí es un director que me fascina, aunque, como en esta, no consiga dar el do de pecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: