El conformista

23 Jun

“Todo hombre es como la Luna: tiene una cara oscura que a nadie enseña.”

Mark Twain

.

.

El conformista

.

El conformista

Año: 1970.

Director: Bernardo Bertolucci.

Reparto: Jean-Louis Trintignant, Dominique Sanda, Stefania Sandrelli, Gastone Moschin, Enzo Tarascio, José Quaglio, Pierre Clémenti.

Tráiler

.

.

           El declive del Neorrealismo, el auge de la Nouvelle Vague francesa y la inevitable renovación generacional provocan en el cine italiano el surgimiento de una nueva serie de autores que combinan una propuesta estética y temático personal junto con un mayor compromiso político proyectado desde posturas de izquierdas.

          Bernardo Bertolucci, el cineasta más representativo de este Cinema Nuovo a pesar de la amplitud de sus inquietudes y lo dificultoso de su clasificación estanca, comenzaba a darse a conocer a través de la radiografía de la política revolucionaria y de izquierdas de su país con obras como Antes de la revolución y Partner, inspirado en El doble, de Fiódor Dostoievski, y por la exploración del pasado del fascismo en La estrategia de la araña, empleando como referencia en este caso un texto de Jorge Luis Borges.

El conformista supondría la confirmación definitiva de un Bertolucci aun veinteañero pero dueño de un superdotado dominio de la técnica y la estética del lenguaje cinematográfico, un reconocido rigor narrativo y una ambición sin límites. Para iniciar esta considerada etapa de madurez, será una novela de Alberto Moravia -una de las grandes voces de la literatura italiana del siglo y combativo emblema antifascista-, la que marque la hoja de ruta del filme.

           El esplendor del fascismo de Benito Mussolini compone el fondo del cuadro en el que transcurre el drama de Marcello Clerici (Jean-Louis Trintignant). Es la huida en sorda desesperación de la víctima de un país alienado, en profunda ruina espiritual. El hijo traumatizado y atormentado de la decadencia aristocrática y de la corrupción e hipocresía moral en busca de limpiar sus ocultos remordimientos por medio de la renuncia a su naturaleza diferente –manifestada sobre todo en una sexualidad ambigua, con trazos de complejos edípicos, homosexuales y anafrodisíacos-, por medio de su confusión por entre la masa mediocre y violenta del monstruo fascista.

Es el pago de una autoinfligida deuda con la sociedad que pasa por erigirse como corrector de lo contracorriente, por ser el brazo ejecutor en la guerra contra la disidencia, cristalizado en la organización de un infame atentado contra su antiguo profesor de filosofía –otra humillante rémora de un pasado a erradicar-.

           Filmada mediante un poderoso mecanismo narrativo, a partir de estratos de memoria superpuestos, El conformista va desnudando capa a capa la complejidad del personaje –cabe mencionar en el proceso el trabajo de Trintignant, de gran economía y precisión gestual-, y, por extensión, del país.

Bertolucci desarrolla una puesta en escena de enorme magnetismo y elegancia –la espléndida fotografía de Vittorio Storaro, un precioso uso de la geometría con la composición del plano y los juegos de luz-, en la que la tendencia al esteticismo -movimientos de cámara y angulaciones oblicuas de cierto aire exhibicionista- se contrarresta por la capacidad expositiva de la misma.

Clerici se convierte así en una miniatura fagocitada por los colosales escenarios del EUR romano, fastuosa bandera arquitectónica del totalitarismo fascista. Por el contrario, los tonos cálidos que envuelven su misión-luna de miel en la desinhibida y feliz París y el encuentro con Anna Quadri (Dominique Sanda), en el que el fascismo queda reducido a una sombra fútil, parecen apuntar a un despertar liberador, en contraste directo con las secuencias que corresponderían al momento presente, gélidas y azuladas.

           El contrariado final consigue por fin llegar al recóndito núcleo de Clérici, lo retrata en su condición más elemental y cierra el círculo de manera consecuente con su desorientado y patético intento de redención.

 

Nota IMDB: 8.

Nota FilmAffinity: 7,5.

Nota del blog: 7,5.

Anuncios

2 comentarios to “El conformista”

  1. plared 26 junio, 2013 a 04:08 #

    Una película muy técnica. En realidad bien hecha de acuerdo a cualquier estándar. Pero sin alma, en realidad me aburrió soberanamente.

    Me sigo quedando con esa maravilla que es la luna, por obvio que parezca…..Cuidate

    • elcriticoabulico 26 junio, 2013 a 19:06 #

      A mí me resultó más hipnótica que fría, la verdad, con un contenido también muy interesante sobre las relaciones entre individuo y sociedad.
      La luna la tengo por ahí en lista de espera, ya te haré saber.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: