Depredador

18 Abr

“Hasta que los leones tengan sus propios historiadores, las historias de caza siempre glorificarán al cazador.”

Proverbio africano

.

.

Depredador

..

Depredador

Año: 1987.

Director: John McTiernan.

Reparto: Arnold Schwarzenegger, Carl Weathers, Elpidia Carrillo, Bill Duke, Jesse Ventura, Sonny Landham, Richard Chaves, Shane Black, R.G. Armstrong, Kevin Peter Hall.

Tráiler

           El cine de entretenimiento, en especial el de acción, tan menospreciado desde ciertas posturas elitistas, también puede hacerse con respeto, sabiduría cinematográfica y sentido de la decencia. Sus intenciones de ofrecer un vehículo de evasión, indiscutiblemente legítimas, no tienen por qué estar en discusión con la calidad en su concepción y elaboración, dentro de su mayor o menor peso trascendente (así como esta trascendencia tampoco debería reñir con el entretenimiento).

             De entre aquellos productos conmemorados a la adrenalina y la pólvora, concebidos a mayor gloria de los musculosos y mononeuronales dinosaurios del género de acción, Depredador –generalmente conocida por su título original, Predator– es uno de sus más gozosos ejemplos.

Una de esas cintas que, si se prefiere, bien podrían ostentar esa etiqueta tan de moda (y tan repelente) de ‘placer culpable’.

            El filme esgrime como excusa argumental una de las premisas más eficaces para el cine de aventura, admisible en incontables escenarios distintos: el retrotraimiento del hombre a su condición primigenia de atemorizada presa. La indefensión frente a la Naturaleza hostil, encarnada por el despiadado depredador, sea cual sea su rostro.

Evidenciado en su mismo epígrafe, el brazo ejecutor es en este caso una declinación sublimada y extraterrestre del infame conde Zaroff: el cazador implacable que se divierte seleccionando como víctima al mismísimo ser humano, orgullosa cima de la pirámide evolutiva.

Una criatura, mitad hórrida alimaña, mitad ser antropomorfo y racional que, alumbrada por imaginativas manos del legendario Stan Winston, da lugar a uno de los monstruos más icónicos de las últimas décadas, pese al posterior maltrato sufrido a lo largo de olvidables secuelas.

            Con acierto, la película se cimienta sobre una trama con la suficiente sencillez, abstracción y ulterior distanciamiento irónico como para no caer ni en complicaciones que puedan acabar malparadas ni en una pretenciosidad que, en esta llamada directa a la epidermis y la hormona, no sería sino contraproducente.

El titánico apretón de manos entre Chuache –inmerso por entonces en la batalla a bofetones con Stallone por el título mundial de rey de la acción- y Carl ‘Apollo Creed’ Weathers, Jesse Ventura mascando y escupiendo tabaco “sin tiempo para sangrar”, el desopilante armamento con ‘La Impaciente’ –una ametralladora de helicóptero desmontada para su uso manual- a la cabeza, el perenne sudor perlando unos cuerpos hipertrofiados, el tono marcial de la banda sonora, la actitud condenadamente macarra de sus protagonistas y, por qué no, la presencia testimonial de R.G. Armstrong, uno de los más recios integrantes de la troupe de Sam ‘Bloody’ Peckinpah.

No sin socarronería autoconsciente y desengrasante, Depredador clama por la testosterona.

            John McTiernan, uno de los artesanos más hábiles del cine de acción, imprime un ritmo trepidante a este primario duelo entre el hombre y lo salvaje, lo barbárico, lo extraño. La estupenda dirección, una apreciable composición de la atmósfera y la estimable interpretación de sus protagonistas –Chuache no es Laurence Olivier, pero no siempre es tan malo como se comenta- confieren a Depredador un carisma especial, que lo convierte en un más que bienvenido divertimento de saludable intrascendencia.

 

Nota IMDB: 7,8.

Nota FilmAffinity: 6,8.

Nota del blog: 7,5.

16 comentarios to “Depredador”

  1. Dessjuest 18 abril, 2013 a 16:17 #

    Evidentemente tiene todos los defectos que has mostrado y alguno más, pero qué le vamos a hacer, la ves diez veces y te sigue gustando, para mí es la mejor peli que le he visto a Arnoldo, bueno, “Perseguido” tenía su aquel, pero es que esta se sale, cine palomitero pero con mayúsculas, una colección de tipos cachas que las pasan canutas en medio de la selva, misterio, acción, ¿qué más pedir?.

    • elcriticoabulico 18 abril, 2013 a 22:11 #

      Pues justo después de verla estuve pensando si era mi favorita de Chuache. Llegué a la conclusión de que probablemente fuera Conan el bárbaro. Puede que completase el podio con Terminator.

      • Dessjuest 18 abril, 2013 a 22:22 #

        “Mentiras Arriesgadas” cerraría el mío, esa acción mezclada con humor le hace mucho bien 🙂

        • elcriticoabulico 18 abril, 2013 a 22:27 #

          También andaba ahí en la carrera, pero las otras tres le superan para mi gusto. Al final Chuache deja por ahí unos cuantos clásicos a sus fornidas espaldas…

          • Dessjuest 18 abril, 2013 a 22:28 #

            Y ojo, buenas pelis, tiene también truños claro, pero tiene una filmografía la mar de interesante, podemos sacar 10 más que decentes.

  2. kaldina 18 abril, 2013 a 18:58 #

    A mi me REQUETE ENCANTA!! De hecho, tengo tarde de pelis el fin de semana y veré esta y rocky!!

    • elcriticoabulico 18 abril, 2013 a 22:08 #

      ¡Dios! ¡Eso ya es como inyectarse nandrolona en vena! ¡Chuache y Stallone cara a cara en una misma tarde de domingo! Una sesión de esas siempre es necesaria de vez en cuando. Aunque la gente no lo admita.

  3. plared 19 abril, 2013 a 04:57 #

    Pues tiene defectos a patadas. Su estética esta desfasada y el argumento es de patio de colegio. Pero…Me gusta y disfruto como un enano viendo a ese grupo cazado por el et con malas pulgas. Joer si hasta me emociono cuando el indio se enfrenta al predator….Cuidate

    • elcriticoabulico 19 abril, 2013 a 16:18 #

      La muerte de Billy, uno de los acontecimientos más enigmáticos (¿o delirantes? ¿o ridículos?) de la historia del cine…

  4. E. J. Castroviejo 18 julio, 2013 a 01:24 #

    A mí también me sigue gustando.

  5. Walder Messin 6 junio, 2014 a 20:24 #

    Curioso que el año pasado viajaba a Trinidad y Tobago y en uno de los cines de Puerto España vi un par de veces a Bill Duke en los cinemas del Movie Town. Que quede como anécdota lo que haría por esos lados.

    PD: alto si que es.

    • elcriticoabulico 6 junio, 2014 a 22:45 #

      Estar en Trinidad y Tobago y, además, encontrarse allí a Bill Duke puede ser de las experiencias más extrañas que haya oído nunca jeje.

  6. Walder Messin 7 junio, 2014 a 20:19 #

    Asunto resuelto, ahora recuerdo que en esos días se daba el festival de cine de la isla, pero yo ni enterado estaba como todo buen turista. https://www.facebook.com/TheTTFC/posts/10151694466947950

    • elcriticoabulico 8 junio, 2014 a 16:01 #

      Buen trabajo de investigación, Walder. El filtro de spam de wordpress es sensible a los comentarios con enlaces, siento la confusión. Y, de nuevo, cojonuda la anécdota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: