Sucker Punch

14 Mar

“En Hollywood hay mucho miedo. Miedo a no ser el actor más guapo, miedo a que no te produzcan una película. Todo eso hace que el cine que se hace en Hollywood sea un cine para idiotas y adolescentes.”

Tim Robbins

.

.

Sucker Punch

.

Sucker Punch

Año: 2011.

Director: Zach Snyder.

Reparto: Emily Browning, Abbie Cornish, Jena Malone, Vanessa Hudgens, Jamie Chung, Oscar Isaac, Carla Gugino, Jon Hamm, Scott Glenn.

Tráiler

 

 

            Da lo mismo los personajes, el contexto argumental o la ambientación. Para Zach Snyder, uno de los directores de mayor éxito del nuevo milenio, el mundo es un escenario claustrofóbico y tétrico en el que se dirime el conflicto entre conceptos antitéticos y excluyentes, entre el Bien y el Mal.

Da igual que se trate de un centro comercial asediado por muertos vivientes (Amanecer de los muertos, que, pese a su espectacularidad, se sustentaba sobre un fondo más conservador y envejecido que su original, casi cuatro décadas anterior), que la historia transcurra en los agrestes parajes de la Lacedemonia de las Guerras Médicas (300, un competente entretenimiento a condición de que en absoluto fuera tomado en serio, dado su carácter desvergonzadamente fascista), que sea una aventura iniciática y una alegoría precisamente antitotalitaria protagonizada por búhos (Ga’Hoole).

Prueba de ello es que Snyder haya sido finalmente el elegido para la recuperación de Superman en El hombre de acero: el superhéroe de una pieza, el superhéroe de los superhéroes.

Tan solo cabe apreciar cierta difuminación de esta constante en la ucronía, también superheróica, propuesta en Watchmen, una nueva inmersión en el cómic que daría lugar a una cinta despellejada por los fans de la obra de Alan Moore y a una película más que interesante desde mi opinión personal, ajena a su sustrato literario.

              Sucker Punch, por tanto, es más de lo mismo, pero con una doble ración de los vicios y defectos hacia los que, en otras ocasiones, se había hecho la vista gorda merced a la diversión sin aspiraciones que proporcionaba la inanidad del producto.

Como en Ga’Hoole, en la base del argumento -escrito por primera vez por Snyder, bastante tontorrón en su desarrollo por lo general-, se encuentran las premisas del cuento clásico.

Así, una joven, frágil e indefensa huérfana, encerrada injustamente en un manicomio, ha de sobreponerse y sobrevivir a la hostil realidad por medio de la superación de obstáculos dentro de una parábola fantasiosa: un viaje interior de aprendizaje a través de un mundo alternativo e imaginario, representación metafórica de los inadmisibles horrores extraídos de su verdadera vida –la muerte de los padres y la hermana, la codicia de los familiares, la ausencia de vínculos afectivos, el desamparo frente a un entorno inhóspito-.

              Un cuento en el que, al mismo tiempo, el libidinoso protagonismo (puro artificio, mojigatería plastificada en realidad) de un florido reparto de chicas monas, guerreras y amohinadas –algunas estrellas infantiles de la Disney, como la popular Vanessa Hudgens- sirve para ejemplificar una vez más la piedra angular del enfurruñado cine juvenil de la última década: el reflejo con formas épicas de la insoportable, desgarrada e incomprendida tragedia de ser adolescente.

Que los personajes de Sucker Punch anden supuestamente en la veintena no es más que el viejo truco publicitario de poner en pantalla actores y actrices un lustro mayores que el rango de edad en el que pretende impactar el producto promocionado.

              En un tono acorde con la mediocridad del relato, Snyder se encarga de dotar de un supuesto toque de contemporaneidad a ese esqueleto tradicional del relato barnizándolo todo con alegre profusión con la estética tecno-tebeística de 300, lo que incluye una selección musical a juego de lo más irritante y una puesta en escena desopilante, rebuscada y agresivamente hortera, caracterizada por el horror vacui vía ordenador y los imposibles y mareantes movimientos de cámara.

Así pues, esta premisa inicial de la imaginación como herramienta con la que hacer frente a los terrores cotidianos de la existencia queda en mera anécdota en favor del delirio digital de ese nuevo mundo erigido a golpe de efectos especiales, presuntamente creativo y organizado con estructura de videojuego: cada paso de la aventura es un escenario de batalla cada vez más difícil, en el que el realizador estadounidense saquea sin pudor corrientes de moda en el cine contemporáneo, como el misticismo oriental con samurai femenino, el steampunk, la fantasía medieval o la ciencia ficción robótica.

              El resultado, todo abotargamiento y repetición, exaspera y aburre con ensañamiento, a excepción de los escasos momentos en los cuales la técnica de anulación de consciencia mediante el bombardeo de mil planos por minuto envueltos una turbia y horrenda fotografía es capaz de dejar liso como una tabla el encefalograma del espectador.

Inaguantable.

 

Nota IMDB: 6,1.

Nota FilmAffinity: 5,4.

Nota del blog: 1.

Anuncios

4 comentarios to “Sucker Punch”

  1. Dessjuest 14 marzo, 2013 a 17:55 #

    Ya veo que te gustó, creo que es la nota más baja que has puesto nunca a una peli 🙂

  2. plared 15 marzo, 2013 a 12:07 #

    Hombre no es un peliculón. Mas bien una sucesión de escenas tipo video clip. Destinada a un publico muy especifico….

    No me pareció gran cosa, aunque tampoco me disgusto. La vi entera,, bastante mas que lo que me sucede con la mayoría que intento ver. Y tampoco entendí nunca tanta critica feroz hacia ella. No es peor que otras modernizas santificadas por critica y publico….

    • elcriticoabulico 15 marzo, 2013 a 17:41 #

      Ya sabes que para bajar del 3 a una película me tiene que haber tocado bastante las narices (o así). Yo sí estuve tentado en quitarla, cosa que creo que solo he hecho una o dos veces en mi vida (soy muy cabezón y me lo que empiezo lo acabo sí o sí).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: