Tierra de audaces

5 Mar

“Una guerra contra el ferrocarril… ¿en qué demonios estaría pensando?”

Jesse James (American Outlaws)

.

.

Tierra de audaces

.

Tierra de audaces

Año: 1939.

Director: Henry King.

Reparto: Tyrone Power, Henry Fonda, Nancy Kelly, Randolph Scott, John Carradine, Henry Hull, Ernest Whitman, Donald Meek, Brian Donlevy, Jane Darwell.

Tráiler

 

 

            De su hijo, Jesse James Junior, a Brad Pitt, pasando por Lee van Cleef, Kris Kristofferson o Colin Farrell. Según IMDB, hasta un total de ochenta producciones, desde películas a series documentales dramatizadas, con su figura como protagonista absoluto, como personaje histórico secundario o como delirante cameo, han contado en su metraje con la participación de Jesse James, una de las más grandes leyendas del Salvaje Oeste.

Precisamente en el año en el que se considera que La diligencia fletada por John Ford transportaba al western a su periodo de madurez, el polivalente Henry King, director con predilección por abordar la vida de grandes personajes del pasado más o menos reciente (Stanley y Livingstone, Woodrow Wilson), estrenaba Tierra de audaces, considerada una de las mejores adaptaciones de la biografía de James, quien ya contaba en su haber con tres películas sobre sus hazañas –cinco indica Wikipedia en este caso, que incorpora títulos no registrados por la web especializada-.

             Con los auspicios desde la silla de productor de Darryl F. Zanuck, reconocido rastreador de éxitos de taquilla, King contaría con todo tipo de facilidades para su película, como la filmación en el revolucionario y espectacular Technicolor y la presencia de Tyrone Power, la estrella masculina de la Fox, a la cabeza del cartel. Lujos destinados a la construcción de una película épica, arrolladora, un entretenimiento de postín con la obligación, por otra parte, de recuperar en taquilla la opulenta inversión inicial.

             Tierra de audaces presenta un retrato del ascenso y caída del legendario rebelde, forajido y asaltador de bancos que no se ajusta tanto a una revisión fiel de la historia, sino más bien a una concepción romántica, trágica y elegíaca de un icono del irreductible individualismo norteamericano, en guerra por sus propios medios –limpios y honestos, por definición- contra la opresión que representa en primer lugar la compañía ferroviaria, cruel extorsionadora de los honrados pioneros que buscan hacer posible su propio sueño americano en el indómito Oeste, y, agazapado tras ella, del Estado mismo, contumaz enemigo del desarrollo económico -y por tanto personal- del hombre común, caracterizado por sus procedimientos marrulleros, abusivos y cobardes.

Es el nacimiento, corrupción, redención y muerte del héroe, quien de tanto combatir por sus nobles ideales, acaba sucumbiendo presa de años de odio y miedo bajo un Goliath de mil cabezas y un millón de brazos, omnipresente y todopoderoso, alejado de sus inicios de pureza e inocencia, convertido también en un monstruo que, para su dolor, depende para sobrevivir de esa misma adrenalina que acarrea, a su vez, su condena.

              Destaca por tanto el desarrollo de la cinta desde unos comienzos propios de la epopeya, urgentes, nervudos, con escenas clásicas de los años más cándidos del género como los asaltos épicos al tren –muy bien rodado, a decir verdad-, hasta un desenlace de tono obsesivo y melancólico y, en muchas ocasiones, ambientado en escenarios interiores y oscuros, aún con escenas de meritoria fuerza, luego apropiadas más de cuarenta años después –los James atravesando en su huida al galope una cristalera, por ejemplo, homenajeada o plagiada en Forajidos de leyenda-.

              Si bien es cierta esta evolución y que violentas sombras sobrevuelan sin distinción todos los personajes principales del filme –el carácter expeditivo de los hermanos desde su aparición frente los hombres del ferrocarril, la incurable atracción de Zee por el James bandolero, la inflamada prosa del coronel y editor,…-, Tierra de audaces conserva no obstante un aire aún levemente ingenuo.

El guion procura no hacer demasiada sangre con la etapa más turbia de James -dobleces en el impoluto traje del héroe que serían explotadas con mayor profusión y mucho más poderosos resultados en las décadas siguientes-, por lo que mantiene más o menos intacta su condición de hombre íntegro e idealista -aunque con métodos desviados-, reafirmado por la interpretación de un Power con escasas aristas y que demuestra de dónde obtiene George Clooney su inspiración particular.

Mayor concentración y firmeza demuestran Henry Fonda o John Carradine, ejemplos de un buen plantel de secundarios en líneas generales a pesar de que también aparezca en él un tieso Randolph Scott, actor que hasta el denominado Ciclo Ranown de Budd Boetticher no encontraría el espacio adecuado para explotar con garantías expresivas su hieratismo natural.

             En definitiva, Tierra de audaces propone un western correcto y entretenido que contaría con una continuación, La venganza de Frank James, firmada por Fritz Lang y con Henry Fonda asumiendo el protagonismo de la cinta de nuevo en el papel de Frank James.

 

Nota IMDB: 7.

Nota FilmAffinity: 7,2.

Nota del blog: 7.

4 comentarios to “Tierra de audaces”

  1. Dessjuest 6 marzo, 2013 a 18:36 #

    Ya digo que ves mucho más que yo en las pelis, para mí esta era una más de vaqueros, entretenida y poco más.

    • elcriticoabulico 6 marzo, 2013 a 20:55 #

      No es mala descripción tampoco. Correcto y entretenido, que vengo a decir yo también en el párrafo de conclusión, sí.

  2. plared 10 marzo, 2013 a 23:46 #

    Muy buena película. que quizás falla al no ahondar en la parte mas sombría de los protagonistas. Aun así, entretenida si es. Cuidate

    • elcriticoabulico 11 marzo, 2013 a 18:25 #

      Sí, es entretenida, pero le falta turbiedad. Tengo la sensación de que esta misma película, rodada con la sensibilidad de finales de los cincuenta y la década de los sesenta, hubiera sido una obra maestra. De todas maneras, en buena sí queda, consigue que uno pase un rato entretenido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: