El día de la ira

21 Ene

“Los villanos siempre han sido mi especialidad. Parezco malvado sin ni siquiera intentarlo, el público siente odio hacia mis personajes de manera natural.”

Lee Van Cleef

 

 

El día de la ira

 

El día de la ira

Año: 1967.

Director: Tonino Valerii.

Reparto: Giuliano Gemma, Lee Van Cleef, Walter Rilla, Lukas Ammann, Andrea Bosic, Ennio Balbo, José Calvo, Nino Nini.

Tráiler

 

 

             Por lo general, se tiene al spaghetti western como una versión pedestre, grosera y estridente del western, género por excelencia del Séptimo Arte, como un signo inequívoco de su declive y desmoronamiento irreparable.

             Bien es cierto que muchos de sus ejemplos sostienen esta imagen ofreciendo esperpentos baratos –en lo económico y lo argumental- que se quedan con la parte más chusca de  la mística del Salvaje Oeste y descartan, en cambio, su lectura como excelente campo de análisis del ser humano, como inimitable escenario para grandes historias épicas e íntimas.

Pero no menos verdad es que el spaghetti western contribuyó a su vez a despertar a golpes al espectador de ciertos sueños de ingenuidad, acabando definitivamente con los héroes de una sola pieza e imponiendo en su lugar antihéroes embadurnados en polvo, barro y maquiavelismo.

Además, también en él se pueden rescatar filmes meritorios, con un decidido regusto clásico. El día de la furia, de Tonino Valerii, se encuentra entre ellos.

             A pesar de que la cinta comienza con unos títulos de crédito flagrantemente deudores de la recién finalizada Trilogía del dólar de Sergio Leone, impulsora con su éxito internacional de todo el movimiento, El día de la ira se desmarca en lo demás de los cánones instaurados por el realizador romano para fundar su argumento sobre otros patrones más tradicionales, más próximos al denominado western psicológico.

             Así, en este caso, el protagonista no será un rebuscado forastero o un pavoroso forajido, sino un joven marginal (Giuliano Gemma), bastardo huérfano en una sociedad que con su desaforado clasismo oculta la más profunda de las mezquindades.

Un paria con ingenuos sueños de gloria con el revolver de por medio -propios de tiempos pasados y sin ley- y que se debate entre la sencilla promesa de tener un nombre respetado bajo el tutelaje paternal de un legendario, otoñal e inescrutable pistolero con ansias de imponer su ley en la ciudad (Lee van Cleef, uno de los más memorables villanos del western europeo, ocasional antihéroe) o conservarse fiel a sus propios sentimientos, de naturaleza inequívocamente bondadosa.

            Una disyuntiva moral sobre la ambición, el rencor, la violencia y el desencanto dilucidada por un protagonista cuyos actos tienden a la tragedia y no a la comedia –uno de los rasgos del spaghetti western leoniano-, ligeramente previsible pero narrada con sobriedad y mesura, sin dejarse llevar por chirriantes efectismos argumentales, estéticos o interpretativos –interesante enfrentamiento entre Gemma y van Cleef-.

Los personajes aparecen bien trabajados, los secundarios ofrecen claroscuros y comportamientos razonables –cabría destacar la figura del sheriff en tierra de nadie encarnado por Nino Nini- que van más allá de la posteriormente imitadísima y vulgarizada mezcla operística de parodia y homenaje finalizada en un duelo extático impuesta por el triunfo de Leone.

O, al menos, así ocurre en la mayoría del metraje, con salvedades como algunos detalles excéntricos en los tiroteos, una justa a caballo librada contra un particular mercenario apodado ‘El Santo’, puntuales pasajes que se salen de tono en la por lo general estimable partitura de Riz Ortolani o un desenlace resuelto con bastante más premura que el resto de la cinta.

            Curiosamente, este aire clásico será uno de los elementos con los que Valerii jugará, enfrentándolo con gracejo a los nuevos arquetipos popularizados por el spaghetti western, en una de sus obras más populares: Mi nombre es Ninguno.

 

Nota IMDB: 7,1.

Nota FilmAffinity: 6,5.

Nota del blog: 7.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: