La deuda

18 Ene

“- ¡Oh, Max, qué terrible!

– Él se lo merecía, 99. Era un asesino de KAOS.

– A veces me pregunto si nosotros somos mucho mejores, Max.

¿Qué estás diciendo, 99? Nosotros tenemos que disparar y matar y destruir porque representamos todo lo que es sano y bueno en el mundo.”

Agente 99 y Maxwell Smart (Superagente 86)

 

 

La deuda

 

La deuda

Año: 2010.

Director: John Madden.

Reparto: Jessica Chastain, Sam Worthington, Marton Csoaks, Helen Mirren, Ciarán Hinds, Tom Wilkinson, Jesper Christensen.

Tráiler

 

 

             Un desagradecido oficio el de espía, construido desde la mentira, camuflado detrás de una vida que no es la propia y destinado a la oscuridad y el remordimiento tanto en el fracaso como en el éxito.

             Una atmósfera gélida y extrañamente apesadumbrada, doliente, rodea la figura de tres viejos héroes del Mosad -los servicios secretos israelíes-, célebres por capturar y dar muerte a uno de los grandes monstruos del Holocausto. Son personajes rodeados de unas dudas éticas, temores morales y flaquezas íntimas análogos a los que se enfrentaron durante su particular cara a cara con el Mal, reconcentrado en ese médico del terror también camuflado, a su vez, bajo el disfraz de un anciano y apacible ginecólogo (buen papel del danés Jesper Christensen).

La responsabilidad y el precio de ser el brazo ejecutor.

             John Madden, realizador en continua decadencia desde su oscarizada (y más tarde denostada) Shakespeare in Love, explora con este remake del filme israelí Ha-Hov -inédito en España- las contradicciones entre la instrumentalizada memoria del héroe y la cruda realidad del espía, las tensiones entre la legitimidad o falsedad de unos elevados ideales y lo prosaico de los hechos prácticos, y la dificultad de luchar contra el mal sin alejarse del noble punto de partida para despeñarse en su poderosa y fatal atracción.

Un escenario ambiguo, orientado a desentrañar los conflictos internos de los personajes más que a mostrar la espectacularidad de sus acciones como espías que recuerda, también en su forma, al sobrio y pesimista cine de espionaje de los setenta, un poco al estilo de lo apuntado por Spielberg en la muy recomendable Munich.

            Apoyado en un reparto magnífico, en el que incluso el pétreo Sam Worthington cumple y, por su parte, brillan con luz propia la joven Jessica Chastain y la veterana Helen Mirren, encarnación de un mismo personaje –contradiciendo con éxito la cuestionable opción del maquillaje para reflejar el envejecimiento empleada por Clint Eastwood en J. Edgar-, Madden desarrolla una cinta con abundantes temas que abordar, pero entre los que destaca el claustrofóbico drama personal y (en parte) romántico de los agentes encerrados con su ansiado objetivo en un destartalado apartamento del Berlín comunista.

            A pesar de que no es particularmente intensa a la hora de expresar el origen y la naturaleza de los dilemas de sus protagonistas en medio de la misión, sí presenta con mayor acierto su deriva a la hora de afrontar una redención que es al mismo tiempo privada y la de toda una nación.

Los espías de Chastain como Worthington parecen más inclinados emocionalmente al perdón, a la necesidad del olvido y a reencontrar el valor de la vida a través del amor como principal medicina para cicatrizar heridas imborrables que a los cruentos ‘actos necesarios’ que establecen los dictados la historia y la política: la venganza helada y sangrienta que supone exhibir y sacrificar al monstruo en la plaza pública para alegría de la gente, la ley del talión para retribuir la salud y el honor de un pueblo.

             En tal enfrentamiento íntimo residen las mayores virtudes –así como alguna escena de mérito, como la del piano compartido- de una película entretenida, con una destacable ambientación –fría, desolada, deprimente- que, sin embargo, tira por la borda buena parte de sus loables sensaciones en un tramo final incoherente y rutinario, que configura una segunda oportunidad más próxima al thriller convencional y del todo ridícula.

 

Nota IMDB: 6,9.

Nota FilmAffinity: 6,5.

Nota del blog: 6,5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: