Wristcutters: A Love Story

15 Ene

“Cuando eres joven y saludable, el lunes puedes planear suicidarte y el miércoles siguiente te encuentras riendo de nuevo.”

Marilyn Monroe

 

 

Wristcutters: A Love Story

 

Wristcutters, A Love Story

Año: 2006.

Director: Goran Dukić.

Reparto: Patrick Fugit, Shannyn Sossamon, Shea Whigham, Leslie Bibb, Tom Waits, John Hawkes, Mikal P. Lazarev.

Tráiler

 

 

            Todavía quedan resquicios de originalidad, miradas nuevas sobre géneros viejos.

A pesar de abordar un tema tan sobado y previsible como el de las segundas oportunidades amorosas, el director croata Goran Dukić propone con Wristcutters: A Love Story, hasta ahora su primera incursión en el largometraje, un novedoso cambio de formato: la road movie post mórtem.

             Tomando como punto de partida el relato corto Kneller’s Happy Campers, del israelí Etgar Keret, Dukić compone una comedia romántica con un puntito macabro ambientada una especie de purgatorio donde los suicidas de éxito pueden desarrollar una nueva vida, ‘disfrutando’ de nuevo de esos pequeños patetismos cotidianos como los temores intrínsecos de las relaciones sociales, ser explotado en un trabajo basura, el engorro de compartir piso con desconocidos, los imborrables prejuicios raciales, ser víctima de errores burocráticos, poseer un agujero negro bajo el asiento de copiloto del coche,…

             Armada con una saludable ración de humor negro –combinado con habilidad con el aire adorable de la historia, sin abandonarse a lo grotesco-, así como de una finísima ironía hacia temas tan trascendentales como la vida y la muerte, la ocurrente idea de Wristcutters funciona en su comienzo por la fuerza del impacto que provoca ese nuevo y extraño mundo por descubrir y, más tarde -cosa rara en estas libres y rebuscadas propuestas características del indie norteamericano-, sabe cómo mantener su frescura y simpatía a lo largo de todo el metraje. Sin que el ritmo se desinfle, resultar repetitivo o no saber hacia dónde canalizar las virtudes y posibilidades de esta sorpresa inicial.

             Este logro se debe a que la película también consigue desenvolverse con soltura en la faceta más clásica y trillada del argumento -la rectificación de los errores pasados y/o la revelación y clarividencia del verdadero sentido de la vida a través del viaje iniciático-, gracias sobre todo al carisma de sus personajes: Patrick Fugit construye un protagonista de aceptable empatía, el sovietizado Shea Whigham resulta excelente como contrapunto secundario, extravagante y humorístico, Shannyn Sossamon ofrece, como no podía ser menos, una sugerentísima acompañante femenina y el conjunto de secundarios posee cuerpo y cosas que aportar, capitaneados por un Tom Waits que, al mismo tiempo, deja una perla musical a la agradecida banda sonora, prolija en charanga balcánica de la mano de los recomendables (y neoyorkinos) Gogol Bordello.

Con mucho encanto.

 

Nota IMDB: 7,3.

Nota FilmAffinity: 7.

Nota del blog: 7,5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: