Clockers (Camellos)

12 Ene

“La droga está destruyendo a la sociedad, fomentando el delito, esparciendo enfermedades como el sida y acabando con nuestros jóvenes y nuestro futuro.”

Kofi Annan

 

 

Clockers (Camellos)

 

Clockers (Camellos)

Año: 1995.

Director: Spike Lee.

Reparto: Mekhi Phifer, Harvey Keitel, Isaiah Washington, Delroy Lindo, Pee Wee Love, Keith David, Thomas Jefferson Byrd, John Turturro, Michael Imperioli.

Tráiler

 

 

             Aunque en un inicio estaba destinada a configurar un nuevo descenso a los infiernos de la sociedad y de un personaje atormentado por parte de Martin Scorsese, la tarea de llevar al cine Clockers (Camellos), la novela de Richard Price, recaería en el emergente Spike Lee, otro director fuertemente asociado al contexto urbano neoyorkino, a sus bajos fondos y al estudio de las desigualdades sociales y raciales del país, quien llevaría a su terreno la obra desviando el protagonismo desde el policía Rocco Klein (Harvey Keitel) hacia el joven ‘trapicha’ afroamericano Strike (Mekhi Phifer).

             De este modo, Lee deja de lado el que iba a ser el retrato de la crisis existencial de un inspector de homicidos italo-hebreo para adentrase en el infierno de un individuo atrapado en la triple encrucijada que le supone la orden de cometer un asesinato: un hombre entre las obligaciones de una carrera profesional violenta y cruel, el acoso de la ley y las lealtades familiares, morales y personales que dicta su propia conciencia, más confusa que contaminada. Una tortura interior explícitamente metaforizada en la sanguinolenta enfermedad estomacal que atenaza y carcome sus entrañas.

             Haciendo gala de su particular grafía, deudora del ámbito publicitario y musical –combinación del realismo del tema con el uso estilizado y original del plano, mezclando formatos con apariencia de entrevista, documental, videoclip,…, permanentemente musicalizados por una banda sonora marca de la casa, con apariencia de preludio de tormenta-, Lee compone una decidida y loable denuncia, sin caer en el amarillismo barato y alejada de arquetipos tópicos, lo que siempre es de agradecer, si bien en demasiados aspectos sencilla y previsible –aunque contradiga conceptos apuntados como el de la redención imposible y el precio inapelable del juego, dejando una ventana abierta a la esperanza-.

            Clockers compone así una voluntariosa y sentida acusación que arremete contra el mundo de la droga, enquistado en una sociedad en la que la multiculturalidad debería haber diluido las distinciones étnicas pero todavía se conserva con obstinación egoísta, elitista, racista e injusta, con la mierda siempre rodando hacia abajo.

Consecuencia de ello –y es ahí donde incide con fuerza Lee- es la unión de toda esta podredumbre a la cultura y mentalidad de los ambientes marginales, que hacen apología del gángster como único fenómeno posible de promoción de clase ante la flagrante desigualdad de oportunidades –ejemplificada en el honrado y pluriempleado hermano, que pese a su titánico esfuerzo tan solo se encuentra al borde de poder asomar la cabeza sobre la miseria-.

            A pesar del detallismo en la tesis, el resultado de la película es irregular, dado el contraste entre lo atractivo y coral de lo expuesto con la superficialidad de ciertos pasajes, así como la combinación de escenas de gran sugerencia con otras secuencias en las que Lee se muestra incapaz de controlar el compás, alargadas en un intento fallido, por falto de ritmo, de reproducir con fidelidad los verborreicos sonidos del ghetto, lo cual acaba por pasar factura a la cadencia del filme en su conjunto.

            Aparte queda el flaco favor que le hace su publicitado carácter de precursora de obras como The Wire, nada casual en vista de la temática –una simple pieza más del monumental y complejísimo fresco balzaquiano que dibuja la serie-, la participación del propio Price como guionista en varios de sus capítulos o la presencia compartida de secundarios como Hassan Johnson o Fredro Starr (los despiadados asesinos ‘Wee-Bey’ y ‘Bird’ en la serie de la HBO, aquí modestos esquineros). Pero claro, que cualquier cosa palidece ante tamaña opus magna del arte.

 

Nota IMDB: 6,8.

Nota FilmAffinity: 6,8.

Nota del blog: 6.

2 comentarios to “Clockers (Camellos)”

  1. plared 13 enero, 2013 a 04:30 #

    Me pareció muy floja y mas, por que tanto por tema como por director y actores podría haber dado mucho mas de si. Vamos que es un petardete bien envuelto eso si…..Cuidate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: