Archivo | 17:00

A sangre fría

11 Dic

“A sangre fría es mi obra maestra. Es una obra maestra y no me importa lo que nadie diga de ella.”

Truman Capote

 

 

A sangre fría

 

A sangre fríaAño: 1967.

Director: Richard Brooks.

Reparto: Robert Blake, Scott Wilson, John Forsythe, Jeff Corey, Charles McGraw, Paul Stewart.

Filme

 

 

          En 1966, Truman Capote había asestado con A sangre fría una puñalada trapera en el corazón de la América idílica. Tan solo un año después, Richard Brooks empujaba aún más la daga en el pecho herido del país trasladando el texto de Capote al cine, el mayor medio de difusión cultural.

           Brooks se había destacado ya como adaptador literario con obras de la enjundia de Los hermanos Karamazov y Lord Jim, del mismo modo que se había adentrado también en el análisis crítico de la sociedad estadounidense, demostrando ser un realizador con los pies afirmados sobre la lectura comprometida del presente y la defensa de los valores democráticos, con El cuarto poder, estudio acerca de la libertad de prensa; Hombres de infantería, una denuncia del militarismo; Semilla de maldad, centrada en el sistema educativo, o El fuego y la palabra, sobre la alienación religiosa.

A sangre fría aparece entonces como una película coherente con la trayectoria y el sentir de su director, un instrumento quirúrgico que le sirve para analizar el fenómeno de la preocupante criminalidad como uno de las malformaciones más execrables pero comunes del sistema, para adentrarse en las raíces del mal como aberración de origen inequívocamente humano, para someter a juicio la moralidad y pertinencia de la pena capital, el meticuloso homicidio legal descerrajado a sangre fría.

         Perry Smith (Robert Blake que, casualidades de la vida, sería posteriormente procesado por el asesinato de su segunda esposa), auténtico protagonista del relato –podríamos decir que junto con el país-, es fruto de un contexto determinado, el bastardo no deseado de la tierra de las oportunidades, un reverso oscuro, trágico, mutilado y deforme. Su compañero de correrías Dick Hickock (Scott Wilson), autoproclamado ‘the all american boy’, el perfecto chico americano, no es sino otra versión de esta monstruosidad inherente al sistema, un problema que se prefiere ignorar en aras de una falsa y plastificada perfección, auténtica madre de todas estas perversiones.

          Brooks mantiene admirablemente vivo el espíritu y la atmósfera de la obra de Capote gracias a una adaptación respetuosa y precisa, conservando su fluidez y contundencia mediante un acertado tratamiento de concisión que permite no renunciar a la minuciosidad en la descripción de las motivaciones homicidas de sus protagonistas y del procedimiento policíaco y judicial paralelo –hábilmente incardinados a partir de planos que encadenan elementos en común-, potenciando a su vez los aspectos más relevantes para la sensibilidad del director, como es la abrasiva explicitud del contraste entre la América de postal y su infausta crónica negra y su asimilación como un todo uniforme, en la que esgrime duras sentencias contra un sistema imperfecto y culpable.

         Además de contar con unas encomiables interpretaciones, sobre todo en el caso de la pareja protagonista, A sangre fría cuenta con una puesta escena que no es sino un útil más en la descripción del drama y los personajes, como la partitura de Quincy Jones, que ayuda a marcar el vibrante ritmo de la cinta, o la soberbia fotografía de Conrad Hall, un precioso blanco y negro de contraste duro, expresión de la dualidad interior de los seres que retrata el celuloide al más puro estilo del noir, género absoluto de seres ambiguos en una sociedad opresiva.

Son herramientas éstas que permiten lucirse al cineasta, capaz de regalar escenas como la postrera confesión de Smith, en la que el reflejo de las gotas de lluvia recorren su mejilla a modo de lágrimas de arrepentimiento o parecen brotar de su frente como exudaciones de auténtica ira y rencor.

Sobresaliente adaptación.

 

Nota IMDB: 8.

Nota FilmAffinity: 7,8.

Nota del blog: 9.

A %d blogueros les gusta esto: