Al caer la noche

13 Nov

“Los directores del Hollywood clásico tenían el don de contar una historia de principio a fin de manera clara, sencilla y ordenada.”

Ingmar Bergman

 

 

Al caer la noche

 

Año: 1956.

Director: Jacques Tourneur.

Reparto: Aldo Ray, Anne Bancroft, James Gregory, Brian Keith, Rudy Bond.

Tráiler

 

 

              Las espartanas condiciones de producción de la serie B no fueron obstáculo para el genio artístico de Jacques Tourneur, realizador de origen francés y naturalizado estadounidense en su juventud. Un dominio de la escena, la luz y la atmósfera, la precisión y la tensión narrativa que le serviría para convertir a películas gestadas con presupuestos mínimos en obras de calidad superior en el género de terror y el cine negro, como La mujer pantera o Retorno al pasado.

En la década de los cincuenta, su carácter de profesional omnívoro le llevaría a firmar obras de todo tipo y género, tanto en cine como en televisión, aunque, de nuevo, será en el noir uno de los campos donde Tourneur refrende una vez más su calidad.

              Al caer la noche abre su objetivo sobre la espalda de un hombre que busca periódicos de Chicago. Inquieto, reacciona con brusquedad al encendido del alumbrado urbano de Los Ángeles mientras mira con desconfianza el paso de un coche patrulla. Una escena, el protagonista presentado. Un lujo de concisión y expresividad.

Es un forajido (Aldo Ray), que huye al amparo de la noche diluido en urbes extrañas e impersonales, a solas con una carga que aturde su conciencia, y que decide compartir cinco dólares, abandono, problemas y alma con una atractiva y enigmática desconocida, perdida también en la gran ciudad (Anne Bancroft, a la que el halo trágico que vela su magnética belleza le sienta fenomenal para el noir).

Hasta que, como en la excepcional Retorno al pasado, las huellas de un pasado ineludible resurgen ante sus narices, a las puertas de su felicidad, en forma de dos matones con pocos escrúpulos, escasa paciencia y ávidos de un botín de $350.000 en paradero desconocido (buen trabajo de Brian Keith y Rudy Bond, al que su extraño carácter le otorga una estimulante presencia como amenaza imprevisible).

              Es el hombre de a pie, movido más por el miedo y el amor que por valor heroico, que se enfrenta a su destino y la muerte -quizás en este sentido el corpulento y de voz cazallera Aldo Ray no resultaría demasiado representativo-, y que curiosamente, al contrario de como mandan los cánones del género, se siente más protegido por las altas líneas verticales y los fríos neones de la nocturna Los Ángeles que con los parajes abiertos del exterior de la ciudad y el remoto entorno natural de Norteamérica.

               El presente y el pasado, intermediado por audaces flashbacks, introducidos con naturalidad por el realizador, confluyen en un férreo tour de force hasta coincidir en las remotas montañas de Wyoming, servidos por la notable adaptación de Stirling Silliphant -firmante de un libreto en el que las frases explícitas dicen tanto de sus personajes como en lo que sugiere todo lo que subyace latente tras sus diálogos y sus acciones- y guiados por la fluida dirección de Tourneur.

Sobria, compacta e implacable.

 

Nota IMDB: 7,1.

Nota FilmAffinity: 7.

Nota del blog: 7,5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: