Los bastardos

31 Oct

“En una sala somos cómplices y testigos de la acción, por ello me gusta que las historias sean lo más real posible.”

Amat Escalante

 

 

Los bastardos

 

Año: 2008.

Director: Amat Escalante.

Reparto: Jesús Moisés Rodríguez, Rubén Sosa, Nina Zavarin.

Tráiler

 

 

            El mexicano Amat Escalante, de origen catalán, surge al amparo de un denominado nuevo cine mexicano y, en especial, después de actuar como ayudante de dirección a sus órdenes, de la figura consagrada de Carlos Reygadas, un realizador con un estilo propio e innegociable y una trayectoria llena de triunfos internacionales, discutidos en muchas ocasiones, hasta el punto de aunar en el festival Cannes 2012 con Post Tenebras Lux abucheos después de la proyección del filme y el premio al mejor director del certamen.

            Como en toda nueva corriente, este nuevo cine mexicano aspira a romper, a refundar, a dar la vuelta o deformar hasta dejar irreconocible y, de este modo, dar paso a una nueva sensibilidad, a una nueva realidad cinematográfica. Es significativo que, a lo largo de la historia del cine, la mayoría de estas tendencias hayan buscado en el acercamiento en crudo a la realidad el ingrediente fundamental de la fórmula para reinventar la ficción, sea por principios morales, sea por falta de recursos.

Los bastardos, segunda película de Escalante tras Sangre, premio FIPRESCI en Cannes, expone una realidad sucia y fuertemente dramática teñida de rasgos que frisan con lo surrealista o, al menos, con lo onírico o absurdo. Esta historia mínima sobre una tragedia mayúscula –el asesinato por encargo de la madre de una familia desestructurada a cargo de dos paupérrimos inmigrantes mexicanos metidos a mercenarios- podría guardar cierto parentesco estilístico e intencional con aquel Elephant de Gust Van Sant en ese retrato de formas naturalistas de la descomposición y deshumanización de la sociedad desde el reflejo de una cotidianeidad en la que se oculta, agazapado en su interior, un sanguinario monstruo al acecho.

             Son muchos los temas que la cinta condensa en su parquedad espartana: el drama de la inmigración, las desigualdades y la depredación social, el fin del mito de la familia como núcleo y valor indestructible de la sociedad,…

Abundantes subtextos que aborda tan solo con un apunte ligero y bastante tópico –sobre todo en el retrato familiar-, entregado a ese estilo ascético como presunta fuente de lirismo hipnótico, en el que se percibe también la ascendencia de Reygadas como mentor. Señas como las tomas largas, el ritmo contemplativo, el realismo casi documental -sobre todo derivado del rechazo del uso habitual de las elipsis y la no omisión de la escatología más prosaica o la expresión brutal y descarnada de la violencia-, el estatismo de unos intérpretes totalmente amateurs y la férrea economía en el diálogo.

            Pero, como sucedía en la mencionada Elephant, y aun reconociendo detalles de interés –esa sutil y desesperada llamada a completar el encargo de un hombre que al mismo tiempo contempla reflejado en la televisión su negro futuro-, ni cala ese pretendido halo poético austero y subyugante, ni se alcanza el trance reflexivo e iluminador sobre los males de una humanidad degradada y decadente, en el que el asesinato se ha reducido a un trabajo sucio más, comprado por la gente de bien a individuos que se arrastran desesperados por debajo de ellos.

Los bastardos del título no lo son por su modo de vida, sino por su condición, marginados por la sociedad.

            Es curioso que dadas sus características y su fracaso a la de mantener la curiosidad que produce de inicio, Los bastardos debería haber resultado para un servidor más tediosa de lo que finalmente fue (tan solo aburrida a medias).

 

Nota IMDB: 6,2.

Nota FilmAffinity: 5,6.

Nota del blog: 4.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: