Game Change

26 Oct

“Son diez semanas de campaña condensadas en dos horas de película, pero Game Change cuenta la verdad sobre esa campaña. Es la historia de lo que realmente sucedió.”

Steve Schmidt

 

 

Game Change

 

Año: 2012.

Director: Jay Roach.

Reparto: Julianne Moore, Woody Harrelson, Ed Harris, Sarah Paulson, Peter MacNicol.

Tráiler

 

 

            Ahora que coincide una nueva pugna electoral en Estados Unidos con En campaña todo vale, una sátira sobre el espectáculo de los comicios norteamericanos,  último estreno de Jay Roach –que ya se había metido en berengenales democráticos con Recuento, sobre la polémica de los votos en el estado de Florida en el año 2000, que encumbrarían a George W. Bush en detrimento de Al Gore-, no está de más remontarse unos cuantos meses hasta encontrar la penúltima obra del director, Game Change, un telefilme producido por la prestigiosa HBO en el que reconstruye el auge y la caída del aterrador fenómeno Sarah Palin.

             Game Change puede abordarse desde dos ópticas diferentes: la historia de un gran error de cálculo por parte de los asesores políticos republicanos y que, afortunadamente para el mundo, salió mal; o como la inmersión a la fuerza de un ciudadano medio en algo que supera en mucho sus capacidades.

             En la primera opción, el filme de Roach -un tipo mucho más ligado a terrenos cómicos como firmante de las sagas de Austin Powers y Los padres de elladescribe con acierto, desde el punto de vista de Steve Schmidt (Woody Harrelson, uno de los hombres destacados de la izquierda de Hollywood), estratega en jefe de la campaña republicana –muy crítico con la gobernadora de Alaska en lo posteriorlos pasos que transcurren desde una ilusión y esperanza casi autoinducida como tabla de salvación ante una situación desesperada –el ciclón Obama, amenazando con arrasar el tenderete del mesurado y moderado héroe de guerra John McCainhasta el progresivo descubrimiento de un monstruo con innegable carisma y una extraordinaria capacidad de empatía pero orgullosamente inculto, ególatra, despótico y mediocre en definitiva –imagen de una parte bastante representativa del país, esa reivindicada como la ‘auténtica América’ por la propia Palin-.

Parejo a ella aparecen los entresijos de la alta política, el periodismo de casquería alejado de toda pretensión de cuarto poder, la diferencia entre lo adecuado para el país y lo correcto para la victoria electoral y la imposición del populismo más barato y la imagen personal frente a las propuestas y el sentido de Estado, así como las inquietantes consecuencias posibles de ello –un futuro en el que alguien tan poco recomendable como Palin con el botón rojo en su mesa-.

            En su segunda faceta, la atmósfera de tensión de esta tragicomedia consigue alcanzar cotas de tensión pavorosas. La portentosa interpretación de Julianne Moore –premiada con un Emmy- imprime en el rostro de su Palin la osadía, la presión, el terror, la inestabilidad, el alivio y la soberbia a lo largo de un relato de superación personal que recuerda a la estructura de una película de Disney –presentación de las cualidades del protagonista, surgimiento del reto a vencer, superación con sudor, lágrimas y ayuda de los compañeros, caída en la vanidad- aunque sin final feliz (para Palin y sus allegados, se entiende).

            Aunque desde luego no es una mirada positiva, no se trata sin embargo de un relato cruel, sino que el personaje aparece compensado, con los suficientes matices como para resultar una aproximación creíble y ajustada al mismo a la vez que arroja un halo bastante pesimista sobre el estado de la política de la nación más poderosa del orbe, el único con unas elecciones que atañe a todo el mundo casi por igual.

Game change resulta espeluznante en ambos casos.

 

Nota IMDB: 7,5.

Nota FilmAffinity: 6,7.

Nota del blog: 7,5.

4 comentarios to “Game Change”

  1. Dessjuest 26 octubre, 2012 a 18:23 #

    Esta es una que tengo apuntada, normalmente suelo ver todo lo que pare esa santa casa, por las señas de identidad que suele tener y que ya manejas en la crítica, matices, credibilidad y buen hacer.

  2. plared 27 octubre, 2012 a 19:55 #

    Esta es una de las que tengo que ver. Joer a ver si tengo tiempo que últimamente para nada tengo. Cuidate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: