Monsieur Verdoux

23 Oct

“No hay nada permanente en este malvado mundo. Ni siquiera nuestros problemas.”

Charles Chaplin

.

.

Monsieur Verdoux

.

Año: 1947.

Director: Charles Chaplin.

Reparto: Charles Chaplin, Mady Correll, Audrey Betz, Marilyn Nash, Martha Raye.

Tráiler

.

            “Una comedia de asesinos”. Ahí queda el subtítulo. Charles Chaplin procedía a emplear su imagen tierna y cómica para descerrajar un puñetazo al estómago del espectador.

Hombre de firmes creencias humanistas y de izquierdas, Chaplin componía con Monsieur Verdoux un nuevo alegato que atacaba la línea de flotación del sistema. La historia, una idea original de Orson Welles y tomada de la vida de Landrú -un conocido criminal francés sobre el que se planteaba rodar un documental-, retrata la sociedad posterior al crack del 29 a través de un producto directo de la misma: Henry Verdoux.

            Verdoux es una imitación de los hombres respetables de su sociedad; un individuo amable, atento y delicado pero descompuesto mental y moralmente por el maltrato de la sociedad, que lo rechaza como un objeto inservible, un ejemplo de la alienación del individuo por la maquinaria financiera global que ya había apuntado en Tiempos modernos. Antiguo cajero, el balance negativo de la crisis lo arroja a la calle, un lugar donde ha de sobrevivir como autónomo gracias a un negocio honorable como cualquier otro (fabricante de armamento, por ejemplo): casarse con mujeres mayores, asesinarlas y robar sus fortunas. Un empleo fatigoso pero rentable.

El asesinato, como las muertes en guerra, no significa nada para Verdoux, solo un trámite más para llevar el pan a casa.

             Monsieur Verdoux parece así una vuelta de tuerca intelectualizada y comprometida del Sospecha de Hitchcock –incluso surge una discusión similar sobre modos de llevar a cabo un asesinato-; dando pie a una comedia negrísima, quizás la más desesperanzada y negativa del británico.

Chaplin, uno de los cineastas más hábiles a la hora de remover los sentimientos del respetable, establece un contraste satírico de macabra ferocidad entre la presentación interpretativa y formal de sus actos, propia de una comedia inocua, y el terrible fondo del relato, que se oculta subyaciente en pequeños pero terribles detalles (un incinerador en un jardín de rosas, unas elipsis livianas en las que entra en la habitación de noche tras una mujer y sale de día con una caja).

Por si fuera poco, Chaplin apela con crueldad a la complicidad del espectador rompiendo puntualmente la cuarta pared y señalándolo como parte y solución del problema y que se extiende a una tétrica acusación directa en el desenlace.

Aun con todo ello, la escena más dolorosa no es la de un homicidio sugerido, sino la de la renuncia al bien, cuando rechaza reconocer a una chiquilla a la que ha ayudado, la corrupción positiva de su despertar cínico, la única vía de salvación para un hombre en el que todavía fluyen vivos (aunque enajenados) sentimientos humanos.

             Aunque está algo descompensada en el metraje –las ‘aventuras de negocios’ acaban por tener un punto de redundancia-, Monsieur Verdoux presenta uno de los latigazos más duros de Chaplin contra los males que asolaban a la sociedad de su tiempo, y como en El gran dictador –del que repite su condena al totalitarismo, hallándolo herencia de este frío y demencial sistema de beneficios y pérdidas-, con discurso final incluido.

             Su lucidez le valdría una acogida fría por parte del público y una próxima denuncia como comunista subversivo por el Comité de Actividades Antiamericanas en la Caza de brujas en Hollywood.

 .

Nota IMDB: 7,9.

Nota FilmAffinity: 8,1.

Nota del blog: 8.

Anuncios

8 comentarios to “Monsieur Verdoux”

  1. Dessjuest 23 octubre, 2012 a 18:52 #

    La vendiste bien esta, a ver si mañana la encargo, cuando dices “descompensada en el metraje” ¿te refieres a que es larga como un día sin escuchar a Rajoy?.

    Cuidate mozo.

    • elcriticoabulico 23 octubre, 2012 a 23:54 #

      Dios santo, no, incluso en una frase de broma me entran escalofríos comparando algo de Chaplin con cualquier cosa que pueda ofrecer Don Mariano. El caso es que creo que hoy no he escuchado a Rajoy y no me he sentido demasiado mal…

  2. ALTAICAaltaica 26 octubre, 2012 a 18:30 #

    Acabo de llegar y te leo y vuelvo a tener que decir que me encanta esta crónica mucho más que inteligente, sobre un cineasta apasionante. Estoy hasta las mismísimas narices cuando escucho hablar sobre el gran pequeño y cómico hombre en relación a sus cuentos bonitos y su humor cómico, cuando estamos ante el mayor demoledor de sistemas que jamás ha dada la industria del cine. Todo su cine, desde su aparente “bondad” es puro infierno y está preñado del más brutal ataque al sistema que jamás se ha hecho ni se hará. Pero al final todo queda en su gracia, sus zapatos, bastón y bigote. Lástima de puto público y aún peores críticos para planetas llenos de falacias bípedas. Incluso algunos se han permitido el lujo de superarlo con Keaton argumentando que era más serio. Comparar ambas obras es hacer honor a la injusticia, salvo que por énesima vez se observe la obra de Chaplin como se ha observada hasta ahora. Es decir, de la más superficial forma posible. Podremos concluir en que Chaplin está aún por analizar.

    • elcriticoabulico 26 octubre, 2012 a 21:51 #

      El cine de Chaplin, como dices, de inocente no tiene nada. Incluso Charlot en sí mismo es ambiguo hasta un punto siniestro, una imagen ambigua con cuya herencia el propio Chaplin juega aquí hasta el extremo. Bien miradas, las denuncias de Chaplin son crudas y nada complacientes. Claro que siempre mantiene una firme apuesta por lo humano, pero no es una apuesta segura, sino un ejemplo que pretende servir de llamada a la conciencia. Y si hay que hacer esa llamada, es que la humanidad brilla por su ausencia en el exterior de los estudios de cine. Y Chaplin así lo dice.

  3. Dessjuest 18 diciembre, 2012 a 20:10 #

    Bueno, pues me ha pasado al contrario que con “Cara de Angel”, me ha gustado menos que a tí, tiene sus virtudes, no lo negaré, es entretenida a pesar del metraje y tiene momentos bastante buenos, alguno divertido.

    Pero no me la creo, empezando por dibujar una época tan deprimida de una forma tan light, y sobre todo por las propias situaciones que vive el protagonista, con sus innumerables mujeres y sus múltiples cohartadas, esa falta de credibilidad de la historia para mí la lastra.

    Saludos.

    • elcriticoabulico 18 diciembre, 2012 a 21:27 #

      A lo mejor el retrato de la época no posee la crudeza de un neorrealismo, pero el concepto del personaje de Chaplin es feroz como pocos.
      Sí es cierto que tanta amante llega a sobrecargar un poco la peli pero el caso es que la trama, creíble o no, se basa más o menos en un personaje real que debía llevar una vida parecida. Ya se sabe que la realidad siempre supera a la ficción…
      Por cierto, esta de Z que comento hoy no sé si la has visto, pero es más que recomendable por si la quieres echar un ojo.

      • Dessjuest 18 diciembre, 2012 a 23:10 #

        Ya ya, si la pensaba encargar, ya sabes que tardo pero acabo viéndolas, las que pones bien digo.

        También es cierto que has logrado que cuando veo una peli mire el listado a ver si hiciste crítica, es que ahora estoy pegándome un atracón a cine clásico, me picásteis entre los tres, tú, Altaica y Plared.

      • elcriticoabulico 19 diciembre, 2012 a 06:44 #

        En YouTubre la tienen en VOSE y doblada, todo un lujo. Y la verdad es que Altaica y Plared cuando hacen sugerencias, las hacen a conciencia. Son gente que sabe lo que recomienda, se descubre con ellos cada cosa…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: