Archivo | 15:08

Grand Canyon (El alma de la ciudad)

30 Ago

“La humanidad es como es. No se trata de cambiarla, sino de conocerla.”

Gustave Flaubert

 

 

Grand Canyon (El alma de la ciudad)

 

Año: 1991.

Director: Lawrence Kasdan.

Reparto: Kevin Kline, Danny Glover, Mary McDonnell, Steve Martin, Mary-Louise Parker, Patrick Malone, Jeremy Sisto, Alfre Woodward, Tina Lifford.

Tráiler

 

 

            La ciudad de Los Ángeles como toma de pulso del mundo y la especie humana. Eso mismo propone Lawrence Kasdan en Grand Canyon (El alma de la ciudad), un cineasta que, en su faceta más personal, apuesta por el cuidado de los diálogos y los personajes dentro de relatos corales que sirven como extrapolación de una problemática social, o como metáfora de la sociedad entera.

            Así, la urbe californiana aparece como una megalópolis estratificada en clases, donde sus pobladores se mueven instintivamente azorados por el pánico, la violencia y la paranoia. En principio, un entorno apocalíptico, donde la vida vale menos que una mala mirada, se sacrifican niños inocentes sin mayor remordimiento y el cinismo es una gran inversión, y en el que conviven, difuminándose, lujo y hambre, misericordia y violencia, muerte y esperanza.

Un mundo hostil, opresivo, aterrador, sumido en la psicosis, con poco margen para el optimismo. A no ser que se mire con perspectiva, con la conciencia de lo ridículo del hombre, una mancha insignificante que naufraga en la inmensidad. Solo Simon (estupendo Danny Glover) parece darse cuenta, con la sabiduría que le otorga haberse sentado al borde del eterno y sobrecogedor Gran Cañón.

            Grand Canyon descubre un fresco de individuos desorientados en busca de milagros que los reconcilien con el ser humano y con uno mismo, de una tabla de salvación a la que agarrarse, por frágil -o quizás inservible‑ que sea.

            Personajes retratados con mimo, sutileza y veracidad, interpretados a la perfección por un reparto conjuntado, y que comparten un pedacito de ese infierno miserable de ‘la ciudad de los ángeles’, en el que lo hiperbólico del inicio parece una representación de una imagen mental que se aclara en parte a medida que la óptica de los personajes se distancia y perfecciona, si bien en ocasiones se deja llevar, al mismo tiempo, por cierta tendencia a la verbalización del proceso.

 

Nota IMDB: 6,8.

Nota FilmAffinity: 6,7.

Nota del blog: 7,5.

A %d blogueros les gusta esto: