Archivo | 20:38

Ga’Hoole: La leyenda de los guardianes

31 Jul

“Al estudio y demás implicados les avisé de que no haría dibujos animados cómicos.”

Zack Snyder

.

.

Ga’Hoole: La leyenda de los guardianes

.

Año: 2010.

Director: Zack Snyder.

Reparto: Jim Sturgess, Emily Barclay, Ryan Kwanten, David Wenham, Anthony La Paglia, Joel Edgerton, Helen Mirren, Geoffrey Rush, Sam Neill, Hugo Weaving.

Tráiler

.

            Zack Snyder cambia de tercio, pero solo en parte. Continúa la épica traducida en slow motion, horror vacui digital y combates entre conceptos absolutos –si bien habían aparecido más difuminados en la infravalorada Watchmen-, ahora en forma de aventura iniciática.

            Aunque en principio destinada a un público de menor edad que en sus anteriores proyectos, basado en una exitosa y voluminosa serie de novelas infantiles, Los guardianes de Ga’Hoole, de la escritora Kathryn Lasky, el mundo que refleja Ga’Hoole: la leyenda de los guardianes es igual de violento o terrorífico que el del centro comercial posapocalíptico de Amanecer de los muertos, la Lacedemonia de las Guerras Médicas de 300 o el ucrónico Estados Unidos de Watchmen.

            Aún con toda esa carga de negrura épica –en este tipo de cine ya no hay espacio para el humor, todo se toma muy en serio- Ga’Hoole apuesta por un clásico literario: la ventura fantástica como rito de paso de la infancia a la madurez, en el que se dejan atrás unos sueños que ha de concretarse en hechos, despojados de su aura de sublimación por una realidad oscura y agresiva, al modo de las más exitosas sagas de la novela infantil y juvenil contemporánea cuya fiebre vinieron a despertar en la gran pantalla a comienzos del milenio la trilogía de El señor de los anillos, los filmes de Harry Potter y otros ejemplos similares como Las crónicas de Narnia, Un puente hacia Terabithia, Stardust o La brújula dorada.

El Bien contra el Mal, canalizado a través de conceptos políticos –los Puros vendrían a representar una extrapolación del nazismo- y místicos como la profecía, el mesianismo y la lucha entre hermanos antagonistas como concreción personal de un enfrentamiento global, en este caso protagonizado por un impresionante muestrario de aves estrigiformes.

            Un campo bastante sobado por tanto, cimentado sobre un guion ligero y acumulativo que recorre a vuelapluma los tres primeros tomos de la obra original, pero en el que Snyder se siente cómodo, donde puede desarrollar su gusto por una epopeya heroica tan tenebrosa como hipertrofiada, con detalles rescatables, una impecable factura visual y también con momentos empantanados por la cada vez más acentuada tendencia del cineasta estadounidense al recargamiento y la incontención en el empleo de recursos característicos de su particular sentido de la épica, con el uso de la cámara lenta como paradigma.

Medianamente disfrutable.

 

Nota IMDB: 6,9.

Nota FilmAffinity: 6,2.

Nota del blog: 6.

A %d blogueros les gusta esto: