Archivo | 15:41

Carne viva

9 Jul

“El campo me pone nervioso. Está lleno de grillos y… es tan tranquilo… no hay a donde ir después de cenar y las polillas se comen las cortinas, y te puedes encontrar probablemente con la familia Manson.”

Alvy Singer (Annie Hall)

 

 

Carne viva

 

Año: 1972.

Director: Michel Ritchie.

Reparto: Lee Marvin, Sissy Spacek, Gene Hackman, Gregory Walcott, Angel Tompkins, William Morey, Howard Platt.

Tráiler

 

 

            Los extensos campos del Medio Oeste de Estados Unidos han ostentado siempre el corazón de la imagen ideal del país americano, la materialización de sus valores más puros y tradicionales. Oportunidades de vida para aquel que lo desee; una existencia saludable, de trabajo y esfuerzo, recompensada con los frutos de la tierra que un Dios benévolo tiene a bien compartir con sus criaturas.

En Carne viva, Lee Marvin va a acabar con todo eso.

            Producto de una década de hastío moral en la que el thriller irrumpía con violencia iconoclasta cuestionando lo tradicionalmente correcto –la ambigüedad como mensaje, el bandido como héroe de pasarela de Bonnie & Clyde, los procedimientos policiales antisistema para perpetuar el sistema de Harry, el sucio, la elevación al altar de la iconografía bronsoniana del vigilante y su ojo por ojo,… y tantas otras- Carne viva contrapone, en cierto modo como ya hacía ese mismo año John Boorman con Deliverance, el enfrentamiento entre los hijos de la ciudad, vertedero pestilente y mórbido, y lo rural, cuya iconografía paradisíaca se pervierte aquí hasta convertirla en una soleada pesadilla de inabarcables prados de trigo, industria ganadera de reses y chicas jóvenes, apolíneos granjeros rubios que guardan el negocio con extremo celo y violencia y dos robustos hermanos alzados en rebeldía contra la mafia irlandesa de Chicago. Como guinda de este trastrocamiento intolerable, el líder de todo ello, con los rasgos de un bigotudo Gene Hackman, responde al inofensivo y maternal nombre de ‘Mary Ann’.

            Así, Michael Ritchie envía a Kansas a Lee Marvin, legendario y crepuscular mito del homicidio por dinero –la mayor aberración de lo urbano-, para cercenar la carne gangrenada y, de paso, salvar el último espíritu inocente del viejo y decrépito Medio Oeste, la ingenua lolita y esclava sexual interpretada por Sissy Spacek.

            Carne viva fructifica como un aguerrido, contundente y entretenido thriller en el que Ritchie, un director cuya carrera no abarcaría en adelante prácticamente ningún título demasiado reseñable, exhibe un encomiable manejo de la puesta en escena y la atmósfera, incluidos recursos que no por tópicos son empleados con menor efectividad, sino casi al contrario –la furia que llega con la tormenta-, a pesar de cierta tendencia a dejarse llevar por excesos que tratan de ir un paso más allá la sangrienta y sexual revolución que había comenzado en el cine de acción e intriga a finales de la década precedente –sobre todo en este último aspecto, con un retorcimiento que acaba por ser más bien cómico en ciertas situaciones-.

Muy disfrutable, con toda la incorrección y violencia de los setenta.

 

Nota IMDB: 6,8.

Nota FilmAffinity: 6.

Nota del blog: 7.

A %d blogueros les gusta esto: