El tren de Bertha

11 Jun

“Yo fui un niño con asma inducido a creer que no conseguiría gran cosa en la vida.”

Martin Scorsese

 

 

El tren de Bertha

 

Año: 1972.

Director: Martin Scorsese.

Reparto: Barbara Hershey, David Carradine, Barry Primus, Bernie Casey, John Carradine.

Tráiler

 

 

            A comienzos de los setenta, el siempre avispado Roger Corman decidió, impresionado por su trabajo como montador, director de fotografía y ayudante de dirección en el documental sobre el legendario festival de Woodstock de 1969, financiar con poco más de medio millón de dólares la primera aventura cinematográfica auténtica como director –más allá de la puramente underground ¿Quién llama a mi puerta?-, si bien con las funciones becariales características de su sistema de producción de serie B, de un atrevido jovencito italoamericano llamado Martin Scorsese.

El objetivo será que, exprimiendo al máximo sus exangües recursos y sus limitadas atribuciones autorales, Scorsese filmase un exploit sobre una temática entonces con visos casi de subgénero propio: el de la feroz huida de una pareja de gángsteres. Premisas nostálgicas del cine de los años treinta, una horma reconocible en obras del mismo Corman, caso de la reciente Mamá sangrienta.

Sin embargo, Scorsese, toda una enciclopedia devoradora de conocimientos cinéfilos, logrará llevar a su terreno dentro de lo posible, en lo que se erige como toda una declaración de intenciones, el relato autobiográfico sobre las andanzas Boxcar Bertha Thompson, una mujer a caballo entre el sindicalismo activo de la década de 1930 y la delincuencia de road movie con aires de Robin Hood contemporánea.

            En El tren de Bertha –también conocido por el título original, Boxcar Bertha– aparecen ya personajes contradictorios, arrastrados a la marginalidad por un sistema opresivo para el individuo, con sus (aún ligeras) culpas y remordimientos consecuentes y con resabios de simbología cristiana, evidente en el desenlace.

            En los oscuros años de la Gran Depresión, la joven e ingenua Bertha (Barbara Hershey), huérfana de padre por un accidente de aviación propiciado por un patrón codicioso y poco comprensivo, se encuentra abocada por las circunstancias a formar una banda criminal junto con ‘Big’ Bill Shelley (David Carradine, en duelo interpretativo con John, patriarca de la saga Carradine), honrado sindicalista del ferrocarril huido de una justicia sobornada por la plutocracia; Rake Brown (Barry Primus), jugador profesional arrastrado por su mala suerte y su natural falta de agallas, y Von (Bernie Casey), un negro en el racista Deep South norteamericano.

Seres buenos en origen, expulsados por la sociedad a un reducto que obliga al uso de la violencia como única garantía para sobrevivir.

             De este modo, El tren de Bertha trasciende la iconografía romántico-pop del forajido gestada en Bonnie & Clyde, una de las piedras angulares de ese Nuevo Hollywood del que Scorsese formaba parte en una segunda oleada de renovación, y da un pasó al frente más en cuanto a elementos como la sexualidad y la violencia, explícitos pero con una estudiada estética.

             Es esta una película aún con defectos y carencias materiales y artísticas –no convencen demasiado secuencias como la persecución automovilística, por ejemplo-, con un argumento un tanto alocado en su desarrollo y, sin embargo, muy atractiva, poderosamente rítmica en ocasiones –si bien irregular en su conjunto-, en la que Scorsese, todo desparpajo, hace gala de su habitual uso expresivo de la música como complemento fundamental de unas imágenes compuestas y montadas en búsqueda de una cadencia determinada, con elipsis y cortes bruscos hasta casi el atropello inspirados en parte por los métodos revolucionarios de los franceses de la Nouvelle Vague, y aprovecha a su vez las virtudes de un reparto muy conjuntado, sobre todo por la química entre Hershey y Carradine, pareja en la vida real.

Primer aviso de un grande.

 

Nota IMDB: 6,1.

Nota FilmAffinity: 5,9.

Nota del blog: 7.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: