Enter the Void

11 May

“Si no conoces todavía la vida, ¿cómo puede ser posible conocer la muerte?”

Confucio

 

 

Enter the Void

 

Año: 2009.

Director: Gaspar Noé.

Reparto: Nathaniel Brown, Paz de la Huerta, Cyril Roy, Masato Tanno, Olly Alexander.

Tráiler

 

 

            En muchas ocasiones, un cineasta de supuesta autoría insiste en mantener esa anhelada etiqueta aferrándose a una marca propia, definitoria. En el caso de Gaspar Noé, cineasta argentino afincado en Francia, su huella de estilo quedaría definida, por imposición popular, en la violación de nueve minutos que Monica Bellucci sufría en Irreversible, la cinta que le dio a conocer al gran público. Más desagradable que descarnada, con una obsesión hiperrealista que pasa por la adhesión innegociable al tiempo real eliminando concesiones cinematográficas, con una agresividad rayana en lo brutal, sin contemplaciones.

En cierta manera, estos rasgos –el trazado de una experiencia auténtica no cinematográfica, la búsqueda de la impresión, la desmesura- vuelven a repetirse en su sentido último en este nuevo proyecto, presentado en Cannes y aclamado en Sitges.

            Enter the Void es un viaje de ácido de 180 minutos con pretensiones de experiencia extrasensorial por la vida, la muerte, los recuerdos, los sueños y, de nuevo, la vida de Oscar, un joven aficionado a las drogas duras, fallecido trágicamente en una actuación de la policía de Tokio.

Narrada toda ella en plano subjetivo –según el propio realizador, todo se gesta en el visionado de La dama del lago pasado de drogas-, en cuerpo y en espíritu, la película queda compuesta en torno a una especie de plano secuencia eterno, tan solo interrumpido por los parpadeos del protagonista o el asalto intermitente de sus recuerdos traumáticos, muescas en la línea cronológica de una vida de desarraigo, ausencias, muerte, sexo y filiaciones maternas y fraternales quasi incestuosas.

            Noé experimenta hasta el puro formalismo con la reproducción de ese peregrinar extracorpóreo y trascendente -en el que el Libro tibetano de los muertos se erige como la guía de carreteras-, envuelto en un constante estado de brumas y alucinaciones psicotrópicas donde no existen los límites temporales ni espaciales, el arriba o el abajo, con los registros sonoros, el diálogo y esa luz bañada por los neones de Tokio hasta que escuecen los ojos puestos al servicio del aturdimiento de los sentidos en lo que se diría una mezcla de los delirios plasmados por Darren Aranofski en Réquiem por un sueño con el viaje astral de 2001: Una odisea del espacio. Incluso podría intuirse un homenaje uterino al retrete más sucio de toda Escocia.

La ambicionada originalidad y virtuosismo del bonaerense podrían ponderarse con la declaración de uno de los personajes: “el cuelgue del DMT dura seis minutos, pero parece una eternidad”.

            Extenuante hasta el extremo, Enter the Void se convierte, tras el sorprendente e impactante arranque, en un experimental muestrario de giros de cámara, planos cenitales, tetas, nucas, fluorescentes colores psicodélicos y un último e inenarrable plano detalle de sexo directamente aberrante.

Es decir, una obra con ínfulas, más mareante que desgarrada, más exasperante que audaz, e ideal para inmolar las retinas.

 

Nota IMDB: 7,2.

Nota FilmAffinity: 7.

Nota del blog: 2.

2 comentarios to “Enter the Void”

  1. plared 13 mayo, 2012 a 07:10 #

    Me gusta eso de inmolar las retinas. Joer, en esto de las frases eres único. La pelicula una puñetera mierda, apenas aguante 15 minutos, imagino que lo que viene despues sera igual o incluso leyendote…peor. Cuidate

    • elcriticoabulico 13 mayo, 2012 a 14:00 #

      Pues los quince primeros minutos son los mejores. Imagínate cómo acaba la cosa. El caso es que es una peli de esas de culto, con muchos adeptos… Vamos, que tiene su público.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: