Virgen a los 40

10 May

“El amor es la respuesta, sí, pero mientras el sexo va haciendo preguntas.”

Woody Allen

 

 

Virgen a los 40

 

Año: 2002.

Director: Judd Apatow.

Reparto: Steve Carell, Catherine Keener, Seth Rogen, Paul Rudd, Romany Malco, Kat Dennings, Elizabeth Banks.

Tráiler

 

 

            La comedia juvenil de los ochenta (Porky’s, El último americano virgen,…), que podría prolongarse también a la década sucesiva (American Pie,…) hasta ser ya motivo de parodia autorreflexiva en el amanecer del nuevo milenio (No es otra estúpida película americana), veía en la pérdida de la virginidad uno de los pilares fundamentales, si no el único, en el rito de paso de la condición de niño a la de adulto.

Imitada, agotada, supera y reinventada hasta la saciedad, la irrupción de Judd Apatow y sus acólitos en el panorama de la nueva comedia americana aparece como una digna recuperación o glorificación del inadaptado en su epopeya por alcanzar la ansiada y esquiva dignidad social.

            En Virgen a los 40, continuación natural y lógica de las anteriores, el protagonista es ahora un tipo cuarentón resignado a su suerte (perfecto Steve Carell, coguionista de la cinta junto a Apatow). Escarmentado por la humillación de una vida de sinsabores y batido en cobarde retirada, ha sustituido la tenaz lucha contra una sociedad que tan cruelmente lo ha rechazado por una estoico y discreto repliegue frente a un destino adverso, fruto, de igual manera, de una torpeza y mala suerte propia e incurable.

Se acepta como eterno niño, protegido en su guarida de juegos –la constante imagen del muñeco de colección encerrado en su envoltorio original, seguro, aséptico-, no así una sociedad transformada en comprensiva y condescendiente por una aparente y engañosa madurez. De hecho, es ahora esta misma sociedad agresiva la que le impele a porfiar de nuevo en esos objetivos ya desterrados, a hacer lo debido, lo normal.

            A pesar de la estridente pujanza del chiste sexual como motor de la comedia, Virgen a los 40 muestra la distintiva firma de Apatow: el poso de amargura de un proceso de maduración forzoso, resignado y aterrado que acaba obligado a terminar en un final feliz contradictorio –el que supuestamente se la habría negado al personaje en su vida ochentera-, en cierta manera antinatural, y con un aire conservadorzuelo e, incluso, un tanto cursi o inofensivo –como el alma del protagonista, en definitiva-, tan funcional como un estilo técnico académico, secundarizado a favor de la escritura argumental.

Del mismo modo, también se encuentra presente su particular sensibilidad, nacida tanto de la experiencia propia como de un buen oído cómico, para reflejar con verosimilitud y tierna complicidad esa traumática metamorfosis, las frustraciones y temores de un ser acorralado.

            Logra ganarse la simpatía del espectador, además de alguna risa complacida esporádica.

 

Nota IMDB: 7,3.

Nota FilmAffinity: 5,6.

Nota del blog: 6.

2 comentarios to “Virgen a los 40”

  1. El Tusos 12 mayo, 2012 a 16:12 #

    Una comedia bastante agradable, dentro de un género que parece que se ha dividido en las que siguen un hilo tipo American Pie, donde priman los chistes facilones y un par o tres de tetas para subir la recaudación de sus múltiples seguidores rebosantes de acné, pero con poca o nula gracia (al menos para mí) y las nuevas comedias, donde siguiendo un esquema similar, usan guiones más completos y de algún modo “realistas”, con unos nerds más empáticos y reconocibles.
    Personalmente veo la competencia incomprensible: guiones mejores, personajes buenos y risas aseguradas contra… lo otro. “Supersalidos” (maldita traducción de los títulos) es el ejemplo perfecto de comunión entre esas tres características positivas y una de las mejores comedias que he disfrutado últimamente, al igual que otras resultonas como “La boda de mi mejor amiga”, “Easy A”, “Tropic Thunder”…
    Eso sí, aquí el final se queda algo flojo y separado del transcurso de la película. Quizá le exijo demasiados cambios al costumbrismo estadounidense. Poco a poco.

    • elcriticoabulico 12 mayo, 2012 a 17:13 #

      Totalmente de acuerdo, tienen bastante más encanto, como Supersalidos, que es bien simpática. No sé por qué sospecho que eres fan de MacLovin.
      Aunque por otro lado me parece que no tienen nada de antisistema, más bien lo contrario, son bastante acomodaticias. Fíjate en esta, por ejemplo: quien tiene la razón es el protagonista, hiposexual y con una idea del amor que solo se comprende desde el matrimonio clásico. Y en otras, los personajes más peculiares suelen acabar “entrando en razón”.
      Pero sí, aportan cierta dignidad a la maltratada comedia americana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: