She, la diosa del fuego

27 Mar

“La única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es aventurarse algo más allá de ellos, hacia lo imposible.”

Arthur C. Clarke

.

.

She, la diosa del fuego

.

Año: 1935.

Director: Lansing C. Holden, Irving Pichel.

Reparto: Randolph Scott, Helen Mack, Nigel Bruce, Helen Gahagan.

Tráiler

.

            Cuenta la leyenda que la última y perdida copia de She era propiedad del mismísimo Buster Keaton, quien la rescató de entre los bártulos almacenados en el garaje de su residencia para hacerla pública de nuevo, a través del historiador de cine Raymond Rohauer.

            Estrenada en 1935, esta era ya la quinta versión cinematográfica de la novela de H. Ridder Haggard, el conocido creador de las aventuras de Allan Quatermain, icono del género. Esta nueva adaptación nace de la ambiciosa iniciativa del productor Merian C. Cooper, antiguo aviador militar, uno de esos tipos que comprendía el cine como espacio y, además, como instrumento para la aventura, ejemplificado por obras como los documentales sobre pueblos exóticos, muy de moda entonces, como Hierba y Chang, y las películas Las cuatro plumas, versión de 1929, y el primer y mítico King Kong como director, ambas en colaboración con su gran aliado artístico, Ernest B. Schoedsack, junto con otras muchas en su labor de productor.

Sus exigentes aspiraciones, salvaguardadas por el éxito de sus películas precedentes, pasaban por un lujoso diseño de producción, con grandes decorados y ambientación lujosa diseñada para una fotografía a color. Finalmente, la RKO rebajaría la financiación y las pretensiones de Cooper. No sería hasta años más tarde cuando Ray Harryhausen, el gran creador de efectos especiales de stop-motion y amigo personal de Cooper, se decidiese a colorear, por iniciativa propia y con ayuda de la productora Legend Films, los fotogramas de la película.

            En cuanto a lo argumental, She expone varios paradigmas clásicos de la narrativa de aventuras: las confesiones póstumas, la carga del legado familiar, la búsqueda del tesoro y la predestinación. En este caso, un americano (un jovencito Randolph Scott) se reencuentra con sus raíces para heredar la búsqueda de la llama sagrada de la inmortalidad en el ignoto Polo Norte.

Rasgos fundamentales del género de aventuras, cuyo auge pertenece a unos tiempos en los que la técnica hacía el mundo cada más pequeño, revelando sus secretos más escondidos. Una visión a la vez positiva –el conocimiento- y negativa –la posible destrucción latente en ese conocimiento, un hecho a partir de 1914-.

            Dentro de esa concepción grandilocuente de inicio, She posee un desarrollo argumental caracterizado por un aire más bien ingenuo, con personajes planos, acordes a un nivel interpretativo bastante limitado, y situaciones previsibles, caracterizado por el enfrentamiento algo ñoño entre lo glorioso y cegador y lo sencillo y salvador. El ritmo, no obstante, se mantiene fresco durante la mayoría del metraje, hasta que llega al excesivo intento de lucimiento espectacular en la presentación de los cruentos pero vistosos ritos de la civilización perdida, nominada al entonces existente Oscar a la mejor coreografía.

            Todo ello se traduce en ciertas ocasiones en un agradable encanto de divertimento sin pretensiones, mientras que en otras deja en el paladar un sabor demasiado añejo.

Finalmente, esa She epónima (Helen Gahagan, estrella de los escenarios de Broadway), la reina-diosa del mundo olvidado, terrible y trágica, esclava de su trono, encadenada a una historia condenada a repetirse durante su dolorosa inmortalidad, se alza como lo más destacable de la función.

 

Nota IMDB: 6,5.

Nota FilmAffinity: 6,2.

Nota del blog: 5,5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: