La hora del lobo

9 Mar

“En mi opinión, Bergman, De Sica y Fellini son los tres únicos directores que no son simples oportunistas. Con esto quiero decir que no se limitan a esperar a que les llegue una buena historia para después llevarla a cabo, sino que poseen un propio punto de vista propio que expresan una y otra vez en sus películas, desarrollan material creado por ellos mismos.”

Stanley Kubrick

 

 

La hora del lobo

 

Año: 1967.

Director: Ingmar Bergman.

Reparto: Max von Sydow, Liv Ullman.

Tráiler

 

 

            Si bien en su día fue publicitada como la única película de terror puro de Ingmar Bergman, La hora del lobo no iba a ajustarse sin embargo, como no podía ser de otra manera, a los cánones del género, sino que sería una nueva muestra de las obsesiones y constantes del sueco.

           Comenzando de manera autorreflexiva –la imagen se introduce por la palabra acción, tras lo cual Liv Ullman se confiesa ante el público, rompiendo la cuarta pared- y con ciertos rasgos que recuerdan a su por entonces reciente Persona, La hora del lobo –el momento del día en el que el que lo sobrenatural y espantoso conecta con el mundo- narra la destrucción física y mental de un matrimonio asentado sobre la incomunicación, compuesto por una mujer introvertida aunque sensible y amorosa y un  pintor misántropo, ermitaño voluntario, inseguro e insatisfecho en medio de una crisis creativa, una mente tan yerma y áspera como el remoto y aislado peñasco donde ha ido a dar con sus huesos.

            Lo aterrador brota de la mente, de elementos recurrentes en la obra del cineasta sueco como esa frialdad casi inhumana del artista que representa el personaje principal. Los temores existenciales hacia la muerte acechante, la soledad, el desarraigo, la alienación, el absurdo y la humillación perpetua. El vacío vital, la incomprensibilidad del mundo, el desamparo de lo divino. El Infierno en la Tierra, en el propio ser humano.

Pesadillas que componen un paisaje emocional espeluznante, producto de los miedos, obsesiones e impulsos atávicos e irracionales, poblado por demonios podridos, representación de la ruina moral de la sociedad de la que huyen, del interior de uno mismo.

Un ambiente malsano, nauseabundo, a caballo entre una realidad opresiva y putrefacta y  las imágenes irreales engendradas la mente torturada de un protagonista que se hunde progresivamente en las sombras cabalgando sobre sus angustias y fijaciones obsesivas –la cicatriz del amor insatisfecho y traumático del pasado-, contagiándose en la de su esposa –los amantes que, en sus aspiraciones de unión, acaban por ser idénticos-.

            Bergman recorre los infiernos de la vida y la pareja dejando en el haber unas imágenes inquietantes e imborrables, donde el terror psicológico aflora y amenaza a sus personajes con estados de ánimo descompuestos, percepciones alteradas y mil y una criaturas pavorosas por reconocibles en el propio ser. Sin embargo, ciertos pasajes y soliloquios caen en la afectación teatral que se cita en ocasiones en el cine del realizador sueco, a ratos también excesivamente críptica y simbólica pero en definitiva desasosegante como pocas, con una tensión por momentos insoportable, engrandecida por el superlativo trabajo de Max von Sydow.

El terror que produce vivir.

 

Nota IMDB: 7,7.

Nota FilmAffinity: 7,5.

Nota del blog: 7,5.

Una respuesta to “La hora del lobo”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Filmes: Persona | Arte Barbanza - 14 agosto, 2014

    […] muchas ocasiones, rozaría en su tratamiento unas formas más propias del cine de terror, caso de La hora del lobo –promocionada como la única película de dicho género del sueco- o, retrocediendo dos años, de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: