Archivo | 17:42

Mulan

17 Feb

“Las batallas contra las mujeres son las únicas que se ganan huyendo.”

Napoleón Bonaparte

.

.

Mulan

Año: 2009.

Director: Jingle Ma, Wei Dong.

Reparto: Wei Zhao, Kun Chen, Jun Hu, Jaycee Chang, Rongguang Yu, Yuxin Liu.

Tráiler

.

            El éxito arrollador de Tigre y dragón en el cambio de milenio, impensable para una película asiática exhibida en versión subtitulada en el poco receptivo mercado estadounidense, configuró al nuevo cine épico chino -si bien la anterior era de producción taiwanesa- como el género más exportado y exportable del gigante asiático.

            Ya en unos finales de la década en los que se aprecia el agotamiento del modelo, Jingle Ma adaptaba el poema narrativo tradicional Mulan, popularizado por la todopoderosa Disney -al mismo tiempo gran transmisora y gran destructora de mitología y leyendas de toda procedencia-, desde una óptica personal que enfatiza el carácter guerrero y épico del mismo, reduciendo por otro lado el conflicto o el posible simbolismo de la protagonista por su condición de mujer en un mundo exclusivamente masculino, prácticamente irrelevante, ajeno a reivindicaciones igualitarias o, siquiera, suspense por el peligro de su trasgresión, más aún teniendo en cuenta la evidente femineidad de la actriz encargada de encarnar a la heroína, Wei Zhao, cuyo bello rostro da poco pie al equívoco, minando, en cierta manera, su credibilidad.

            Contradiciendo el modo de realización operístico y exagerado que había caracterizado los exitosos esquemas del género, tanto en el preciosismo de la factura técnica como en unas coreografías de lucha estilizadas hasta lo irreal, Mulan opta por un tratamiento a grandes rasgos mucho más convencional y en el que las muestras de personalidad de su autor aparecen, ya desde un desafortunado inicio que provoca comenzar el filme con mal sabor de boca, en forma de recursos de dudoso gusto –forzados giros de cámara, atroces fundidos a blanco con efecto sonoro para los flashbacks o la simple transición de escenas,…- que dotan a la película de un aire de telefilme cutre pese a su espectacularidad de medios, escenarios y movimientos de masas.

Una sensación de lustrosa pobreza en la que abunda un guion corto de miras, sin profundidad ni originalidad, tanto en la caracterización de los héroes –de repente Mulan pasa de brillante estratega a general irresponsable no se sabe bien porqué- como en los villanos –el tirano invasor ofrece el clásico compendio de vicios, desde la crueldad mórbida hasta el parricidio y el incesto, en una caracterización fuertemente influenciada por el Cómodo de Gladiator– y en el que la acción transcurre sin demasiado interés y, en su mayor parte, a salto de mata, equivocando la elección de pausas dramáticas, desaprovechando algunas de gran valor, redundando en otras.

            A pesar de ese ritmo vertiginoso -que aún así se empantana en ciertos momentos debido a ese mal subrayado de algunos aspectos como la relación entre Mulan y Wentai-, la cinta no logra siquiera alcanzar el estatus de entretenimiento aceptable.

 

Nota IMDB: 6,4.

Nota FilmAffinity: 6,8.

Nota del blog: 3.

A %d blogueros les gusta esto: