Huracán sobre la isla

9 Feb

“La más estricta justicia no creo que sea siempre la mejor política.”

Abraham Lincoln

Huracán sobre la isla

 .

Año: 1937.

Director: John Ford.

Reparto: Jon Hall, Raymond Massey, Dorothy Lamour, Thomas Mitchell, Mary Astor, C. Aubrey Smith, John Carradine.

Tráiler

 .

            En cierto punto de la película, el sacerdote cristiano del ficticio atolón de Manakoora, en la Polinesia Francesa, descerraja al gobernador que lo hostiga, ley en mano: “hay cosas más grandes que los gobiernos, algo más profundo, más real”.

Y es que no, Huracán sobre la isla no es una cinta de aventuras exóticas en los Mares del Sur. Es un drama que refleja, como tantas otras posteriores en su trayectoria, el conflicto entre el individuo y el Estado desde el prisma del declarado humanismo liberal que el libertario John Ford ejercía e impregnaba a sus películas, pese a no escribir prácticamente nunca el guion de las mismas.

            Ese entorno idílico de la Polinesia no es sino la excusa para enfrentar la bondad natural del ser humano como individuo contra la supuesta civilización. Así, el simbólico nativo Terangi (un caucásico Jon Hall), un hombre bueno, el último de los hombres libres, será oprimido primero por la cárcel tahitiana, a la que va a dar por defender su honor frente a un prohombre colonial, racista, y más tarde por la excesiva rectitud del gobernador DeLaage (Raymond Massey, el hombre que se parecía a Karloff), que se niega a liberarlo o dejarlo escapar una vez fugado.

Son ambos, representantes de una metrópoli occidental cuyos valores y principios no tienen ni sentido ni cabida en esas islas paradisíacas donde el buen salvaje prefiere regir su vida por bailes más que por perversiones de creación “civilizada” –el poder público en todas sus formas y extensión-, que solo consiguen subyugar o minar la bonhomía original de este.

            Ford, siempre cuidadoso en la construcción de personajes, no hace de DeLaage un villano al uso. Él es también un buen hombre. De hecho, es tan íntegro con aquello que defiende –el Estado, el verdadero Leviatán, en suma-, se encuentra unido indisociablemente a su escala moral. Esta consideración es lo que le lleva a perder la perspectiva lógica con la que debería funcionar una legislación al servicio del individuo, como simple instrumento garante de la convivencia. Antepone, pues, la Ley, entendida como principio pero también como fin, al sentido común de los valores humanos. Hace de un asunto público un conflicto personal –está es una de las razones por las que se reserva a los tribunales un margen de interpretación de la legislación-.

En cierta manera, Huracán sobre la isla recuerda a ese sentido de Justicia injusta, derivada de su aplicación literal e inflexible, cuyo acoso padecía Paul Muni en Soy un fugitivo. No es casual que, donde aquel se había visto forzado desde su carácter inicial de hombre honrado a robar para sobrevivir en la parte final del filme, aquí aparezca otra frase en boca de ese mismo cura (C. Aubrey Smith) dedicada al prófugo Terangi: “Tu no eres perverso, te hicieron perverso”.

            Un crescendo de tensión y enconamiento en el que el director del parche aplica su pulso de hierro hasta que deriva finalmente en un huracán como metáfora de la inutilidad de la civilización en un entorno al que no pertenece -reforzando y quizás llevando demasiado al extremo la idea planteada anteriormente mediante la alegoría del sombrero de seda en medio de un tornado-, clímax también reservado a la concesión de una espectacularidad –y qué espectacularidad, difícilmente superable en su potencia sobrecogedora pese a su antigüedad- necesaria como gancho para un público que asistía a un aparente nacimiento del cine catastrófico –San Francisco, Chicago, Vinieron las lluvias, Tifón,…-.

 .

Nota IMDB: 7,3.

Nota FilmAffinity: 6,8.

Nota del blog: 7,5.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: