El despertar

9 Ene

“El mal existe y no podemos hacer nada. Cultiva el terror al propio terror, el terror a que el terror te conduzca a la locura.”

Jason Zinoman

 

 

El despertar

 

Año: 1980.

Director: Mike Newell.

Reparto: Charlton Heston, Stephanie Zimbalist, Susannah York, Patrick Drury, Jill Townsend.

Tráiler

 

 

            El despertar propone al mismo tiempo una continuidad con el presente del cine de terror contemporáneo junto con una cierta mirada al pasado del mismo, a sus raíces.

Es por ello que escoge como punto de partida un relato, La jota de las siete estrellas, obra de un clásico de la literatura gótica como Bram Stoker que cuenta como figura central, como monstruo del que ha de emanar el terror, otro mito cinematográfico como es la momia egipcia.

No obstante, hija de un tiempo en el que el género había quedado totalmente revolucionado en las dos décadas precedentes por cineastas como Friedkin, Romero o Carpenter, con nuevas temáticas y nuevas formas, la película evita pasear en vendas a esa faraona maldita y anónima de la novela y asume giros temáticos que recuerdan mucho a éxitos recientes como El exorcista y La profecía: posesiones por demonios atávicos reencontrados por la ciencia –la arqueología-, la reencarnación en la inocencia de la juventud, la inexplicable e inevitable muerte a su paso,…

            Después de El secreto de los incas, Charlton Heston volvía a meterse en la piel de un arqueólogo preindiana jones para a enfrentarse a pecho descubierto contra profecías enigmáticas y aterradoras, así como contra sus propias obsesiones, con igual peso a la hora de llevar a cabo la resurrección de una femenina encarnación del mal cuyo descubrimiento y recuperación suponen el trabajo de toda una vida. Un hombre de ciencia que, demasiado apegado a la razón y, por tanto, incapaz de guiarse por ella, construye el nefasto futuro tanto de sí mismo como de aquello que en su ceguera no supo apreciar: el amor familiar, un disfrute sereno del prestigio profesional, etcétera.

Una película con posibilidades a la que hunde un torpe desarrollo por parte del hasta entonces exclusivamente televisivo Mike Newell. No existe ni la tensión, ni la inquietud, ni el entretenimiento, fruto de una narración deslavazada y poco creíble que desaprovecha incluso el buen trabajo de Heston, quien dota de complejidad al único personaje que no parece un simple accesorio de quita y pon de una trama muy poco pulida en la que abundan lagunas, cabos sueltos y desviaciones sin salida.

            Al final, no consigue captar ni por asomo el sabor de los clásicos del género, resultando simplemente anticuada.

Muy flojita.

 

Nota IMDB: 4,6.

Nota FilmAffinity: 5,5.

Nota del blog: 3,5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: