La matanza del día de San Valentín

23 Dic

“Puedes llegar lejos con una sonrisa. Puedes llegar mucho más lejos con una sonrisa y una pistola.”

Al Capone

La matanza del día de San Valentín

Año: 1967.

Director: Roger Corman.

Reparto: Jason Robards, Ralph Meeker, George Segal, Clint Ritchie, David Canary.

Tráiler

 .

 .

            Pese a que su reconocimiento, sobre todo en su faceta de esforzado e hiperactivo exprimidor de dólares, proviene de la serie B fantástica y las adaptaciones, bastante libres, de los cuentos de terror gótico de Edgar Allan Poe, Roger Corman exploró a lo largo de su casi inabarcable filmografía toda variedad de géneros.

             Su primera incursión en el cine gangsteril, cuyos tiempos de esplendor se habían situado en los años treinta, luego mutado y evolucionado en diferentes versiones –cine negro, thrillers policíacos,…-, databa ya de pasada la mitad de la centuria, cuando en 1958 dirige La vida de un gángster y La ley de las armas, filmes en los que Corman trata de adaptar esa temática del ascenso y caída del criminal a modelos narrativos y formales más actuales.

No es sino hasta finales de la década posterior cuando Hollywood vive de nuevo la fiebre por el cine de gángsters, inoculada por el éxito de crítica y público de la sangrienta y pop Bonnie & Clyde, una de las películas que da el pistoletazo de salida al Nuevo Hollywood, y, en cierta manera, rematada por la redimensión total que supone El padrino.

Es precisamente en el mismo año del estreno de Bonnie & Clyde cuando Corman decide reconstruir uno de los episodios capitales de la mitología popular del hampa: la matanza de San Valentín de 1929, perpetrada por los secuaces de Al Capone, y ya inmortalizada en películas esenciales del género como Scarface o, tangencialmente, en clásicos como Con faldas y a lo loco.

             Para La matanza del día de San Valentín, Corman opta por la búsqueda de un realismo más crudo, con una recreación histórica cuidada –incluso con una escenografía con regusto a decorado de tiempos clásicos- y un reparto conocido, lo que exige un presupuesto considerablemente más abultado de lo que solía manejar, cubierto con las ganancias de otras cuantas cintas paralelas más ajustadas a los modelos de serie B; austeras, atractivas y con garantía de beneficios. Un realismo que pasa también, además de por el poco remilgo en el uso de la hemoglobina, por una narración concisa, conducida por una voz en off que presenta a los implicados de manera próxima al documental, fría, mecánica.

Es ahí donde aparece Al Capone (Jason Robards, todo carácter), el último de los gángsteres auténticos, que defiende el uso de la violencia radical frente a las propuestas de parlamento de su cúpula de decisión, transformada en adocenados hombres de negocios, para defender su hegemonía frente a la creciente pujanza del irlandés Bugs Moran (Ralph Meeker). Un mundo poblado por seres destinados a arder en su propio fuego, efímeros imperios con pies de barro que a hierro matan y a hierro mueren.

             Una película construida con estructura elíptica mediante el uso virtuoso de un montaje que va desgranando los preparativos de ambos bandos en una progresión que conduce irremediablemente a la masacre en el oscuro almacén del norte de Chicago, incardinando con gran tino los flashbacks a modo de secuencias retrospectivas sobre el cruento desarrollo de la guerra de mafias, de cómo la violencia ha ido engendrando más violencia en una espiral de sangre, plomo y muerte.

Imágenes repletas de fuerza, ritmo trepidante y tramas criminales que confluyen en una cinta con el entretenimiento que el sello Corman procuraba a todas sus producciones, por pequeñas que fueran, y con la calidad de un director capaz de imprimirle pasión y garra a cualquier historia.

Notable recuperación.

 .

Nota IMDB: 6,5.

Nota FilmAffinity: 6,6.

Nota del blog: 7,5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: