Terror en el espacio

11 Dic

“Me encantan las películas de Bava; no hay prácticamente historia, solo atmósfera, con toda aquella niebla y aquellas mujeres recorriendo pasillos… Son una especie de terror gótico a la italiana. Bava parece propio del siglo pasado.”

Martin Scorsese

 

 

Terror en el espacio

 

Año: 1965.

Director: Mario Bava.

Reparto: Barry Sullivan, Norma Bengell, Ángel Aranda, Evi Marandi.

Tráiler

 

 

            Una vez que la serie B y Z fantástica y de ciencia ficción estadounidense daba muestras de agotamiento absoluto –poco después encontraría como principal espacio de renovación el terror de ínfimo presupuesto-, su nicho en las pantallas vino a ser ocupado por todo tipo de producciones europeas, en especial italianas, que poseían los mismos principios de base: el bajo coste y la rapidez de producción contrarrestado con una forma y fondo destinado a un impacto sencillo pero enormemente sugestivo para el espectador -resultante a veces de la imitación con desparpajo de las corrientes de moda del momento-, ateniéndose a unos modelos estereotipados para las situaciones y los personajes, ahora más libres para el desquiciamiento de su imaginación y puesta en escena gracias a la progresiva relajación de los sistemas de censura en el cine. Es el boom de la exploitation.

            Mario Bava, quien desde sus comienzos como director de fotografía ya se había hecho un nombre en el cine con la inauguración del terror gótico italiano con La máscara del diablo y la fundación de los cánones del giallo en La muchacha que sabía demasiado y Seis mujeres para el asesino, hará su debut en la ciencia ficción con Terror en el espacio, donde se mezcla la temática de aventura espacial con sus característicos rasgos de terror, que había aplicado incluso en campos tan poco asociados al mismo como el peplum (Hércules en el centro de la Tierra). Tradicionalmente, se considera como la inspiradora directa del clásico Alien, el octavo pasajero.

            Como sucederá con la Nostromo, la nave de Terror en el espacio recibe una misteriosa llamada desde un planeta perdido, donde naufraga. El errático comportamiento posterior de la tripulación y diversos sucesos sobrenaturales hace pensar que los habitantes del sistema poseen la capacidad de suplantar los cuerpos –al igual que los extraterrestres de La invasión de los ladrones de cuerpos, pero sin vainas-.

            Bava aplica toda su capacidad de ambientación para recrear una atmósfera irreal, enigmática y terrorífica de un planeta envuelto en inquietantes brumas y e intensos colores crepusculares, de amenazantes carmesíes, a lo que se suma un buen manejo de la tensión y la sensación de claustrofobia y desasosiego de los personajes, para los cuales se cuenta con un heterogéneo reparto conformado por el típico actor norteamericano secundario, televisivo y decadente a la cabeza (Barry Sullivan), la nota de exotismo con Norma Bengell, estrella del Cinema Novo brasileño, y un sustrato de intérpretes nacionales y españoles. Todo ello compensa en parte unas limitaciones de presupuesto que resultan en el relativo cutrerío general, con personajes como simples monigotes embutidos en trajes de cierto encanto retro subordinados a la sencilla historia de guion esquemático, no preocupado en demasía por la lógica y en el que sobreabunda la cháchara pseudocientífica inventada –justificada, eso sí, por un final cuanto menos sorprendente-.

Película de culto.

 

Nota IMDB: 6,2.

Nota FilmAffinity: 6.

Nota del blog: 6.

3 comentarios to “Terror en el espacio”

  1. ALTAICA 12 diciembre, 2011 a 02:34 #

    Película de culto… pero ¿para quien? Sí, ya sé que el concepto es ambiguo y “extraño”, tal que cajón de sastre que puede albergar múltiples consideraciones.

    Citas la serie B del género fantástico del cine americano, ese que con escasísimos medios nos dejó un puñado de obras maestras, pero la que nos ocupa más bien parece que se regodea en sí misma y en su austeridad. Deambula en el cutrerío con especial saña y devoción. Por tanto no es hija de sus limitaciones, más aún las eleva a la categoría de personaje o las preconfigura como estética heroica. Por ahí no paso.

    Me ha venida a la memoria un clásico como Planeta prohibido, también envuelta es las más atroces restricciones, pero de magistral narrativa y limpia de guiños pueriles o juegos estéticos. También abundan los tonos crepusculares y, sobre todo, un enorme ingenio y capaz de brillar con luz propia.

    Ya sabes cual es mi opinión sobre lo que los italianos hicieron con el western cuando aquel parecía llegar a su fin más allá del Atlántico, pues imagínate cual es mi opinión sobre lo que esos mismos hicieron con el género de anticipación. Yo, la verdad, hay cosas que no me entran en la cabeza y pienso, cada vez más a menudo, que el mundo está lleno de frikis y crían como ratones.

  2. plared 12 diciembre, 2011 a 04:07 #

    La verdad es que estoy con altaica. La pelicula es una puñetera mierda, pero tambien dire…que disfruto con estas mierdas, en especial cuando son malas de doler. Tipo el vengador toxico o los surfistas nazis deben morir. En fin, imagino que tendre algo de alma friki

  3. elcriticoabulico 12 diciembre, 2011 a 16:32 #

    Bueno, el concepto estético general en Italia es, a veces, cuestionable. Y la verdad es que en los sesenta-setenta se dedicaron a cometer cada tropelía cinematográfica… Esta exploitation no era más que dar mucho (no bueno) con muy poco, y claro, se acaba dando mucho de lo barato, de lo malo.
    Aún así, los códigos visuales, el regodeo en la exageración y en lo bizarro, hay veces que da propuestas bastante interesantes. No buenas, pero sí sabrosas. No siempre vamos a ver Kurosawa, hay veces que se necesita engrasar el cerebro con lípidos saturados de baja calidad. La TROMA, ya en los ochenta, era fantástica para ello, muy irónica y autoparódica. Tenía cada ocurrencia… El vengador tóxico que cita Plared me pareció una película divertidísima.
    Y sí, la justificación esa “de culto” sirve muchas veces de ínfima excusa.
    Siempre es un placer debatir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: