Archivo | 17:09

Fascinación

4 Dic

“Hitchcock destila la esencia del cine.”

Brian de Palma

 

 

Fascinación

 

Año: 1976.

Director: Brian de Palma.

Reparto: Cliff Robertson, Geneviève Bujold, John Lithgow.

Tráiler

 

 

            En el cambio de década entre los sesenta y setenta, el denominado Nuevo Hollywood traía vientos de cambio a una industria acartonada y en crisis por medio de la renovación estilística –mayor realismo en la temática, personajes, escenarios, en tabúes como la sexualidad violencia, nuevos códigos y formas narrativas- y generacional –los Coppola, Scorsese, Lucas, Altman, Malick, Spielberg,… jóvenes, de formación universitaria y académica, con nuevas ideas y gran respeto y asunción de los clásicos-. Brian de Palma será uno de sus principales representantes, ejemplificando como nadie esa mezcolanza entre lo clásico –una adoración por Hitchcock que bordea el plagio- y lo novedoso –violencia exagerada y gusto por la hemoglobina, excesos visuales-. Surgido del mundo del cortometraje underground, el primer acercamiento de de Palma a la obra del director inglés, desde un cine de suspense al que se le añade una mayor dosis de terror, se produce ya en 1972 con Hermanas, construida a partir de las referencias de Psicosis y La ventana indiscreta.

            Con Fascinación, el filme de base para el relato pasará a ser Vértigo. Los traumas sentimentales y apariciones fantasmagóricas juegan ahora con la mente y las manías de un ambicioso promotor inmobiliario al que la vida se le detuvo en 1959 con la trágica muerte de su mujer y su hija durante un oscuro secuestro. Remordimientos de pecados pasados y posibles redenciones de un hombre cuya existencia ha ido a caer entre lo real y lo alucinado, envuelta en una fotografía brumosa, onírica, irreal.

            Cuando se manifiesta una influencia de manera tan obvia es inevitable la comparación con el original, y es esta una batalla que de Palma tiene perdida. Todo suena a imitación de admirador juvenil, carente de la fuerza expresiva de la puesta en escena del orondo maestro, capaz de crear tensión de la nada aparente, de lo más cotidiano, y, en el caso de Vértigo, de hacer vívida la pesadilla diurna de una psique atormentada como la de su protagonista –también influye que cuentes con la ayuda de James Stewart, de quien Cliff Robertson está, con su economía gestual, lejos de parecerse-.

Aún reconociendo que Hitchcock tampoco hacía ascos a incluir ciertas trampas argumentales, el guion de Fascinación, escrito por el propio director en colaboración con Paul Schrader, otro de los rostros del Nuevo Hollywood, experto en personajes torturados, resulta mucho más inconsistente, mucho menos eficaz en su cometido de implicar en la trama, endeble en la intriga, alejado de sus pretensiones de transmitir el desgarro de una historia cuya falta de capacidad para hacerse creíble –en parte eso es el cine, hacer creíble lo increíble-, para impactar en el espectador, reduce en mucho su potencial atractivo.

            No, de Palma no es Hitchcock. Es un director hábil, sin duda, pero da lo mejor de sí mismo cuando se aleja de la gigante figura del rey del suspense, cuando toma caminos propios.

 

Nota IMDB: 6,8.

Nota FilmAffinity: 6,7.

Nota del blog: 4.

A %d blogueros les gusta esto: