Resacón 2, ¡ahora en Tailandia!

20 Nov

“El hombre sufre tan terriblemente en el mundo que se ha visto obligado a inventar la risa.”

Friedrich Nietzsche

 

 

Resacón 2, ¡ahora en Tailandia!

 

Año: 2011.

Director: Todd Philips.

Reparto: Zach Galifianakis, Ed Helms, Bradley Cooper, Ken Jeong, Paul Giamatti.

Tráiler

 

 

            Los tiempos de crisis son, por lo general, tiempos de poco riesgo. Tendencia mucho más pronunciada en estos días en los que Hollywood oculta una pavorosa falta de ideas e imaginación –salvo contados y poco populares casos- tras la nostalgia, vía remakes –toca contentar a los hijos de los ochenta, que vuelvan a sentirse niños de nuevo-, y la repetición de fórmulas que se traduzcan en éxitos asegurados –secuelas, trilogías, tetralogías, series infinitas- hasta desahuciar a la gallina de los huevos de oro.

            Resacón en Las Vegas no era alta comedia. Tampoco pretendía serlo. Cuanto menos, era una cinta de humor efectivo y honesto, gamberro y sin pretensiones, sin una incorrección política que sea ácida en exceso para adaptarse a un amplio rango de espectadores, pero con la decencia de no plegarse ante impostados trasfondos dramáticos, ñoñas segundas lecturas morales o enseñanzas vitales de fabulilla del todo a cien. Ni siquiera era especialmente original, puesto que copia un esquema muy de la intriga –reconstrucción deductiva de la memoria en blanco- que ya había sido adaptado a la comedia por Colega, ¿dónde está mi coche? –película que he de admitir que siempre me pareció graciosa dentro de su desinhibida estupidez-, aderezada con la figura hegemónica del humor y otros géneros en estos inicios de milenio: el del joven adulto con alma de eterno e inmaduro adolescente, un Peter Pan a caballo entre dos mundos, sin pertenecer a ninguno de ellos, desorientado mientras trata de quemar las últimas naves en lo que parece el fin de los días de vino y rosas ante la amenazante asunción definitiva de los compromisos de la vida plenamente adulta, representados en este caso por el matrimonio.

            Resacón 2, ¡ahora en Tailandia! es la obligada continuación de un éxito, que no tiene por qué tener más sentido en sí mismo que la de aportar como único elemento novedoso el “más difícil todavía” y el “aún más grande”. La segunda resaca, la de después de la siesta, no es más que una repetición con menos encanto, más agotamiento y a veces mayor malestar, de la primera. Desaparecen los matices –de partida no existían, en este caso- y se apuesta por extremar lo que aún el espectador retenía con agrado en la memoria. De ahí que aparezca Bangkok como la posiblemente única ciudad que represente más el vicio que Las Vegas, más oscura, sudorosa y sórdida que los neones y el pecado de diseño horteras de la Sin City americana. Lo demás es la copia autoconsciente, desde la estructura, las situaciones –calcadas aposta, muchas veces, como un chiste más de sano humor metaparódico- y la concesión al espectador de “lo que reclama” –la gran licencia autocomplaciente-, sin espacio para la sorpresa o la originalidad, sin una evolución de nada, cosa que, no nos engañemos, tampoco iba a suponer una opción mejor para las pretensiones existentes. Los gags todavía pueden arrancar alguna risilla gracias a unos personajes aún simpáticos, inmaduros con su punto adorable, con su máxima expresión en el niño barbudo Galifianakis, aún con gancho, sumado al escaso sentido del ridículo, de nuevo, de Mike Tyson, y unas fotos finales de postfiesta que siguen siendo aquellas que todo individuo querría poseer.

Pero para otra continuación, quizás no exista ya esa misma condescendencia.

 

Nota IMDB: 6,8.

Nota FilmAffinity: 6,1.

Nota del blog: 5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: