Gloriosos camaradas

11 Nov

“Para mí no hay regla moral en la vida: ¡Ser fiel a la palabra dada! Excepto al productor. Frente al productor mi moral se convierte en saber mentir, engañar y robar.”

Sam Peckinpah

 

 

Gloriosos camaradas

 

Año: 1965.

Director: Arnold Laven.

Reparto: Tom Tryon, Harve Presnell, Senta Berger, Andrew Duggan, Slim Pickens, James Caan, Michael Anderson Jr.

 

 

 

         Después de unos comienzos exitosos en la televisión, uno de los últimos reductos del cada vez más acorralado western en aquellos años sesenta en los que se imponían ya nuevas hechuras y gustos procedentes de la vieja Europa y, porqué no, derivados también de estos usos televisivos, desvirtuados en ambos casos en su mayoría, y con un inicio -obviando la fallida Compañías mortales– más que notable en la gran pantalla con la crepuscular, nostálgica y sentida Duelo en la Alta Sierra y la muy recomendable Mayor Dundee, en las que se encierran ya desde ese primer momento muchas de las constantes que dominarán su obra posterior, Sam Peckinpah entraría en una etapa de cierto ostracismo fruto de una fama de conflictivo que le precedía tras sus habituales enfrentamientos con su Némesis en el plató: el productor de turno.

          Gloriosos camaradas se encuadra y pone su granito de arena a ese momento en el que Peckinpah copa las listas negras de directores en Hollywood, un proyecto en el que participa en la construcción del storyboard y las líneas fundamentales de la película así como, en inicio, en la dirección, de la cual dimite en desacuerdo por las frecuentes injerencias de una producción empeñada en reforzar lo referente al triángulo amoroso en vez del conflicto de ese tercero de caballería con los indios fomentado por un general con ínfulas de estratega y megalómanas aspiraciones de gloria que recuerda bastante al Custer de Little Big Horn.

Sería sustituido en dicho cometido por Arnold Laven, director también extraído del mundo del western televisivo.

         Es Gloriosos camaradas una película del Oeste en la que confluyen varias tramas: la formación para el combate de un grupo de desarrapados de toda clase y condición, retratados no con gran detalle o innovación pero sí con cierto esmero y cariño; el conflicto entre el capitán Harrod (Tom Tryon), taciturno pero con gran sentido de la humanidad, que guarda culpabilidades ajenas en su ser, y el general anteriormente mencionado, quien lo recupera a sus órdenes casi a la fuerza y pese a su manifiesto antagonismo; y el triángulo amoroso entre Harrod, el valiente, íntegro y vivaz jefe de exploradores Sol Rogers (Harve Presnell) y una viuda “virtuosa y respetable” (Senta Berger, que repite como objeto de deseo tras Mayor Dundee).

Una particular concepción peckinpahquiana del universo femenino que se erige como uno de los rasgos apreciables de la labor de escritura del californiano junto con esa profunda y visceral camaradería masculina entre hombres en principio opuestos y el sentimiento fatalista y crepuscular pero a la vez estoico de la última misión, sentimiento palpable en los protagonistas provocado por los apetitos sangrientos y triunfales de ese inmaculado y condecorado general, verdadero villano del argumento.

Por el contrario, poco queda del habitual lirismo melancólico y elegíaco de Peckinpah pese a su peso en el guion, ni de su arrolladora virulencia en la puesta en escena.

          El filme propone una historia sencilla tratada con dedicación y oficio y con detalles humorísticos que la convierten en una cinta simpaticona y correcta pero no demasiado original ni en sus planteamientos ni en sus resoluciones, sobre todo unas tramas principales rematadas de manera bastante blanda para lo que se podría esperar de un Bloody Sam con menos ataduras, en plena forma. Una película, en definitiva, que carece de los ecos de genialidad propios de un Peckinpah de nuevo tristemente anulado por una producción conservadora y timorata.

Podría haber sido una cinta más que notable.

 

Nota IMDB: 6.

Nota FilmAffinity: 5,6.

Nota del blog: 6,5.

2 comentarios to “Gloriosos camaradas”

  1. plared 5 diciembre, 2011 a 03:48 #

    Esta no la conocia, pero por lo que comentas, no parece que pierda nada. Saludos

  2. elcriticoabulico 5 diciembre, 2011 a 14:52 #

    No es el mejor western de la Historia, pero es un entretenimiento decente para echar una tarde de entresiesta. Lo lastimoso es que daba para bastante más, pero las circunstancias son las circunstancias…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: