Payback

18 Oct

“Cuando la fortuna te sonríe al llevar a cabo algo tan violento y terrible como una venganza, es una prueba irrefutable no sólo de que Dios existe, sino de que estás cumpliendo su voluntad.”

La novia (Kill Bill)

 .

 .

Payback

 .

Año: 1999.

Director: Brian Helgeland.

Reparto: Mel Gibson, Maria Bello, Gregg Henry, Deborah Kara Unger, William Devane, James Coburn, Kris Kristofferson, Lucy Liu.

Tráiler

 .

            A quemarropa, de John Boorman,  protagonizado por uno de los tipos más duros del cine de todos los tiempos como Lee Marvin, es una de las películas emblemáticas de un cine de acción que por aquel entonces entraba en su madurez de la mano de películas como Bullitt y demás thrillers de acción de mediados de los sesenta y principios de los setenta, y, sobre todo, el cine de gángsteres con Bonnie & Clyde como paradigma, años en los que todo Hollywood viraba hacia un realismo más impactante, muchas veces conseguido por medio de una violencia espectacularizada, sangrienta y dura.

Parece lógico que en una época especialmente violenta en la gran pantalla como son los noventa se echara la vista atrás hacia los clásicos y modelos fundacionales del género para un debido homenaje-actualización.

            Brian Helgeland, principalmente guionista, terreno en el que ya había experimentado con el género con Asesinos y Conspiración, inspiraba su historia en esta A quemarropa junto con algún toque de La gran estafa para elaborar un filme seco y contundente, donde el robo que da lugar a la acción, consistente en el simple choque frontal un coche con otro, se yergue como toda una declaración de intenciones.

El argumento: Porter (Mel Gibson), vuelve de entre los muertos para recuperar los 70.000 dólares que le arrebataron, imperdonable traición mediante, su mujer y su socio. Caiga quien caiga, le pese a quien le pese. Ni un centavo más, ni un centavo menos.

            Una rudeza de fondo que no deja de ser un tanto autoparódica, en la que Helgeland –cuya idea inicial variaría sustancialmente tras su despido como director, con una trama algo más convencional y la introducción de nuevos personajes como el de Kris Kristofferson- opta por exagerar la sordidez que suele presidir el género negro y de intriga, con un protagonista testarudo, que es de todo menos un héroe o un modelo de conducta positivo, que bucea en su venganza visceral entre mafiosos de actitudes pragmáticas y empresariales, polis corruptos, gángsteres de poca monta, prostitutas y matones sádicos y viciosos.

            No es Shakespeare, desde luego, pero es una cinta dinámica, que maneja bien, de manera directa, efectiva y atractiva su escueta base argumental, con una buena labor de dirección y pulso firme y con un notable hallazgo con esa fotografía azulada, gélida, mortecina, de pronunciadas sombras crepusculares, que es la representación del alma vacía de Porter.

Gran entretenimiento de violencia misantrópica y amoral.

 

Nota IMDB: 7.

Nota FilmAffinity: 6,1.

Nota del blog: 7,5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: