Doomsday Prophecy

6 Oct

“La última voz audible antes de la explosión del mundo será la de un experto que diga: es técnicamente imposible.”

Peter Ustinov

 

 

Doomsday Prophecy

 

Año: 2011.

Director: Jason Bourque.

Reparto: A.J. Buckley, Jewel Staite, Alan Dale, Bruce Ramsay, Rick Ravanello, Gordon Tootoosis.

Tráiler

 

 

            ¿Y si las cabezas de los moais fueran un dispositivo diseñado para evitar la destrucción del Universo?

Estas y otras fascinantes preguntas se dan cita en lo nuevo de nuestro viejo amigo, el alegre, desenfadado, desinhibido, divertido, desgrasante y cutre canal SyFy, una sintonía con predilección casi obsesiva por tres temáticas: los monstruos (Sharktopus, Ferocious planet), las fantasías catastrófico-apocalípticas (Futuro perdido) y, como favorita absoluta, las fantasías catastrófico-apocalípticas con monstruos (Behemoth).

            En esta Doomsday Prophecy hemos de conformarnos con el Apocalipsis a palo seco, obviamente abordado, como el epígrafe tiene a bien señalar, desde la perspectiva de las profecías históricas de pueblos con una indudable conexión mística y astral como los mayas, los maoríes o las culturas paleolíticas norteamericanas, todas ellas vaticinadoras de una catástrofe zodiacal y universal llamada a acabar con el planeta.

A no ser que un joven editor literario y una pizpireta profesora de arqueología logren salvarnos descifrando el futuro y la clave para la supervivencia de la Tierra que les permite ver una misteriosa vara milenaria heredada de un escritor de bestsellers.

            Siempre hay que agradecer la poca ceremoniosidad de estas producciones. Doomsday Prophecy va directamente al grano y enseguida pone la cámara a temblar y el Paint a echar humo para recrear el Armagedón desde la primera escena, con una escueta presentación de personajes, facilitada por su carácter tópico y plano –antihéroes perdedores que dan lo mejor de sí en la adversidad, científicos escépticos forzados a un acto de fe, indios esotéricos, militares desnortados con irracionales ambiciones de poder,…-; es decir, por un guion que recorre a vuelapluma los lugares comunes necesarios para levantar con poco esfuerzo –tanto que ni los actores se creer sus diálogos, bien por falta de talento, bien por falta de ganas- una historia de catástrofes a escala global a rebufo de blockbusters mastodónticos como El día de mañana y, sobre todo, 2012, con mucho menos presupuesto y algo menos de talento, como buena película destinada a ganarse con el título la somnolienta atención del poco exigente espectador de domingo sobremesa.

            Doomsday Prophecy mantiene el nivel del canal en materia de horror visual e incongruencia argumentalStephen Hawking se revolvería en su silla si contemplara 20 segundos de película-, pero supera el más voluble, el de entretenimiento intrascendente, que no es poco. O sí.

Al fin y al cabo Michael Bay no ofrece resultados muy diferentes con mil millones más de presupuesto. 

 

Nota IMDB: 3,6.

Nota FilmAffinity: 3,6.

Nota del blog: 4.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: