El buscavidas

4 Oct

“Gordo, jugaste como un maestro.”

Eddie Phelson (El buscavidas)

 

 

El buscavidas

 

Año: 1960.

Director: Robert Rossen.

Reparto: Paul Newman, Piper Laurie, George C. Scott, Jackie Gleason.

Tráiler

 

 

            El buscavidas es el retorno de Robert Rossen a los Estados Unidos, ya libre de la amenaza del Comité de Actividades Antiamericanas, quien quiso ver en su militancia de izquierdas y en obras que denunciaban la hipocresía y mediocridad de la clase dirigente como El político un acto subversivo contra el establishment y la cultura del país.

Siempre con ese tono de agrio pesimismo, El buscavidas es el canto elegíaco de Eddie Felson (Paul Newman), un perdedor crónico que malvive del único talento que le ha sido otorgado, el juego en el billar americano.

            Phelson es un hombre de sueños terrenales. No de un dinero fácil ganado por su talento, sino de derrotar a la leyenda, reivindicarse, demostrar ante sí mismo y ante mundo que es un ser elegido venciendo al Gordo de Minnesota (Jackie Gleason), el campeón absoluto, el orondo mago del tapete, distinguido, mesurado, un artista sin exhibiciones gratuitas frente al joven arrogante que busca el éxito con la voracidad del que nunca lo ha tenido, ni lo tendrá.

Sin embargo, su inconsciente inclinación hacerse arder a sí mismo, a derrochar las oportunidades de materializar su triunfo para permanecer en la senda del atormentado perdedor autocompasivo, harán caer a Felson a la lona, víctima de sus propios demonios, Sísifo voluntario.

            Un tour de force para resurgir de sus cenizas en el que encontrará, fruto de la casualidad, a una compañera de viaje en la oscuridad con un espíritu tan herido y herrumbroso como él, la sensible y torturada Sarah Packard (Piper Laurie), una persona rota física y anímicamente, con la fragilidad que solo pueden tener los seres llamados a ser salvadores. Dos individuos inválidos que se apoyan el uno en el otro para avanzar por el camino hacia la redención mutua, a través del amor y la prosperidad sentimental para ella, con una nueva oportunidad de llegar a la cima en algo, a mirar desde lo más alto por una vez en la vida.

Un camino egoísta que aprovechará Bert Gordon (George C. Scott), un hombre de negocios, profano en la liturgia del billar, titiritero sin sentimientos de sonrisa mefistofélica y lengua de serpiente. Un rey entre las ruinas que se lucra y alimenta del alma ajena, de sus ilusiones, sus sentimientos y su orgullo. De su vida.

El mal que disimuladamente, con sibilinas tretas, va aplastando, destruyendo el bien que puede salvarle.

            Así, Felson se encuentra entre Sarah y Bert, las dos corrientes en lid por su alma, la mencionada salvación que le ofrece una, compartida, aceptándose tal y como es sin autoengaños, con la oferta de una victoria más sutil, quizás imperceptible a ojos de los demás, al contrario de la tentación que usa Bert, la gloria palpable, tangible, vanidosa. Vacua.

Una lucha que ya poco tiene que ver con el billar pero que se resolverá en las troneras, una progresiva tensión, que hace más desolador el renacer triunfal que la miseria pretérita, que convierte al duelo final entre Felson y el Gordo en un último acto de épico orgullo, de amor, de odio, de rabia desesperada por cambiar postreramente un infausto destino, escrito de antemano.

            Con formas sobrias, contenidas, de apagado blanco y negro, de puesta en escena precisa y directa, donde lo fastuoso y amargamente lírico recae en la construcción de los personajes y no de los escenarios y diálogos afilados con palabras que hieren siempre a aquel a quien más se quiere, a quien menos se lo merece, Rossen indaga, con la cámara a modo de bisturí, en unos individuos perdidos en ellos mismos y en un mundo inhumano, en el que solo cuentan con el otro para sobrevivir. Newman hace un espléndido ejercicio de carácter para un inconformista derrotado que desarrollaría con igual maestría en futuros papeles, manteniendo una química perfecta con una Laurie tierna y trágica mientras George C. Scott se dedica a robar todos los planos que puede clavando el papel de odioso villano sin causa.

Demoledora obra maestra.

 

Nota IMDB: 8,2.

Nota FilmAffinity: 8,2.

Nota del blog: 10.

Anuncios

10 comentarios to “El buscavidas”

  1. Samuel Regueira 7 octubre, 2011 a 16:49 #

    ¡Menuda crítica, me ha despertado el apetito! De este fin de semana no pasa que la vea y te la comente, palabra

    • elcriticoabulico 7 octubre, 2011 a 16:54 #

      Je, je. Eso, ¡que llevas con el recopilatorio de Paul Newman todo el verano!
      Ahora sea que la ves y no te gusta un pelo, pero bueno…. Espero que sí, es una película que creo que bien merece la pena.

  2. ALTAICA 12 diciembre, 2011 a 03:07 #

    Crítica de relumbrón. La has bordado. Magistral crónica llena de talento y devoción a partes iguales. ¿Sobre qué?, sobre una película sobrenatural, amarga, maravillosa, triste y desgarrada, siempre sobre perdedores. Probablemente una de mis diez películas de todos los tiempos. No me atreví a escribir sobre ella y menos ahora después de leerte. Un abrazo.

    • elcriticoabulico 12 diciembre, 2011 a 16:15 #

      ¡Muchas gracias! La verdad es que es fácil inspirarse con una película de la categoría de El buscavidas. Desgarradora y brutal. Puede que también estuviera en un posible top ten mío.

  3. Dessjuest 11 septiembre, 2012 a 00:50 #

    Pues sí, tras ver la peli la verdad es que hay que quitarse el sombrero con la crítica, en ella sale la peli, toda la peli, incluso lo que no se ve o lo que a gente como yo le cuesta ver.

    A mí me ha gustado, daba la sensación de ver una peli más de los 70 que de los 60, a pesar de ser en blanco y negro, una peli en la que hasta los silencios dicen mucho, como en la escena en la que el prota rompe con su compañero de viaje, escenón donde cada uno por fin descubre al otro su verdadera cara.

    Una serie de fracasados cierto, pero yo creo que el prota, a pesar de ser claro ejemplo, precisamente lo es también de ambición, él va a por el gordo de Minesota, no a por panolis a quien estafar en bares de carretera, otra cosa es que el perdedor lo es por eso, por acabar perdiendo.

    Gran peli sin duda, la había visto, pero de aquella manera y hace muchos años, saludos.

    • elcriticoabulico 11 septiembre, 2012 a 11:40 #

      El buscavidas es apabullante, ante ella es cuando hay que quitarse el sombrero, esto no es más que escribir cuatro cosas bajo su inspiración… Me alegra que te gustase.

  4. adrián esbilla 12 septiembre, 2012 a 16:19 #

    No puedo dejar de recomendar la soberbia novela de Tevis en la cual se basa. Más seca y menos retórica que el film de Rossen. Y para dar la nota diré que prefiero El color del dinero a esta… siendo ambas mejor que buenas.

    (Una pequeña corrección: es Felson, en lugar de Phelson)

    • elcriticoabulico 12 septiembre, 2012 a 21:43 #

      La novela la tengo localizada desde hace algún tiempo, pero entre una cosa y otra aún no me he puesto a leerla. No tardará.
      En cuanto a lo otro, aquí me pongo clásico. Me quedo con la de Rossen aun reconociendo el mérito de Scorsese para apropiarse del personaje y de la historia y, en vez de postrarse y hacer un homenaje amanerado, plantarse y llevarlo a su terreno y sensibilidad. Y eso que vi primero (lo que suele dejar mayor impacto) la de El color del dinero.
      Por cierto, gracias por el apunte, ya está Felson como Dios manda.

      • adrián esbilla 12 septiembre, 2012 a 22:52 #

        Yo la encontré saldado por algo más de 5 euros en El Corte Inglés, merece la pena más que mucho. Me ha parecido una novela soberbia, escrita con estilo y cojones.

      • elcriticoabulico 13 septiembre, 2012 a 00:08 #

        Estilo y cojones, una combinación ganadora sin duda. Procuraré que suba unos cuantos puestos en la lista de ‘pendientes’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: