Dos mujeres

25 Ago

 “Es un hecho que a un niño que ha vivido la guerra no se le puede comparar con otro que solo la conoce por televisión.”

Sophia Loren

Dos mujeres

Año: 1960.

Director: Vittorio De Sica.

Reparto: Sophia Loren, Eleonora Brown, Jean-Paul Belmondo.

Tráiler

 .

            El Neorrealismo, fuertemente ligado a un contexto de posguerra, pierde su razón de ser con la progresiva mejora económica de la Italia derruida, a lo que se une su poca prosperidad en las taquillas nacionales y el impulso por parte del recién creado gobierno de la Democracia Cristiana de películas que muestren una nación pujante, no asociada con la miseria económica y moral que reflejaba dicho movimiento.

De esta manera, muchos de los grandes directores neorrealistas, como Vittorio De Sica, ven cómo sus carreras entran en decadencia, más apreciados en el extranjero que en su propio país, o proceden a reinventarse en clave más amable y comercial.

            En Dos mujeres, De Sica, uno de sus autores esenciales, con obras como El limpiabotas, Ladrón de bicicletas y Umberto D., aún se negaba a rechazar la esencia del Neorrealismo. Tomando una obra de Alberto Moravia, De Sica recorre la Italia inmersa en la Segunda Guerra Mundial y la ocupación alemana a través de los ojos de Cesira (Sophia Loren), una mujer a la que el único significado del conflicto consiste en la necesidad de proteger a su hija adolescente por todos los medios.

Refugiadas en el Sur, en el pueblo natal de Cesira, De Sica ofrece un posible retrato de todo el país, cuyos habitantes tratan de alejar la guerra de sus mentes –y, así, de la realidad- comiendo y cantando, entregados al más puro existencialismo despreocupado, a excepción del comprometido Michelino (Jean-Paul Belmondo), el único que muestra tener conciencia de la situación desde su profundo idealismo, contrapuesto de plano al terrenal pragmatismo y naturalidad de una Cesira a la que ama perdidamente.

           De Sica mantiene en la realización elementos neorrealistas como la sobriedad formal, con la fotografía en blanco y negro y la falta de ornamentos que no se ciñan a la exposición realista del relato, lo que no contradice la enorme belleza de la puesta en escena del filme. Tampoco renuncia a reflejar cierto posicionamiento político, comprometido como Michelino –no parece casual que el secretario fascista en fuga apunte con su arma directamente a cámara, hacia el espectador-, pero bastante más desencantado, donde uno y otro bando no aportan en realidad más que destrucción, donde lo sagrado no existe y Dios o ha desaparecido, o ha muerto –tampoco es casual que el episodio más trágico se desarrolle en el interior de una iglesia-, con unos ciudadanos en el desamparo más absoluto y en el que los más débiles tienen todas las de perder, cosa que bien sabe Cesira –qué exhibición física e interpretativa de la Loren-, que lucha en su guerra particular por mantener a toda costa su fortaleza y, con ella, la seguridad de su hija.

           Pese a que el final se conduce en parte hacia el melodrama, uno de las mayores flaquezas del Neorrealismo, De Sica vuelve a demostrar, quizás el que mejor sabía hacerlo del movimiento, mucho más contenido que otros de sus representantes, siempre magistral en el dominio de la emotividad, que el verdadero drama, el más profundo y terrible, es inevitablemente sentimental y no físico, lo que se puede apreciar tanto en este final como en el de Ladrón de bicicletas o en el de Umberto D., donde el precipitante es siempre la pérdida –el fracaso desalentador- o la reafirmación –la pervivencia de la esperanza- de los lazos de amor entre el protagonista y su único vínculo positivo con el mundo: el hijo en la primera, el perro en la segunda, aquí la hija.

Otra grande de De Sica, de un movimiento que cambiaría el cine mundial.

Por su papel, la Loren recibiría el primer Oscar a mejor actriz principal concedido a una interpretación en lengua no inglesa. 

Nota IMDB: 7,8.

Nota FilmAffinity: 7,7. 

Nota del blog: 8,5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: