Tygra, hielo y fuego

14 Ago

“Para bien o para mal, lo que sí que puedo decir acerca de mi arte, si se me permite citar a Sinatra, es que lo hice a mi manera.”

Frank Frazetta

 

 

Tygra, hielo y fuego

 

Año: 1983.

Director: Ralph Bakshi.

Reparto (V.O.): Randy Norton, Cynthia Leake, Steve Sandor, Sean Hannon.

Tráiler

 

 

            Tygra, hielo y fuego es la primera y única incursión en el mundo del celuloide de Frank Frazetta, el más importante ilustrador de la fantasía épica y la espada y brujería; un género entonces en pleno auge debido al éxito de Conan el bárbaro, cuya imagen arquetípica era precisamente fruto del lápiz de Frazetta.

            Para llevar a cabo su proyecto cinematográfico, Frazetta se uniría a un director con experiencia en el terreno como el israelí Ralph Bakshi, responsable de la incompleta y muy criticada adaptación de El señor de los anillos, de la cual heredará como técnica de animación el uso del rotoscopio, lo que se traducirá en unos personajes bastante esquemáticos en comparación con el barroquismo en su definición del que Franzetta hacía gala en el papel, junto con unos escenarios oscuros, poco detallados, obra de otro destacado ilustrador como James Gurney, autor de Dinotopía, que ayudan a crear esa imagen de épica fantástica más turbia, de una tosquedad más agresiva que otras similares rodadas con personajes reales, más próxima a unos cómics donde este tipo de historias se desarrollaban con mayor naturalidad que en pantalla.

            Por otro lado, Tygra, hielo y fuego presenta muchos de los elementos paradigmáticos de la espada y brujería, con esa lucha maniquea entre Bien (el fuego, los hombre rubios y apolíneos) y Mal (el hielo, hechiceros y protohombres morenos y salvajes), enmascarados misteriosos, brujería, el entorno fantástico de un pasado remoto lleno de monstruos y amenazas a derrotar, monstruos, ese jugueteo con el erotismo de unas mujeres voluptuosas de escasísimo vestuario,… explotados a través de un guion flojito, casi puro accesorio de las imágenes, en el que si acaso se agradece que, aunque no siempre estén bien enlazadas entre sí, no dejan de suceder cosas, lo que permite que al menos la película, no demasiado lucida por lo demás, se deje ver en su conjunto.

            Como resultado, el filme supuso un gran fracaso para su afamado autor, que no contaría con el beneplácito ni de la crítica, ni del público, si bien más adelante pasará a ser obra de culto para sus seguidores.

 

Nota IMDB: 6,5.

Nota FilmAffinity: 6,4.

Nota del blog: 5,5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: