Synecdoche, New York

5 Ago

“La vida es una obra teatral que no importa cuánto haya durado, sino cuánto bien haya sido representada.”

Séneca

Synecdoche, New York

 .

Año: 2008.

Director: Charlie Kaufman.

Reparto: Philip Seymour Hoffman, Samantha Morton, Catherine Keener, Michelle Williams, Tom Noonan.

Tráiler

 .

           Charlie Kaufman nunca deja indiferente. O le adoras o le desprecias.

Por primera vez, Kaufman se atrevía a dirigir su propio guion, después de haberse emparejado artísticamente con directores cuyo imaginario visual ofrecía buen maridaje con todo el original surrealismo de la mente creativa de este interesantísimo guionista, como Spike Jonze (Cómo ser John Malkovich, Adaptation) o Michel Gondry (Human Nature, ¡Olvídate de mí!). Como los anteriores, volaba ahora en solitario con este Synecdoche, New York, en lo que el neoyorkino pretendía que fuera una reproducción de la propia vida. Nada más y nada menos.

            De nuevo, Kaufman procede a somatizar sus propias neurosis a través de uno de sus sempiternos creadores sensibles en crisis existencial –patente era, sobre todo, en una obra de gran carga autobiográfica como Adaptation, al mismo tiempo de sus libretos menos interesantes a mi parecer, si bien de los más alabados-, en este caso un dramaturgo de relativo éxito asediado por la decadencia física, con sus dosis de hipocondría y obsesión por la muerte correspondientes, el pesimismo moral y el suicidio de su autoestima, abandonado por su familia y abrumado por el absurdo de la existencia. Desesperanza vital que lo lleva a sustituir la vida por el teatro y el teatro por la vida, donde cada persona es protagonista de su propia vida y, a la vez, extra de la de los demás.

            No es esta una idea nueva. Ya Federico Fellini planteaba algo bastante similar en su Fellini, ocho y medio sobre la particular crisis existencial y creativa del propio autor, y, en un particular homenaje -que también había bosquejado anteriormente en Recuerdos-, el genial Woody Allen en una muy buena película como es Desmontando a Harry.

En cambio, donde en Allen predominaba la inteligencia y el humor desternillante, siempre con su habitual trasfondo reflexivo y lúcido, se torna aquí en pretenciosidad y aburrimiento, según muchas opiniones imagen del proceso que atraviesa el protagonista de la cinta. Más discutible si ello es un recurso deliberado o no.

            A mi juicio, la compleja y apabullante capacidad imaginativa de Kaufman queda desatada sin el moderado (pero necesario) control que podían conferirle directores duchos en su oficio como Jonze o Gondry, quienes más tarde han cosechado resultados bastante destacables en películas desarrolladas en solitario, aunque ciertamente influidas por sus anteriores colaboraciones con Kaufman, como el festejo de la infancia de la simpática Donde viven los monstruos o la enorme La ciencia del sueño respectivamente.

Da la impresión de que Kaufman no sabe demasiado bien qué hacer con su propio guion hasta entrada la segunda mitad del filme, enlazando escenas a matacaballo mediante elipsis abruptas, recurso que suele conferir agilidad al guion pero que, contradictoriamente, dan lugar a una cinta que se hace eterna -en el mal sentido de la palabra-, incapaz de sacrificar todo su contenido en aras de respeto al espectador –no digo que sea lo adecuado u obligado, pero hay autores que logran conjugar ambas opciones sin renunciar casi a sus planteamientos de base-, con una trascendencia que suena muchas veces a forzada y sin siquiera demasiado poder de sugerencia en las imágenes que propone, lo que le resta, en definitiva, capacidad para transmitir su discurso, con el más destacable par ideas situado en el último cuarto de hora. Bueno, quizás esto sí sea como en la vida misma.

Muy buen reparto, eso sí.

Fallida.

 .

Nota IMDB: 7,3.

Nota FilmAffinity: 6,8.

Nota del blog: 4.

3 comentarios to “Synecdoche, New York”

  1. Samuel Regueira 5 agosto, 2011 a 16:18 #

    Esta película no se ve, se asimila. Hay que tener un humor y una predisposición ante ella, hay que querer y admirar a Kaufman, y sobre todo te tiene que gustar Adaptation. Sin estas condiciones, es difícil que salieras satisfecho.

    No negaré que le sobran minutos de metraje, pero no creo que el guión adolezca de mediocridades, no lo veo ampuloso ni pretencioso. Kaufman es un tipo tremendamente imaginativo, si encuentra ochenta maneras de contar las cosas tiene que usarlas todas. Eso a posteriori es lo que más ha influido en los otros dos directores, sobre todo en Gondry (con todo respeto, ‘La ciencia del sueño’ es un “quiero y no puedo” brutal de parecerse a Kaufman, y ‘Rebobine por favor’ da vergüenza no, lo siguiente).

    Soy un gran admirador del bueno de Charlie, no creo que haga algo mejor en su carrera que Adaptation, y esto desde luego no lo es. Pero ni es una película fallida ni mucho menos ineficaz a la hora de transmitir el discurso.

    Y sí, los actores son geniales. Ahí estamos de acuerdo. Philip Seymour Hoffman hace grande cualquier película en la que participa.

    • elcriticoabulico 5 agosto, 2011 a 17:32 #

      Je, je, je. Había que sacarte de la topera. Siento que haya sido fusilando una recomendación tuya, de verdad, soy un tío abierto a sugerencias pero, oye, inevitablemente alguna tenía que salir mal.
      Me gusta mucho Kaufman en general y vale que sea necesaria la predisposición pero es que abusa de tu confianza, te mete mano indisimuladamente y luego suelta con cierto desprecio una frase que pretende sonar bonita pero que ya no tienes ganas de oir ante su desvergüenza.
      Hombre, reproducir en la pantalla la vida tal y como la captamos mentalmente no deja de ser una idea de por sí pretenciosa, independientemente de los resultados. No creo que no haya nadie en el mundo del cine capaz de igualarle en complejidad e imaginación pero, chico, si tienes ochenta maneras de contar las cosas no creo que tengas ni que usar todas, ni darte golpes en el pecho y decirlo de la más difícil para hacerte el listo. Repito, algo parecido hizo Woody Allen en Desmontando a Harry y te partías de risa. Y aún así, te quedabas con la idea que quería contar, no te aburrías y acababas firmemente convencido que una hora y media de Allen disecciona más y mejor la vida que tres años de psiquiatra.
      La sensación con esta película es otra. Es la de que se pasa de que se pasa de rosca para alimentar su ego, que busca ser enrevesado por serlo, de que el bueno de Kaufman se ha masturbado dos horas sobre tí de mala manera -que imagen más fea, debería pulir las metáforas- y ni siquiera te ha dado un beso en la frente después. Mal asunto.
      Pero en fin, hay que reconocer que Kaufman siempre es fiel y sincero consigo mismo y con su estilo, tampoco es que engañe a nadie.

      Off topic:

      1. La ciencia del sueño es un monumento de imaginación y romanticismo sin ser cursi, sí es cierto que equiparable al mundo de Kaufman pero no olvidemos que Gondry ya era rarito y hacía cosas en consecuencia antes de cruzar sus pasos con Charlie.
      2. Hoffman es muy bueno. Suele gustarme. Pero carga un enorme mojón sobre sus espaldas como Happiness, una de las películas que más he tenido la desgracia de padecer en toda mi vida. Por si querías verla, que suele tener buenas recomendaciones.
      3. Oye, a lo mejor se te ha abierto una puerta vistos mis gustos y Las vidas posibles de Mr. Nobody te parece la hostia en patinete, prueba a ver y me cuentas, que tenía ganas de ver qué te parecía, que sueles estar más predispuesto y receptivo que un servidor en estos temas. La verdad es que luego hay más gente que la pone bien a que la pone mal, igual el problema es mío, que ando obtuso.

      ¡Gracias por pasarte, hombre! ¡Aunque fuera para un disgusto!

      • Samuel Regueira 6 agosto, 2011 a 23:34 #

        Disgusto nunca oiga… siempre es un placer discutir con usted incluso o sobre todo cuando no estamos de acuerdo…

        Me pipearé la cosa esa en cuanto me sea posible y le comento. Abrazos 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: