Furia

4 Ago

“Cuando el error se hace colectivo adquiere la fuerza de una verdad.”

Gustave Le Bon

Furia

 .

Año: 1936.

Director: Fritz Lang.

Reparto: Spencer Tracy, Sylvia Sidney, Walter Abel, Bruce Cabot.

Tráiler

 .

           El imparable avance nacionalsocialista a partir de 1933 vació los fructíferos estudios cinematográficos alemanes de sus principales artistas, muchos de los cuales emigraron a Hollywood –Ernst Lubistch, Billy Wilder, Otto Preminger, F.W. Murnau,…- para influir decisivamente en la evolución de muchos de sus géneros, especialmente del cine negro, al mismo tiempo de raíces temáticas puramente estadounidenses.

Fritz Lang fue el máximo exponente de esta generación que lavó la cara del Hollywood de los treinta. De origen judío, casado con Thea von Harbou, militante nazi y con la que había colaborado en la creación de Metrópolis, se había fugado de Europa tras rechazar la oferta del ministro de la propaganda Joseph Goebbels para dirigir la industria cinematográfica alemana, avalado por su solidísma trayectoria en la UFA, reconocida hasta el punto de que buena parte de la crítica consideraría decadente su filmografía americana posterior, en modo alguno desdeñable.

           Tras una breve estadía en Francia, Lang se traslada a Hollywood, donde su primera película será Furia. La película recoge un tema que no era nuevo en el director vienés: la opresión y persecución por la sociedad, representada casi como un ente único, del individuo. Podría verse incluso como una vuelta de tuerca de lo que ya había propuesto en la genial M, el vampiro de Dusseldorf, su primera película sonora, donde un asesino de niños era perseguido y juzgado por la muchedumbre.

           En esta ocasión, Furia propone a un inocente, el mecánico Joe Wilson (Spencer Tracy), que, por diversas circunstancias, es confundido con un secuestrador en fuga y linchado por una masa que más que enloquecida, parece festiva con el ajusticiamiento. Una víctima que no tendrá ni voz ni voto tanto para los que le defienden como para los que le acusan.

           Lang indaga de nuevo en el comportamiento humano como parte de la colectividad; muy apropiadamente, en un momento en el que los fascismos eran vitoreados en las plazas públicas. Una masa irracional guiada por líderes demagogos que se sirven de los instintos primarios, como el miedo y el odio al de fuera o al diferente, la presunta justicia social del ojo por ojo, o, directamente, el gregarismo tribal barbárico y el aburrimiento, a lo que se añade el peso de una clase política mezquina, oportunista y corta de miras y unos mass media incipientes pero ya con un marcado gusto por la espectacularización y banalización de los acontecimientos. Por otro lado, como presenta Lang posteriormente, muchos de estos rasgos irracionales de la actuación de la sociedad como grupo, como la sed de venganza implacable, el rencor cruel y la falta de capacidad de perdón y valores humanos, pueden trasladarse también al individuo común como víctima de esa sociedad corrompida moral e institucionalmente.

Planteamientos estos que siembran la semilla de la cercana variante criminal del cine negro.

           Experto en estas lides, Lang juega sus bazas con un montaje muy hábil que le confiere una enorme agilidad al filme, aunque, por otro lado, no evita caer, dentro de la sátira, con mayor peso de detalles de humor en la primera mitad, en alguna metáfora fácil y algún argumento demasiado dirigido, mientras que también aparecen recursos, como alguna elipsis, que resultan entrañablemente anticuados, no obstante sin hacer perder la contundencia en la crítica por un director que bien sabía a qué se refería, por experiencia propia, con aquello del poder de las masas.

Nota IMDB: 7.

Nota FilmAffinity: 8,2.

Nota del blog: 9.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: